La Cámara de Nueva York suspendió el fallo de Griesa

La Corte de Apelaciones de Nueva York resolvió que lo dispuesto por el juez de primera instancia Thomas Griesa quede pendiente hasta «futuras órdenes» de la Corte. La Argentina había presentado el lunes a última hora un pedido de revisión del fallo que obligaba a pagarles a los fondos buitre el ciento por ciento de sus bonos y los intereses acumulados.

La presentación argentina afirmó que si Griesa hubiera dispuesto una fórmula de pago que tratara a los buitres y a los bonistas que ingresaron a la reestructuración en los mismos términos del segundo canje en 2010, “éste hubiera sido un remedio consistente con los antecedentes amparados por la ley argentina y podría ser una propuesta que el Congreso argentino podría debatir”.

La Cámara planteó un cronograma para recibir los argumentos sobre la apelación argentina contra el fallo. Antes del 28 de diciembre deberán presentar un escrito los abogados del gobierno nacional, mientras antes del 25 de enero harán lo propio los representantes de los fondos especulativos. El 1 de febrero será el límite para las réplicas escritas y el 27 de ese mes se hará una audiencia oral en la que expondrán ambas partes.

Además de avalar la apelación, la Corte hizo lugar al pedido que realizó la agrupación de tenedores de bonos (The Exchange Bon Holders) que entraron en las reestructuraciones de deuda de 2005 y 2010 para ser considerados como parte del proceso al sentirse afectados por la orden de pago a los fondos buitre. Las partes que intervengan como «amicus curiae» deberán entregar sus respectivos informes el 4 de enero.

El fallo de Griesa del 21 de noviembre dispuso que se debe tener el mismo grado de cumplimiento con los bonistas del canje que con los holdouts. La resolución fue en respuesta a un pedido de la Cámara de Apelaciones, que se había manifestado a favor de los fondos buitre y le había pedido al juez que detallara la fórmula para el pago.

Griesa justificó su decisión en declaraciones públicas de la Presidenta y del ministro de Economía sobre que el país no le pagaría a los buitres y ordenó que la Argentina deposite los fondos en una cuenta de garantía para los holdouts junto con el pago del Cupón PBI del 15 de diciembre.

El magistrado argumentó que «en diciembre de 2012 hay un pago de intereses a los tenedores de bonos reestructurados por aproximadamente 3140 millones de dólares» a los que «presumiblemente Argentina tiene pensado pagar el 100 por ciento».

«Para poder cumplir con la orden judicial, Argentina tiene que pagarle a los demandantes el 100 por ciento de esos 1330 millones al mismo tiempo o antes de que les pague a los tenedores de bonos reestructurados», en un depósito o cuenta de garantía, sostuvo el juez de primera instancia.

Entre los fondos especulativos beneficiados por la resolución estaba NML, que concretó 11 demandas ante Griesa y presentó un recurso ante la Justicia de Ghana, por el cual la Fragata Libertad está retenida en el puerto de Tema desde el 2 de octubre.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: