fbpx

La Cámara de Diputados aprobó el proyecto de Presupuesto 2013.

El oficialismo reunió 142 votos favorables contra 87 negativos del arco opositor. Ahora la iniciativa deberá ser tratada en el Senado.

La Cámara de Diputados aprobó en la madrugada de este jueves, con el voto del kirchnerismo y sus aliados, el proyecto de presupuesto nacional para el 2013, remitido por el Poder Ejecutivo, que ahora deberá ser tratado en el Senado.

Tras casi doce horas de debate, minutos antes de las 2 de la madrugada el oficialismo reunió 142 votos favorables a la iniciativa contra 87 negativos del arco opositor.

Al cierre, el jefe del bloque del Frente Para la Victoria (FpV), Agustín Rossi, hizo una fuerte defensa de ley, cuestionó las críticas opositoras al modelo K y sostuvo que el Gobierno quiere que «los argentinos atesoremos en pesos porque queda en la economía formal, se reinvierte o va al sistema financiero», mientras que el dólar se «va a los colchones o al exterior» y «eso sí es inflacionario».

Antes su par de la Unión Cívica Radical (UCR), Ricardo Gil Lavedra, había indicado que el debate es «una ficción», porque «el oficialismo no está dispuesto a escuchar argumento alguno».

El macrista Federico Pinedo opinó que el «Congreso está pintado en la discusión por el presupuesto» y que quien decide «qué se hace con el dinero del pueblo es el Poder Ejecutivo».

En su propuesta, el Gobierno estimó un crecimiento del PBI del orden de 4,4% y un dólar oficial promedio de $5,10, además de una pauta inflacionaria de alrededor de 10,8% para el año próximo.

El debate por el presupuesto se inició dos horas después de comenzada la sesión de anoche en la Cámara baja y el encargado de defender la iniciativa fue el presidente de la comisión de Presupuesto, Roberto Feletti, quien cuestionó la resistencia opositora a la estimación de gastos y recursos para el 2013.

En ese sentido, respaldó la propuesta gubernamental para «no convalidar tasas monumentales de ahorro en dólares y tasas

monumentales de ganancias en dólares», en el entendimiento que se tienen que transformar en inversiones.

Feletti destacó que el nuevo mandato de la presidenta Cristina Fernández se inició «con una brecha de u$s18.000 millones» por el desbalance con Brasil, la compra de energía, los vencimientos del BODEN 2012 y el cupón de PBI, pero destacó que el Poder Ejecutivo prefirió no recurrir a una «abrupta devaluación que muchos reclaman».

Las críticas a la iniciativa no tardaron en llegar desde los bloques del radicalismo, la Coalición Cívica, el PRO, el Peronismo Federal, Proyecto Sur y el FAP, entre otros.

El jefe del bloque de diputados nacionales de la Coalición Cívica, Alfonso Prat Gay, aseguró que el proyecto oficial «está en contra de la realidad» y advirtió que las proyecciones del Poder Ejecutivo «comienzan a oponerse al propio relato que el oficialismo dice defender».

«Acá hay un falso progresismo», marcó el ex presidente del BCRA y resaltó que, en cambio, «se le cobra impuesto a las ganancias a, cada vez más, jubilados y a, cada vez más, asalariados».

A su turno, el peronista disidente Eduardo Amadeo expresó su rechazo y le apuntó al kirchnerista Feletti porque -a su entender- al defender la iniciativa de la Casa Rosada dijo que se va a «financiar el futuro con inflación y más presión fiscal».

«Como dijo el diputado Feletti, el presupuesto dice -no queremos que ahorren-. Nos dice que van a financiar el futuro con inflación y más presión fiscal. Nos dicen que van seguir tomando deuda y recursos de la pocas cajas públicas», sentenció Amadeo.

Agregó que «éste es una vez más el presupuesto del eterno presente. Pretende que la gente no ahorre. Prefiere darle crédito a la gente para que compre un televisor y no para que ahorre para tener una casa».

El radical Enrique Vaquié manifestó el rechazo de su bloque a la propuesta e indicó que el presupuesto «esconde recursos para gastarlos después como quiera la Presidenta» y aseguró que el plan del Poder Ejecutivo «es que el tipo de cambio siga cayendo por la inflación, que no se reconoce».

Mientras, el diputado del filo-K por Nuevo Encuentro Carlos Heller aseveró que el presupuesto del año próximo, en materia de inversión social, alcanzó «un récord histórico de casi el 14% del PBI».

«Seguridad, salud, educación, vivienda, son el corazón, el núcleo duro de este presupuesto como viene ocurriendo en estos años», afirmó Heller y dijo que «el 75% del gasto previsto tiene como finalidad los servicios sociales».

 

Fuente: http://economia.iprofesional.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: