fbpx

Las cuotas de los socios fallecidos carecen de derecho a voto hasta que los herederos decidan su incorporación.

sociosPartes: Inspección General de Justicia c/ Casalderry García y Cía. S.R.L. s/ sumarísimo

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial

Sala/Juzgado: E

Fecha: 17-ago-2012

Cita: MJ-JU-M-75279-AR | MJJ75279 | MJJ75279

Para obtener el acuerdo unánime, exigido por el contrato social para ceder las cuotas, deben participar de la decisión todos los titulares de la sociedad demandada y votar favorablemente aquellos que tuvieran derecho a voto, lo que aconteció, ya que las cuotas de los socios fallecidos carecen de derecho a voto hasta que los herederos decidan su incorporación.

Sumario:

1.-A los fines de interpretar lo dispuesto en la cláusula sexta del contrato social, que requiere la previa conformidad unánime de los socios para ceder sus cuotas a terceros, siendo aplicable el procedimiento establecido por el art. 152  de la ley 19550, y para comprender el significado de la unánime conformidad exigida en el contrato cabe remitirse analógicamente a la conceptualización que se desprende del último párrafo del art. 237  de la ley 19550 al reglamentar a la asamblea unánime en el contexto de las sociedades anónimas.

2.-En el art. 237 de la ley 19550 se concibe a la asamblea unánime como aquélla que se celebra con la presencia de los accionistas que representan la totalidad del capital social y cuyas decisiones se adoptan por unanimidad de las acciones con derecho a voto; ello significa que la decisión se asume con la totalidad de los votos emitibles.

3.-Si los herederos de de determinados socios no adquirieron el carácter de tales en la sociedad. En consecuencia, las cuotas de los socios fallecidos carecían en dicha oportunidad de derecho a voto a los fines de aprobar la cesión de cuotas a un tercero.

4.-Existiendo cierta limitación a la transmisión hereditarias de las cuotas sociales consistente en la decisión previa de los socios, de ese modo, desde la muerte del causante y hasta que los socios presten conformidad para que sus herederos integren la sociedad, éstos deben ser considerados como terceros, naciendo en su cabeza el derecho a percibir de la sociedad el valor de las utilidades correspondientes a la participación del fallecido integrante.

5.-La celebración de la reunión de socios tendiente a decidir la incorporación de los herederos de los fallecidos es un interés que recae especialmente en éstos, y no en los socios sobrevivientes.

6.-Cuando en el contrato se requiere la conformidad de los restantes socios y el heredero no la obtiene, no cabe otra posibilidad que la resolución parcial del contrato, debiéndose reembolsar a los herederos el valor de las cuotas de que era titular el causante. N.R.: Sumarios elaborados por Ricardo A. Nissen.

Fallo:

Buenos Aires, 27de agosto de 2012.

Y VISTOS:

1. La Inspección General de Justicia apeló la sentencia de fs. 445/451 en la cual se rechazó la demanda por ella promovida.

Sostuvo el recurso con los agravios expresados en el memorial de fs. 462/476.

2. La recurrente promovió esta actuaciones con el objeto de obtener la declaración de nulidad de la inscripción en sus registros de una cesión de cuotas sociales de Casalderrey García y Cia SRL que Florencio Casalderrey realizara a favor de sus hijas, Ana María y María Isabel Casalderrey Mendoza.

Contrariamente a lo manifestado por la escribana interviniente en el trámite de precalificación, sostuvo que al instrumentar la cesión no se cumplió con el acuerdo unánime de los socios que exige el contrato social en su cláusula sexta ya que, a su entender, ello era imposible porque se encontraban fallecidos dos de sus socios (José García Casalderrey y Avelino Casas Vila).

El Juez a quo desestimó la demanda entendiendo que el recaudo del acuerdo unánime se encontraba cumplido ya que consideró improcedente computar a los socios fallecidos en tanto no pudieron emitir su voto. Sumado a ello, juzgó que, al no haber adquirido aún la condición de socios, tampoco podían haber participado los herederos.

Si bien el magistrado reconoció que en el contrato social se encuentra prevista la posibilidad de la incorporación de los herederos a la sociedad, destacó que ella no se produjo automáticamente sino que depende de la decisión previa de los socios, que para su obtención ponderó necesaria la iniciativa de los herederos.

Además dijo que sería excesivo someter al socio que pretende ceder sus cuotas a una espera sine die hasta tanto tomen la iniciativa de abrir el sucesorio y reclamar su incorporación a la sociedad.La recurrente no controvirtió estos medulares fundamentos sobre los que se sostuvo el juez de grado y esto es decisivo para dirimir la cuestión.

En efecto, el recurso debe ser declarado desierto en tanto que, con la expresión de agravios, no logró constituir una crítica concreta y razonada a las partes del fallo que considera equivocadas (CPr.:265 y 266 ).

En la cláusula sexta del contrato social se requiere la previa conformidad unánime de los socios para ceder sus cuotas a terceros, siendo aplicable el procedimiento establecido por el art. 152  de la ley 19.550.

Para comprender el significado de la unánime conformidad exigida en el contrato cabe remitirse analógicamente a la conceptualización que se desprende del último párrafo del art. 237  de la ley 19.550 al reglamentar a la asamblea unánime en el contexto de las sociedades anónimas.

Allí la ley concibe a la asamblea unánime como aquélla que se celebra con la presencia de los accionistas que representan la totalidad del capital social y cuyas decisiones se adoptan por unanimidad de las acciones con derecho a voto; ello significa que la decisión se asume con la totalidad de los votos emitibles (conf. López Tilli, Alejandro; «Las Asambleas de accionistas», pág. 299, año 2001).

En ese contexto, en el sub lite, para obtener el acuerdo unánime, debían participar todos los titulares de cuotas de la sociedad demandada y votar favorablemente aquellos que tuvieran derecho a voto, lo que a juicio de esta Sala se encuentra satisfecho.

Resulta que no está controvertido que los herederos de José García Casalderrey y Avelino Casas Vila no adquirieron el carácter de socios de la sociedad.En consecuencia, las cuotas de las socios fallecidos carecían en dicha oportunidad de derecho a voto.

Ahora bien, es cierto que el deceso de dichos socios no provocó en forma automática la resolución parcial del contrato.

En el supuesto de autos existe cierta limitación a la transmisión hereditarias de las cuotas sociales consistente en la decisión previa de los socios. De ese modo, desde la muerte del causante y hasta que los socios presten conformidad para que sus herederos integren la sociedad, éstos deben ser considerados como terceros, naciendo en su cabeza el derecho a percibir de la sociedad el valor de las utilidades correspondientes a la participación del fallecido integrante.

La celebración de la reunión de socios tendiente a decidir la incorporación de los herederos de los fallecidos es un interés que recae especialmente en éstos, y no en los socios sobrevivientes.

Es que, cuando en el contrato se requiere la conformidad de los restantes socios y el heredero no la obtiene, no cabe otra posibilidad que la resolución parcial del contrato, debiéndose reembolsar a los herederos el valor de las cuotas de que era titular el causante (Roitman, Horacio; «Ley de Sociedades Comerciales», tomo III, pág.175, año 2006).

Finalmente, al carecer de la condición de socios, resulta abstracto expedirse sobre la pretendida comunicación previa a los herederos en los términos que establecía la ley 19.550  antes de la reforma introducida por la ley 22.903  para los supuestos de cesión de cuotas.

3. Por lo expuesto, se resuelve: Declarar desierto el recurso, con costas (CPr: 68 ).

Devuélvase sin más trámite, encomendándose al juez de la primera instancia las diligencias ulteriores y las notificaciones pertinentes (Cpr. 36:1).

Firman únicamente los suscriptos por hallarse vacante la vocalía N° 14 (art. 109  R.J.N.).

MIGUEL F. BARGALLÓ

ÁNGEL O. SALA

Miguel E. Galli

Prosecretario de Cámara

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: