Amparo contra la tala en la 9 de Julio

Tala en 9 de JulioEl juez, en su fallo, ordenó la suspensión «de toda actividad» que implique «la poda, trasplante, remoción o destrucción del arbolado público existente en la avenida 9 de julio afectada al Metrobus». Al hacer lugar a la presentación realizada por el ex legislador Facundo di Filippo, el magistrado Schleiber también dio un plazo de 48 horas al gobierno porteño para que le presente una evaluación técnica sobre el arbolado, las medidas para protegerlo, las especies históricas y notables existentes e información sobre el proyecto de los carriles exclusivos.

El fallo del juez fue difundido durante la marcha que se realizó esta tarde en la esquina de Hipólito Yrigoyen y Avenida de Mayo, donde se reclamaba la paralización de las obras que realiza el gobierno porteño. El proyecto del Metrobus sobre la avenida 9 de julio pretende reducir los tiempos de viaje entre los barrios de Constitución y la zona de Retiro, a través de la construcción de carriles rápidos para el transporte público, pero esto implica la tala de árboles y la remoción de monumentos históricos existentes sobre esa avenida.

El proyecto también reduce la Plaza de la República, pero el gobierno de la Ciudad asegura que los árboles que se van a talar o remover, sino que serán retrasplantados en otros sectores de la ciudad o sobre la misma avenida. La idea es que varias líneas de colectivos modifiquen su trazado y circulen por los carriles rápidos, pero legisladores porteños afirman no sólo que todavía no existe el permiso de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) para modificar el recorrido, ya que son líneas interurbanas, sino que tampoco el proyecto pasó por la Legislatura para su tratamiento.

Además del amparo de Di Filippo, existe otro recurso judicial presentado hoy por la Red por el Patrimonio, la organización Propamba y la legisladora María José Lubertino. Este recurso pide la suspensión de las obras por «la destrucción simbólica, paisajística, urbana, arquitectónica y arqueológica a partir de una violación de derechos constitucionales, de la Constitución porteña, del Plan Urbano Ambiental y del Código de Planeamiento Urbano», explicó Nidia Marinaro, de Propamba.

Di Filippo destacó que si bien la respuesta del juez Schleiber «no indica que se deban detener las obras, al exigir que se detenga la poda de árboles y cualquier intervención sobre el espacio parquizado, significaría una detención de hecho ya que al gobierno porteño le quedan pocas cosas por modificar». Precisó que la justificación presentada en el recurso judicial está basada en «las claras agresiones al sistema republicano que realizó el gobierno porteño con esta obra, porque la ley del Metrobus indica que cualquier nuevo trazado debería haber pasado primero por la Legislatura».

Para la legisladora María José Lubertino el fallo de Schleiber «es una decisión muy importante porque señala la razón del reclamo vecinal y obliga al gobierno porteño a por lo menos tener que dar explicaciones». «Todo esto se podría haber evitado si Macri hubiera permitido que esta discusión se diera en la Legislatura como lo marca la ley», enfatizó.

 

Fuente: http://www.pagina12.com.ar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: