Se multa a la contribuyente que presentó nuevas declaraciones juradas rectificativas, con diferencias entre lo registrado y lo declarado.

Partes: Postal Paraguay S.R.L. c/ Estado Nacional – AFIP DGI- resol 100/07 s/ Dirección General Impositiva

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal

Sala/Juzgado: V

Fecha: 22-may-2012

Cita: MJ-JU-M-74653-AR | MJJ74653 | MJJ74653

Se impuso una multa a la actora en los términos del art. 45 y 49 de la ley 11683 puesto que la contribuyente presentó nuevas declaraciones juradas rectificativas, de las que resultaban diferencias entre lo registrado y lo declarado.

Sumario:

1.-Corresponde imponer una multa a la actora en los términos del art. 45  y 49  de la ley 11683 puesto que la contribuyente presentó nuevas declaraciones juradas rectificativas, de las que resultaban diferencias entre lo registrado y lo declarado, toda vez que la mera rectificación ulterior no implica la desaparición de la responsabilidad por la inexactitud de los datos de la presentación anterior, salvo que se invoque una causal eximente de responsabilidad.

2.-Si bien no cabe admitir la existencia de responsabilidad de índole penal sin culpa, no es menos exacto que una vez que una persona ha cometido un hecho que encuadra en una descripción de conducta sancionada por la ley, su impunidad solo puede apoyarse en la concreta y razonada aplicación al caso de alguna excusa admitida por el derecho penal vigente, entre ellas la existencia de error excusable en tanto ella surja de los antecedentes fácticos de la causa.

Fallo:

En Buenos Aires, Capital Federal de la República Argentina a los 22 días de mayo de dos mil doce, reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la Sala V de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal, para conocer del recurso interpuesto en autos: “Postal Paraguay SRL c/ EN – AFIP DGI- Resol 100/07 s/ Dirección General Impositiva”, respecto de la sentencia de fs. 120/123 el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿Es ajustada a derecho la sentencia apelada? El Sr. Juez de Cámara, Dr. Jorge Federico Alemany dijo:

I.- Que el Sr. juez de primera instancia rechazo la demanda interpuesta por Postal Paraguay S.R.L.; y en consecuencia, confirmo la Resoluci6n Nro. 100/07, en virtud de la cual la Dirección Regional Microcentro de la Dirección General Impositiva le había impuesto una multa de $2,898,73, en los términos del articulo 45  y 49  de la Ley 11.683. Como fundamento, sostuvo que de las constancias administrativas acompañadas a la causa resultaba que después de la inspección realizada por los funcionarios de la AFIP, y como consecuencia de ella, la contribuyente había presentado unas nuevas declaraciones juradas rectificativas, de las que resultaba un importe de $17,392,39 pesos en concepto de diferencia entre lo registrado en los libros IVA ventas e IVA compras, y lo declarado en las declaraciones juradas del Impuesto al Valor Agregado correspondiente los periodos fiscales febrero a junio de 2004, a favor del Fisco. Impuso las costas a cargo de la vencida.-

II.- Que, contra esa sentencia, la parte actora apelo a fs. 125 y presento su memorial a fs. 133/137; el que fue contestado por la parte contraria a fs. 139/140. En cuanto interesa, sostiene que la presentación de las declaraciones juradas rectificativas no constituye una causal suficiente para imponerle la sanción prevista en los artículos 45 y 49 de la ley 11.683.Señala que en ningún momento fue intimada para que rectificara sus declaraciones juradas, sino que lo hizo como consecuencia de una decisión voluntaria, para adecuarlas “a los ajustes efectuados al momento de la inspección”; y que, ademas, la Administration solamente constato la existencia del elemento objetivo de la infracción, pero no realizo un adecuado examen del elemento subjetivo, es decir, de la culpabilidad de la conducta de su parte. En definitiva, solicita se deje sin efecto la Resolución del 22 de mayo de 2007, por medio de la cual se le impuso la multa.

III.- Que, de las constancias de la causa resulta que, como consecuencia de las observaciones formuladas por los inspectores, la parte actora modificó sus declaraciones juradas iniciales, por medio de la presentación de las correspondientes declaraciones juradas rectificativas (conf. fs. 37/43); por lo que no resulta posible afirmar que su conducta fue espontanea. En tal sentido, cabe agregar que el art. 13  de la ley 11.683 dispone que la declaración jurada hace responsable al declarante por el gravamen resultante y por la exactitud de los datos contenidos en ella, sin que la presentación de otra declaración posterior, aunque no le sea requerida, haga desaparecer dicha responsabilidad.

Por tales razones, en el caso de las declaraciones inexactas, la infracción queda configurada al ser presentadas con datos que difieren de la realidad, omitiendo de tal modo el ingreso del impuesto en su justa medida. La omisión de impuestos prevista en el articulo 45 de la ley 11.683, por si misma y a falta de otros elementos de juicio que lleven a la excusación de la conducta descrita en ese precepto, conduce a tener por configurada la culpa o negligencia implícitamente requerida por la norma en base a la existencia de los errores comprobados en la declaración inicial.La circunstancia de que la conducta del actor no configure la infracción dolosa descrita en el articulo 46 la ley 11.683 no implica que la omisión tributaria quede exenta de reproche (esta Cámara, Sala IV, “Sanchez Jesus Antonio (TF 15.530-1) c/D.G.I”, del 8 de agosto de 2006, “Ernesto C. Boero SAICAG (TF 23011-1) c/DGI”, del 5 de julio de 2007; entre otros).

En suma, la mera rectificación ulterior no implica la desaparición de la responsabilidad por la inexactitud de los datos de la presentación anterior, salvo que se invoque una causal eximente de responsabilidad (esta Sala, en la causa: “Joghems y Cia. S.A. (TF 2127-1) c/ D.G.I.” , expte. N° 21.465/07, del 4 de marzo de 2008). Por lo demás y tal como se ha señalado, si bien es cierto que no cabe admitir la existencia de responsabilidad de índole penal sin culpa, no es menos exacto tampoco que una vez que una persona ha cometido un hecho que encuadra en una descripción de

conducta sancionada por la ley, su impunidad solo puede apoyarse en la concreta y razonada aplicaci6n al caso de alguna excusa admitida por el derecho penal vigente, entre ellas la existencia de error excusable en tanto ella surja de los antecedentes fácticos de la causa (Fallos 327:5345 , y sus citas, del capitulo VIII del dictamen del Procurador General, al que se remitió la Corte). Por lo que, no habiéndose invocado la existencia de error excusable, la sanción aplicada con fundamento en el articulo 45 de la ley 11.683 debe ser confirmada (cfr. esta Sala, en los autos: “Megatom S.A. (TF 23121-1) c/ D.G.I.” expte. 7.766/2008, del 17 de febrero de 2009). En consecuencia, corresponde rechazar el recurso de apelación deducido por la firma actora, y confirmar el pronunciamiento apelado.

Con costas a cargo de la vencida por aplicación del principio objetivo de la derrota que rige en la materia (art. 68  del C.P.C.C.N.) ASI VOTO.- Los Sres. Jueces de Cámara, Dr. Guillermo F. Treacy y Dr. Pablo Gallegos Fedriani adhieren al voto que antecede.-

En virtud del resultado que informa el Acuerdo que antecede, SE RESUELVE: Rechazar el recurso de apelación y confirmar la resolución recurrida en cuanto fue materia de agravios, con costas a la apelante vencida (art. 68 del CPCCN).

Regístrese, notifíquese y oportunamente, devuélvase.-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s