fbpx

Dura acusación de Gils Carbó a la Corte

gils-carboLa procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, jefa de todos los fiscales, hizo ayer una acusación a la Corte Suprema que no tiene precedente. «Cuando se trata de plata, no es la primera vez que la Corte no respeta la Constitución», dijo.

Se quejaba por la nota que anteayer le había hecho llegar el máximo tribunal en relación con el pago del impuesto a las ganancias.

«Sorprendente», según la procuradora. «Es preocupante si un tribunal desconoce las leyes por razones que le son particulares», afirmó Gils Carbó, en una entrevista radial.

El viernes pasado, la Procuración le había enviado al máximo tribunal una nota para «trabajar de forma conjunta en la implementación del pago del impuesto a las ganancias» de jueces y fiscales, que hoy no lo pagan. Sostuvo entonces que la suerte de los funcionarios de la Procuración estaba atada a lo que resolviera la Corte.

Anteayer, el alto tribunal le hizo llegar una respuesta terminante. Le advirtió que nada tenía que ver la Corte con la situación de los fiscales; que ellos no están alcanzados por la acordada que exceptúa del pago de Ganancias a los jueces y que, de hecho, Gils Carbó debería estar reteniéndoles ese impuesto a quienes dependen de ella. «Desde el año 1994 no sólo no existe ningún impedimento para que el Ministerio Público actúe como agente de retención del impuesto a las ganancias, sino que es su obligación hacerlo», le recordó la Corte.

Ayer, Gils Carbó, que se manifestó públicamente en favor del pago, volvió a sostener su postura. Insistió en que una ley estableció que debía estar equiparada la situación de jueces, fiscales y defensores en materia de remuneraciones, y que, por eso, ella no iba a retener el impuesto si no lo hacía la Corte. «Si no defendemos esa equivalencia, va a parecer que hay magistrados de una categoría y de otra», afirmó.

«Dicen que paguemos nosotros mientras ellos no pagan. Es una respuesta sorprendente», dijo. No obstante, consideró que hay una «presión legítima» en los tribunales que se está haciendo «desde abajo» para evitar el pago del impuesto, porque a muchos empleados y funcionarios les puede hacer perder -afirmó la procuradora- hasta un tercio de su salario.

Pero, además, volvió a criticar el funcionamiento de la Justicia y a la Corte en particular. «Todo ese funcionamiento corporativo se maneja desde afuera, desde quienes tienen los hilos de la manipulación para poder servirse de la Justicia para legitimar prácticas abusivas, grandes inequidades. Cuando uno toca algo que interesa a corporaciones, se resisten con todas sus fuerzas.»

Además, dijo que «a la ciudadanía le resulta claro que la Justicia se parece a los curas preconciliares, dando misa en latín y de espaldas al pueblo». Relató que esta frase no era de su autoría, sino que pertenecía a la defensora general de la Nación, Stella Maris Martínez. Ambas son parte de Justicia Legítima, una agrupación que objeta que se acuse al Gobierno de presionar a los jueces, reclama una Justicia más plural y cuestiona el «corporativismo» de los tribunales.

Stella Maris Martínez tiene un perfil mucho más bajo que Gils Carbó y mantenía una relación muy cordial con la Corte. En las últimas semanas ese vínculo se tensó. El gesto más claro fue la ausencia de la defensora en el acto por los 150 años del máximo tribunal, que encabezó su presidente, Ricardo Lorenzetti.

Ayer, Gils Carbó contó que los integrantes de Justicia Legítima estaban «sumamente impactados» por la cantidad de gente que adhirió a su movimiento. «Ahora pensamos nuclearnos en una asociación civil para tener un núcleo organizativo estable», dijo.

Además, en la misma entrevista con Radio Del Plata, apuntó a otro asunto sensible para la Corte: el manejo de los fondos del Poder Judicial. En sintonía con el proyecto kirchnerista de reforma del Consejo de la Magistratura, dijo: «El artículo 114 [de la Constitución] dice que los fondos debe manejarlos el Consejo. Más allá de que yo creo que hay que reformarlo, porque está cooptado por las corporaciones, el Consejo está representado por diferentes estamentos y es mucho más garantía para los ciudadanos en el manejo de los fondos».

La Corte, por el momento, no le respondió.

DOS PODERES EN PUGNA

La relación entre la Procuradora y la Corte es cada vez más tensa

25 de febrero / Durísima definición
La procuradora Gils Carbó afirmó, en una entrevista con LA NACION, que la Justicia actual es «ilegítima, corporativa, oscurantista y de lobbies aceitados». No dejó fuera de esta definición a la Corte

26 de febrero / Desaire a Lorenzetti
Gils Carbó rompió con el protocolo y faltó al acto de apertura del año en la Corte, donde se conmemoró además el 150° aniversario del tribunal. Tampoco asistieron los invitados kirchneristas

27 de febrero / Justicia legítima
Gils Carbó encabezó el primer encuentro de Justicia Legítima en la Biblioteca Nacional, con críticas al mensaje unificador de Lorenzetti

1° de marzo / Anuncio presidencial
Cristina Kirchner anunció que enviaría al Congreso una serie de proyectos de ley para «democratizar la Justicia» y cuestionó a la Corte porque los jueces no pagan impuesto a las ganancias. Varios referentes de Justicia Legítima celebraron los anuncios, que generaron críticas de la Asociación de Magistrados

8 de marzo/ Nota a la Corte
La Procuración envió una nota a la Corte diciéndole que si estaba discutiendo el tema del impuesto a las ganancias, la incluyeran en el debate. Alegó que lo que se resolviera, se aplicaría también a los fiscales. La Corte le respondió que no era así y dijo que, según la ley, Gils Carbó ya debería aplicar el impuesto

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: