No habiendo renunciado el asegurado a los servicios de la aseguradora ésta última debe abonar el seguro de vida colectivo.

La cajaPartes: Bustamante Ana Gregoria c/ La Caja de Ahorro y Seguro S.A. y/u otros y/o Q.R.J.R. s/ cobro de pesos

Tribunal: Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial y Laboral de Reconquista

Fecha: 24-oct-2012

Cita: MJ-JU-M-75944-AR | MJJ75944 | MJJ75944

La aseguradora debe pagar el seguro de vida colectivo contratado al no lograr acreditar que el asegurado haya renunciado a los servicios de la aseguradora.

Sumario:

1.-Corresponde rechazar el recurso de apelación deducido contra la sentencia que hizo lugar a la demanda y condenó a la aseguradora a abonar a la actora el capital asegurado (30 sueldos), cuando el mismo resulta fundado exclusivamente en el acto de renuncia al seguro de vida colectivo por parte del esposo de la actora, que estaría acreditado mediante prueba pericial, toda vez que su no admisión por parte del a quo fue aceptada por la apelante es razón suficiente para la desestimación de la apelación.

Fallo:

En la ciudad de Reconquista, Provincia de Santa Fe, a los 24 días de octubre de 2012, se reúnen los Jueces de esta Cámara, Dres. María Eugenia Chapero, Aldo Pedro Casella y Santiago Andres Dalla Fontana para resolver los recursos interpuestos contra la resolución dictada por el Señor Juez de Primera Instancia de Distrito Nº 4 en lo Civil y Comercial de la Primera Nominación de la ciudad de Reconquista, Provincia de Santa Fe, en los autos: BUSTAMANTE, ANA GREGORIA C/ LA CAJA DE AHORRO Y SEGURO S.A. Y/U OTROS Y/O Q.R.J.R. S/ J. ORDINARIO COBRO DE PESOS, EXPTE. Nº 54, AÑO 2011. Acto seguido, el Tribunal establece el orden de votación conforme con el estudio de autos: Dalla Fontana, Chapero y Casella, y se plantean para resolver las siguientes cuestiones:

Primera: ¿Es nula la sentencia?

Segunda: Caso contrario, ¿Es justa?

Tercera: ¿Qué pronunciamiento corresponde dictar?

A la primera cuestión el Dr. Dalla Fontana dijo: el recurso de nulidad no ha sido sostenido en esta Alzada por la recurrente, y no advirtiendo vicios graves que aconsejen su tratamiento de oficio, voto por la negativa.

A la misma cuestión, los Dres. Chapero y Casella votan en igual sentido.

A la segunda cuestión, el Dr. Dalla Fontana dijo: la sentencia de Primera Instancia (fs. 144/145) resolvió hacer lugar a la demanda contra La Caja de Ahorro y Seguros S.A. (aunque debe entenderse La Caja de Seguros S.A., según copia de poder glosada a fs. 54/70 y contestación de demanda de fs. 49/50), condenándola a pagar a Ana Gregoria Bustamante el capital asegurado (30 sueldos) mediante la póliza de seguro de vida colectivo N° 5030-47200-03-01 contratada con la demandada, a raíz de la muerte de su esposo – Hugo Omar Azagra – acaecida el 13/05/06, con más intereses desde la fecha del siniestro y costas.El a-quo motivó su decisorio en que la celebración del contrato de seguro no estaba controvertida, no habiendo en cambio la aseguradora demostrado que Bustamante hubiera renunciado a los servicios prestados por La Caja de Seguros S.A., tal como aquélla había invocado en la contestación de demanda. Consideró además que a la actora nunca le cesaron de practicar los descuentos por el pago de primas, las que a su vez eran percibidas por la demandada, hechos que impiden entender por extinguido al contrato en el marco de la buena fe. Esbozó que correspondía estar al sentido más favorable al consumidor (art. 37  ley 24.240) en caso de conflicto de intereses

La sentencia de tal tenor fue apelada por la accionada, a la que se le concedió el recurso en su oportunidad, procediendo luego a expresar agravios ante esta Alzada.

En el escrito recursivo solicitó preliminarmente la agregación de una pericial contable que había diligenciado mediante oficio dirigido al Juez de Distrito de Santa Fe en lo Civil y Comercial en turno, prueba que había sido ofrecida en Primera Instancia (fs. 115 y vto.), pero que no llegó a agregarse antes del fallo de grado. Justamente en esta prueba funda la recurrente su agravio ya que el C.P.N. Cuoppolo, al evacuar los puntos de pericia, dictaminó que Bustamante había renunciado a todos los servicios de la aseguradora en fecha 09/08/05, por lo que no estaba asegurada al momento del fallecimiento de su cónyuge, según se colige del formulario de fs. 18 del Expte. N° 1123/09 (oficio ley atinente a la pericial contable). Entonces según su opinión, dada la renuncia al seguro de vida colectivo previa al siniestro por parte de la actora, debe rechazarse la demanda por ser ajustada a derecho la posición asumida por La Caja de Seguros S.A.Aclara que los descuentos fueron realizados por el tomador del seguro – Ministerio de Educación de la Provincia de Santa Fe – para luego transferirlos a la aseguradora, pero que cuándo ésta detectó el error (descuentos posteriores a la renuncia) arbitró los medios para la suspensión de los mismos y la devolución los importes mal descontados.

A fs. 162 vto., mediante decreto de presidencia, se denegó la agregación de la pericial contable y se dispuso su devolución al solicitante. Asimismo, se dio traslado de la expresión de agravios a la apelada.

La actora replicó a su turno, abogado por la confirmación del fallo en crisis.

Firme la providencia de autos, ha quedado la presente concluida para definitiva.

Dado que la recurrente ha consentido el llamamiento de autos, también han quedado consentidos los proveídos anteriores, entre ellos el decreto de denegatoria de la agregación de la prueba pericial contable. En este sentido la doctrina es conteste en mencionar, como efecto natural del llamamiento de autos contra el que no se ha deducido oportunamente revocatoria (es decir que se ha consentido), la purga de los vicios o irregularidades de que pudiere adolecer el procedimiento, precluyendo la facultad de las partes para volver sobre ello (Ballari, Miguel A. en C.P.C.C. de la Prov. de Sta. Fe, Análisis Doctrinario y Jurisp., Peyrano, Jorge W. – Dir, Juris, 1° reimp., T. 2, págs. 220/221). Entonces, siendo que la quejosa funda su recurso exclusivamente en el acto de renuncia al seguro de Bustamante que estaría acreditado mediante la referida prueba pericial, su no admisión aceptada por la apelante es razón suficiente para la desestimación de la apelación.

A todo evento, en mérito a que el Expte. N° 1123/09 no ha sido aún devuelto (según dispone el decreto de fs. 162 vto.), entiendo que su agregación y consideración por este Tribunal no hubiera cambiado la suerte del recurso.En efecto, el perito dictaminó que Bustamante presentó la baja de todos los servicios el 09/08/05, según las actuaciones administrativas que adjuntó, pero en éstas no hay más que una copia de un formulario de renuncia que no ha sido reconocido por la actora, estando fuera de las incumbencias del perito contador expedirse sobre su autenticidad. Si La Caja de Seguros S.A. contaba con el original de tan relevante documentación, debió ofrecerla, someterla a reconocimiento, y subsidiariamente a pericial caligráfica, a fin de que la misma pueda ser tenida como prueba de la alegada renuncia. Nada de ello ha hecho, resultando insuficiente por extraña a su ciencia la aseveración del contador acerca de la autenticidad de la renuncia y su fecha.

Por tanto, voto por la afirmativa, correspondiendo imponer las costas de esta instancia a la recurrente vencida (art. 251  del C.P.C.C.).

A la misma cuestión, los Dres. Chapero y Casella votan en igual sentido.

A la tercera cuestión, el Dr. Dalla Fontana dijo: atento al resultado precedente, corresponde adoptar la siguiente resolución: 1) Desestimar el recurso de nulidad; 2) Rechazar el recurso de apelación y confirmar en consecuencia la sentencia apelada; 3) Imponer las costas de segunda instancia a la recurrente vencida; 4) Regular los honorarios de los profesionales intervinientes por su actuación en la Alzada en el 50% de los que correspondan por regulación firme a su actuación en la instancia de grado.

A la misma cuestión, los Dres. Chapero y Casella votan en igual sentido.

Por ello, la CAMARA DE APELACION EN LO CIVIL, COMERCIAL Y LABORAL DE LA CUARTA CIRCUNSCRIPCION JUDICIAL

RESUELVE: 1) Desestimar el recurso de nulidad; 2) Rechazar el recurso de apelación y confirmar en consecuencia la sentencia apelada; 3) Imponer las costas de segunda instancia a la recurrente vencida; 4) Regular los honorarios de los profesionales intervinientes por su actuación en la Alzada en el 50% de los que correspondan por regulación firme a su actuación en la instancia de grado. Regístrese, notifíquese y bajen.

DALLA FONTANA

Juez de Cámara

CHAPERO

Juez de Cámara

CASELLA

Juez de Cámara

HAIL

Secretario de Cámara

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s