fbpx

Quién es la «La Chancha» Ale, el foco de las sospechas de corrupción

La chancha aleInmediatamente después del fallo que causó polémica al absolver a los 13 imputados por el secuestro de Marita Verón , Susana Trimarco hizo declaraciones a los medios, denunciando corrupción detrás de la decisión de los tres jueces.

«No voy a parar hasta pedir juicio político», sostuvo la madre de Marita. «Esto fue un acto de corrupción, una estafa», señaló.

Y Trimarco tiene razones para sospechar que hubo corrupción. Horas antes de la lectura del fallo, recibió una carta anónima en la que una persona que decía ser funcionario del Poder Judicial de Tucumán le advertía que «La Chancha» Ale estaba intentando sobornar a la Justicia.

Según informa Cosecha Roja , Trimarco le mostró esa carta al presidente del Tribunal y este le restó importancia. «La madre de Marita se quedó conforme», sostienen en el sitio.

Tras el fallo, las sospechas tomaron fuerza. «No nos queda otra cosa que decir que la carta no mentía», dijo a Cosecha Roja el abogado de Susana Trimarco, Carlos Varela Álvarez. «La mafia logró hacer cambiar el rumbo de las cosas. Está claro que hay un poder mafioso que influyó en la decisión de los jueces», agregó.

QUIÉN ES EL PERSONAJE DE LAS SOSPECHAS

Rubén «La Chancha» Ale es ex pareja de María Jesús Rivero y de Daniela Milhein , dos de las mujeres que estaban imputadas en la causa.

Aunque Milhein, en su declaración en el juicio, negó haber sido su pareja y denunció que Alé «la obligó a ejercer la prostitución».

«No fui su mujer. Él me hacia trabajar», remarcó, y agregó que tuvo una hija con Ale, según publicó La Gaceta .

Ex presidente del Club San Martín de Tucumán, este hombre fue señalado por Trimarco en varias oportunidades como quien maneja las drogas y la prostitución en la provincia.

Al poco tiempo de la desaparición de Marita, Susana recibió una llamada anónima en la que se le dijo que la joven había sido secuestrada por tres hombres en un Fiat Duna rojo con calcomanías de la empresa Cinco Estrellas. Uno de los dueños de esa empresa era Ale. Trimarco comenzó a denunciarlos reiteradamente.

Un día, «La Chancha» citó a Daniel Verón, padre de Marita, a su empresa. Tal como informó LA NACION , el hombre le cuestionó las denuncias públicas que realizaba su mujer y le recomendaron que le pegara una cachetada en la boca para que dejara de denunciar.

En medio de la desesperada búsqueda, una vecina de los Verón recibió un llamada anónima que relató que Marita había sido secuestrada por tres hombres en un Fiat Duna rojo con calcomanías de Cinco Estrellas. La hipótesis del secuestro cobraba forma, pero la familia no entendía bien el por qué.

A partir de ese, entonces, Trimarco denunció reiteradamente a los dueños de la remisería, hasta que Rubén «La Chancha» Ale citó a Daniel Verón a la empresa. Allí estaba con su hermano Angel «El Mono» Ale y María Jesús Rivero, una de las acusadas. Le cuestionaron las denuncias públicas que realizaba su mujer y le recomendaron que le pegara una cachetada en la boca para que dejara de denunciar.

Cosecha Roja relata también que en los años 80, la Chancha comandaba la barrabrava de San Martín de Tucumán con su hermano Ángel, alias el Mono. «En esos años, los líderes de «La banda de los Ale», como se los conocía en la tribuna del club, fueron absueltos en varias causas por amenazas, lesiones en banda y asociación ilícita», indican en el sitio. «También eludieron una condena por el asesinato de dos miembros de Los Gardelitos, el grupo con el que se disputaban la conducción de la barra».

Además, «había pasado cuatro años preso luego de ser condenado a nueve por un intento de homicidio», señalan en Cosecha Roja.

Por otra parte, estuvo acusado de presunta usurpación de terrenos y robo de soja.

La foto en la que Ale aparece junto al gobernador Alperovich es de hace unos años, aunque en pleno desarrollo del juicio, la imagen reapareció en los medios y en las redes sociales.

Esto es una parte de los antecedentes del hombre que es foco de las sospechas de Susana Trimarco de que hubo corrupción en el proceso judicial que llevó al banquillo y luego absolvió a los 13 imputados.

 

Fuente: http://www.lanacion.com.ar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: