Careciendo el pagaré de la designación del beneficiario, resulta inhábil como papel de comercio para solicitar la quiebra del deudor.

Partes: Ponce Marcelo s/ pedido de quiebra por acreedor

Tribunal: Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Rosario

Sala/Juzgado: II

Fecha: 24-feb-2012

Cita: MJ-JU-M-74425-AR | MJJ74425 | MJJ74425

Se confirma la sentencia que rechaza el pedido de quiebra cuando no se ha demostrado la imposibilidad del acreedor de cobrar una deuda, sumado a que el pagaré que pretende cobrar carece de la designación del beneficiario y como tal resulta inhábil como papel de comercio.

Sumario:

1.-Corresponde confirmar la desestimatoria del pedido de quiebra si la causa petendi del mismo reside, en un pagaré, que no es tal, pues fue librado en blanco sin designación de beneficiario, y al momento de la presentación no consta dicha designación resultando claro e indisputable que tal título es inhábil como papel de comercio por la carencia del nombre del beneficiario, imponiéndose el rechazo de lo peticionado.

2.-Si bien la falta de pago de un pagaré es un hecho que puede ser considerado revelador del estado de cesación de pagos, esa sola circunstancia no habilita al juzgador a declarar el estado de falencia del deudor; no se trata de probar solamente que existen obligaciones exigibles impagas, sino que es necesario al menos advertir la imposibilidad o extrema dificultad del acreedor de cobrarlas a través del ejercicio regular y diligente de las acciones individuales, nada de lo que aconteció en el caso.

Fallo:

Rosario, 24 de Febrero de 2012

Y VISTOS: Loautos “PONCE, Marcelo sobre Pedido de quiebra por acreedor”, causa Nº 341-2011; la expresión de agravios de fs.41 a 43 contra lo resuelto a fs.26 y vta.; y demás constancias de autos;

Y CONSIDERANDO:

1) El Juez anterior rechazó la demanda de quiebra, con costas. Expuso que en el proceso de declaración de quiebra pedida por acreedor, el peticionante debe probar sumariamente su crédito (art.83 de la ley 24.522); la inexistencia de juicio de antequiebra descalifica la aptitud del documento para acreditar el crédito y las afirmaciones dadas a fs.11 y 12 respecto de ser la actora acreedora del demandado son insuficientes para tal fin. Afirmó que, por otra parte, si bien es cierto que el hecho invocado por el actor puede ser considerado revelador del estado de cesación de pagos, esa sola circunstancia no habilita al juzgador a declarar el estado de falencia del deudor; no se trata de probar solamente que existen obligaciones exigibles impagas, sino que es necesario al menos advertir la imposibilidad o extrema dificultad del acreedor de cobrarlas a través del ejercicio regular y diligente de las acciones individuales. En otras palabras, sostuvo, no basta con que el deudor no pueda o no quiera pagar, también es necesario que el acreedor no pueda cobrar aún actuando diligentemente. Indicó que el actor pretende sortear el proceso de ejecución singular desvirtuando de tal modo la naturaleza misma del proceso concursal, escondiendo de tal forma la pretensión de cobro coactivo de una deuda, por el contrario la actora ha recurrido a la vía de la ejecución colectiva, sin siquiera acreditar con evidencia bastante la insuficiencia patrimonial en la acción individual ni la realización de medidas tendientes a cubrir el monto del crédito reclamado, como pudiera ser un embargo sobre algún bien o de algún salario.Concluyó que la opción de peticionar la falencia del demandado, acudiendo a la ejecución colectiva, debe considerarse vedada hasta tanto se acredite claramente la ineficacia de la acción individual que en el caso de autos no fue agotada, ni siquiera intentada (fs.26 y vta.).

2) El recurrente se agravia en apretada síntesis por lo siguiente: a) de acuerdo a los arts. 83 y 84 de la LCQ el juez debe corroborar los extremos legales (el crédito del acreedor, los hechos reveladores de la cesación de pagos y la calidad de sujeto comprendido por el art.2 de la LCQ). La facultad del a-quo de entender que el crédito no se encontraba debidamente acreditado feneció con el decreto de citación al deudor, por lo que ahora no puede retrotraer el iter procedimental; b) el pagaré a la vista de fs.4, presentado al cobro, demuestra el crédito de la actora y la cesación de pagos del demandado. Cita jurisprudencia en el sentido de que el pagaré es hábil para pedir la quiebra del librador; c) su parte no está obligada a incoar previamente un juicio individual como condición para luego de agotado demandar la quiebra; afirma que tiene la opción de ocurrir a la vía individual o a la colectiva, entre otras consideraciones. Postula se declare la quiebra del denunciado Marcelo Ponce.

3) El recurso de nulidad de fs.27 no se mantiene en la segunda instancia y no se detectan vicios o irregularidades procesales declarables de oficio (arts.360 y 361 del CPCC). Respecto del recurso de apelación, éste no es procedente y debe ser rechazado, aunque la argumentación jurídica correcta pasa por otro andarivel a lo fundamentado por el juez anterior.

4) A fs.11 a 12 Patricia Mabel López solicitó la quiebra de Marcelo Fernando Ponce.Para ello invocó ser titular de un crédito instrumentado en un pagaré a la vista, sin protesto, librado a su favor, cuyo vencimiento operó el 15 de Diciembre de 2006, el que no fue atendido. Sostuvo que el pagaré a la vista fue suscripto por Ponce en garantía y la falta de pago del mismo es demostrativa del estado de cesación de pagos del denunciado. El monto del título de crédito, adujo, es de $ 2.100.- A fs.22 se ordenó el traslado al denunciado de acuerdo al art.84 de la LCQ, no habiendo comparecido.

5) La peticionante de la quiebra funda, entonces, su pedido en la existencia de un pagaré a la vista impago. Sin embargo, el instrumento de fs.4 no es un pagaré, sino un mero quirógrafo, por ende no habilitante o legitimante para formular la petición de quiebra del demandado, atento la carencia del nombre del beneficiario que ostenta aquél. Tomador o beneficiario es el sujeto a favor de quien se gira el papel de comercio de que se trate.Él es quien puede presentarlo al pago o puede negociarlo antes del vencimiento (en este caso, tal negociación, siendo el pagaré un título naturalmente a la orden; art.12, apartado 1º, de la LCA debe documentarse debidamente mediante el respectivo endoso con la firma del tomador al dorso o reverso del título). Si bien el pagaré puede librarse en blanco sin designación de beneficiario, éste debe constar en el documento al momento de la presentación, de modo inexorable (lo cual no ha sucedido en la especie). Es claro e indisputable que tal título es inhábil como papel de comercio por la carencia del nombre del beneficiario, tal como lo ha reconocido la doctrina y jurisprudencia (art.102, apartado 1º, de la LCA). Se ha dicho que “cuando surge que el título no está completo no se debe torcer las normas cambiarias, estrictamente formales y rigurosas, soporte del sistema cambiario todo, siendo el mismo nulo o inhábil como pagaré” (Gómez Leo, Osvaldo, Tratado del Pagaré Cambiario, LN, p.242, 2002). Nuestra ley, de acuerdo al derecho continental, no admite el pagaré o la cambial librada al portador, a diferencia de otros regímenes; y de tal premisa, en nuestro sistema, para que un pagaré completo inicie regularmente su circulación, necesariamente requiere la firma o endoso del tomador o beneficiario que es el sujeto legitimado primigenio, sea para cobrar el título si éste no circuló, sea para endosarlo si éste comienza su circulación (Gómez Leo, Osvaldo, Tratado del Pagaré Cambiario, p.243; Gómez Leo, Osvaldo, Instituciones de derecho cambiario, T.I-p.104). El nombre del beneficiario o tomador es un requisito extrínseco esencial e ineludible para que exista pagaré, caso contrario su carencia determina que se lo considere nulo como documento cambiario; y si fue librado en blanco la ausencia del nombre del beneficiario debe completarse antes del vencimiento del pagaré, de lo contrario no es título hábil (Rouillón, Adolfo A. N.y otros Código de Comercio Comentado, T.V-p.274 a 275; Gómez Leo, Osvaldo, Estudios sobre el pagaré: título cambiario primigenio. Ensayo de una reconstrucción de conceptos, La Ley 2001-A.973; Bonfanti-Garrone, De los títulos de créditos, T.II-p.314; C.N.Com, Sala A, La Ley 1997-B.781; de la misma Sala, La Ley 2000-C.893). De igual modo, la jurisprudencia ha dicho que “nuestro ordenamiento no admite el pagaré al portador, habiéndolo instituido como un título de crédito formal y completo que debe bastarse a sí mismo, en el que debe constar el nombre de su beneficiario, de tal modo que la simple tenencia del papel no acredita la calidad de beneficiario ni legitima para perseguir su cobro” (CCCSan Martín, Sala II, LLBA 1998-1291; Gómez Leo, Osvaldo, Tratado de Pagaré Cambiario, p.242). En idéntico sentido se ha decidido que “no se está en presencia de un pagaré, conforme lo dispuesto por el art.101 del DL 5965-63, si se ha omitido el nombre de aquél al cual o a cuya orden debe efectuarse el pago, ello es así pues tal anomalía no se suple por la ley (art.102), siendo un título inhábil” (CCCCórdoba, Sala IV, LLC 1991-44). La solución expuesta se justifica en que, si bien el nombre de la persona a quien el deudor debe pagar es un requisito relativamente esencial por cuanto es dable admitir su omisión al momento de su creación, éste debe ser necesariamente completado al tiempo de su presentación, por tal motivo la omisión de consignar el nombre del beneficiario del pagaré al momento de presentarlo al cobro torna inhábil el documento, inhabilidad que no puede ser suplida con elementos o documentos tendientes a acreditar tal identidad, caso contrario se quebrantaría la eficacia del título, el cual debe bastarse a sí mismo (Rouillón, Adolfo A. N.y otros, Código de Comercio Comentado, T.V-p.275; Gómez Leo, Osvaldo, Tratado del Pagaré Cambiario, p.242, entre otros muchos).

Si la causa petendi del pedido de quiebra reside, como en autos, en un pagaré (que no es tal, por lo antedicho), no atendido, el rechazo de aquél se impone por su propio peso. Es condición sine qua nom que el o los títulos presentados puedan ser considerados efectivamente pagarés y que no existan dudas que el portador es el legitimado para el ejercicio del derecho cartular. Sobre lo primero se ha dicho que si se invocó, como en el sub-litem, la existencia de pagarés y el o los papeles no reúnen tal características por ausencia no subsanable el actor carece de legitimación para pedir la quiebra (documentos que carecen de fecha de creación o lugar de emisión; de vencimiento en fecha imposible; o cuando el pagaré no indica el beneficiario, pues esa falta lo priva de eficacia: Heredia, Pablo D., Tratado Exegético de Derecho Concursal, T.3-p.257; Migliardi, Francisco, Improcedencia del pedido de quiebra fundamentado en documentos que no reúnen los requisitos legales para ser considerados pagaré, La Ley 1982-D.192 a 194; Rouillón, Adolfo A. N. y otros, Código de Comercio Comentado, T.IV-B.p.17; C.N.Com, Sala B, La Ley 1982-D.192; C.N.Com, Sala C, E.D. 101-352; C.N.Com, Sala A, 9 de Octubre de 1990, Estruct Horm S.A. s. Pedido de quiebra por Denis Frankfurter Ralf; igualmente otros importantes autores: Quintana Ferreyra, Francisco, Ley de Concursos y Quiebras, T.II-p.36; Cámara, Héctor, El Concurso Preventivo y la Quiebra, T.3-p.1642). En concreto y desde este punto de miras, pedido de quiebra sobre la base de u n pagaré (fs.4) que no es tal, es nulo o inhábil, por carencia de beneficiario, se impone el rechazo del reclamo.Es un típico supuesto que hubiera merecido un rechazo liminar del pedido de quiebra fundado en un documento inhábil. Al no tener el valor de un título cambiario, la documentación de fs.4 no pasa de ser un mero quirógrafo o documento privado no habilitante para pedir la quiebra del denunciado (Baracat, Edgar J. – Micelli, María I. Declaración de quiebra, año 2008, p.52).

7) Esta argumentación es suficiente y dirimente para imponer el rechazo del recurso de apelación. A mayor abundamiento, sin dar por superado lo anterior, el documento de fs.4 (no pagaré) al ser un mero quirógrafo o documento privado, que no goza de presunción de autenticidad ni legitimidad, sin que media un reconocimiento judicial del mismo, sumado al hecho de que no figura en el mismo el nombre de la persona supuestamente acreedora, también lo torna insuficiente para la habilitación del pedido de quiebra, ni siquiera desde la perspectiva de un reconocimiento de deuda (el que, de por sí, tampoco es elemento suficiente para la denuncia realizada en autos, atento su carácter meramente probatorio y no encontrarse demostrada su autenticidad: C.N.Com, Sala A, La Ley 1981-B.227; Rouillón, Adolfo A. N., Código de Comercio Comentado, T.IV-B.p.28; Heredia, Pablo D. Tratado Exegético de Derecho Concursal, T.3-p.263). Por otro lado, según la demanda de fs.11, en relación a la intimación extrajudicial de fs.6, el documento de fs.4 habría sido emitido para garantizar el cumplimiento por un tercero de un contrato de compraventa de una motocicleta, razón por la cual el quirógrafo o instrumento privado relacionado al contrato invocado hace que no esté acreditado per-se la existencia de un crédito líquido y exigible en el limitado ámbito de cognición que impone un pedido de declaración de falencia (C.N.Com, Sala B, J.A.1988-II.85; C.N.Com, Sala E, La Ley 2002-F.912, entre otros). Se reitera que, de todos modos, la peticionante de la quiebra fundó su reclamo, como causa petendi, en la existencia de un pagaré (fs.4 y 11 a 12), el que no es válido (es decir, no se fundamentó el pedido de quiebra en otra cosa que no sea en el invocado instrumento calificado de pagaré por Patricia López).

Por último, el envío de la carta documento de fs.6 reclamando el pago de la afirmada deuda no constituye un elemento idóneo para demostrar la existencia del crédito, conforme a las exigencias previstas por el art.83 de la LCQ (Heredia, Pablo D., Tratado Exegético de Derecho Concursal, T.3-p.263; C.N.Com, Sala A, 18 de Marzo de 1982, Bava Seery y Limaer S.A.; C.N.Com, Sala E, del 6 de Junio de 1989, Tejedurías Patricios SRL; de la misma Sala E, Furh Strossel, Ana s.Pedido de quiebra de Sandmann, del 5 de Mayo de 1989, entre otros)[dicho sea de paso, y como un comentario puramente tangencial sobre el valor de la intimación de fs.6, para el caso hipotético que el documento de fs.4 hubiese contenido el nombre del beneficiario o tomador (que en realidad no lo tiene), tampoco se hubiese cumplido con la carga sustancial de la presentación al pago porque sólo el portador del título está legitimado para ejercitar los derechos incorporados a él, únicamente mediante la presentación se posibilita al deudor comprobar quién goza de esa legitimación; la actora no dijo cuándo ni cómo habría presentado el documento al demandado a su supuesto vencimiento (arts.36 y 40 LCA), y siendo un título de exhibición, dicha presentación al pago no puede suplirse con intimaciones que omiten la exhibición del título; es decir, las intimaciones telegráficas o por cartas documento, a la manera de fs.6, resultan insuficientes para tener por constituido en mora al deudor, ya que tal tipo de requerimiento no puede reemplazar la ineludible presentación del documento, dado su carácter querable: Gómez Leo, Osvaldo, Tratado del Pagaré Cambiario, p.593; C.N.Com., Sala B, E.D. 97-365; del mismo tribunal E.D. 116-548; C.N.Com., Sala E, La Ley 1990-A.512; CCCRosario, Sala III, J.A. 1998-IV-síntesis; CCCRosario, Sala IV, J.A. 1999-IV-99; CCCR, Sala II, J.A. 1996-III-síntesis; vid. Jurisprudencia citada en la obra de Gómez Leo, Osvaldo, Tratado de Pagaré Cambiario, p.623 a 624, letra c, sobre el carácter de la inexcusabilidad de la carga de la presentación].

8) Adicionalmente, concurre otro argumento más obstativo para la procedencia de los agravios:la calidad de acreedora de la peticionante de la quiebra no está demostrada, no solamente por no figurar como tal en el documento de fs.4, sino que media una notoria contradicción en la postura de la accionante ya que al presentar la demanda de quiebra a fs.11, invoca Patricia Mabel López su calidad de acreedora de Marcelo F. Ponce, aseverando que el documento de fs.4 fue librado a su favor. Por el contrario, de la documental acompañada por la propia López, a fs.6, relativo a la intimación extrajudicial de pago dirigida al citado Ponce se hace expresa mención que la acreedora es la firma Resonancias S.A., por la suma de $ 2.100.-, “en concepto de falta de pago de un pagaré por la compra de una motocicleta marca Suzuki, modelo SJ 110, color rojo, en fecha 11 de Diciembre de 2006” (fs.6, de la intimación por carta documento). A su turno, del poder general judicial de fs.1 a 2, se pone en evidencia que el Presidente del Directorio de la sociedad Resonancias S.A. es Walter Rubén Lastra, cónyuge de Patricia M. López. Pero tanto Lastra como la sociedad anónima, que se dice acreedora, son ajenas al pedido de quiebra. Éste fue formulado por Patricia M. López por sí. Entonces, tampoco ha sido demostrado de modo fehaciente quién es realmente la parte acreedora; si lo es la firma Resonancias S.A. o López. En cualquier caso, ninguna de las dos, ni la persona jurídica ni la persona física figuran como beneficiarios o tomadores o acreedores en el documento de fs.4.

9) La omisión de la contestación del traslado por el denunciado no implica allanamiento o reconocimiento de los hechos afirmados por la denunciante. Con el emplazamiento nace para el denunciado deudor la carga de presentarse para la exposición de los hechos y prueba de la defensa, pero no hay obligación de hacerlo.El silencio no equivale a allanamiento, ni da lugar a la declaración de rebeldía (Heredia, Pablo D., Tratado Exegético de Derecho Concursal, T.3-p.351; Cámara, Héctor, El Concurso Preventivo y la Quiebra, T.3-p.1695). El juez debe decidir lo propio según el mérito de las razones y pruebas aportadas por el que invoca su calidad de acreedor y no en función del silencio del supuesto deudor. Y aunque al momento de ordenar el emplazamiento pudo estar provisoriamente persuadido, con error, de la concurrencia de los presupuestos necesarios para la declaración de falencia, puede ocurrir que, cuando llegue al momento de emitir un juicio definitivo sobre la cuestión, acceda a un convencimiento contrario (Heredia, Pablo D., Tratado Exegético de Derecho Concursal, T.3-p.351 a 352, punto 13). Es que el juez debe realizar un análisis provisorio antes de ordenar el emplazamiento sin perjuicio del definitivo que deba concretar en el momento procesal oportuno. Es decir, el juez bien puede volver a analizar los extremos del art.83 de la LCQ, y expedirse definitivamente sobre los mismos mediante el dictado de la resolución pertinente (Rouillón, Adolfo A. N., Código de Comercio Comentado, T.5-p.48; Rouillón, Adolfo A.N., Procedimientos para la declaración de quiebra, p.41, edición 1978). Por lo demás, la constatación de la nulidad del documento de fs.4 como pagaré, atento su carencia de beneficiario es un dato objetivo que pudo y debió controlarse de modo oficioso; y era razón suficiente para imponer el rechazo liminar de la petición de quiebra.

10) La imposición de costas a cargo de la peticionante de la quiebra es lógica consecuencia atento el rechazo de su pretensión, por lo que el agravio carece de toda sustancia (art.251 del CPCC). En la práctica significa que los honorarios del letrado actuante por la denunciante deben ser afrontados por la peticionante de la falencia que lo contrató (el denunciado deudor no se presentó a los autos, guardó silencio, por lo que no hubo letrado que actuara en su defensa).

Por todo lo expuesto, la Sala Primera de la Cámara de Apelación Civil y Comercial de Rosario, RESUELVE: Desestimar el recurso de nulidad y rechazar el recurso de apelación. Insértese, hágase saber y bajen. (Expte. Nro. 341/2011).

SILVESTRI

SERRA

ARIZA

-art.26 ley 10.160-

Siguen las firmas. (Autos: “PONCE, Marcelo sobre Pedido de quiebra por acreedor” – Expte. Nro. 341-2011).

El señor vocal doctor Ariza, dijo: Que habiendo tomado conocimiento de los autos y advirtiendo la existencia de dos votos totalmente concordantes invoca la aplicabilidad al caso de lo dispuesto por el art.26, ley 10.160, absteniéndose de emitir opinión.

ARIZA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s