fbpx

Presupuesto 2013: el Gobierno podrá usar las reservas para pagar gastos

El Gobierno ampliará aún más el uso de las reservas del Banco Central durante el año que viene. El proyecto del Presupuesto 2013 que se presentó ayer en el Congreso prevé utilizar cualquier excedente del Fondo de Desendeudamiento no solo para pagar deuda, como fue su diseño original, sino también para financiar gastos de capital, como construir una usina eléctrica, adquirir máquinas del exterior o realizar inversiones para YPF, por ejemplo.

Si se cumplen los pronósticos de los economistas de la oposición, el Gobierno no pagaría el Cupón PBI durante el año que viene –como sí lo plantea el Presupuesto– y esta maniobra le permitiría al oficialismo contar con más de 3.500 millones de dólares para financiar esos gastos.

El artículo 33 del proyecto del Presupuesto 2013 autoriza a constituir el Fondo de Desendeudamiento por US$ 7.967 millones con las reservas del Banco Central. Este Fondo nuevamente será utilizado para pagar los vencimientos de intereses de deuda en moneda extranjera pero ahora, si hay un excedente, también podrá emplearse para “financiar gastos de capital”.

Esa reserva se armó contemplando que la economía crecerá en 2012 un 3,4 por ciento (en 2013 sería 4,4%).

Con ese nivel de crecimiento este año, el Gobierno tendría que pagar el que viene 3.531 millones de dólares por el Cupón PBI. Pero si finalmente el crecimiento fuera menor, le quedaría al kirchnerismo más margen para administrar los recursos por fuera de los ojos del Congreso.

Dos diputados del Frente Para la Victoria (FPV) que siguieron de cerca la elaboración del Presupuesto resaltaron en diálogo con Clarín que si el INDEC registra durante 2012 un crecimiento menor al 3,26% , el Gobierno se ahorrará esos US$ 3.531 millones y estos dólares podrán utilizarse para obras públicas o financiar algún tipo de inversión en moneda extranjera. “Esta plata no se puede monetizar”, agregó uno de los diputados. Es decir, que este excedente no podría destinarse para adquirir máquinas en el mercado interno porque esos dólares no pueden cambiarse a pesos en el mercado local .

“Vamos a seguir utilizando esta herramienta (Fondo de Desendeudamiento) como uno de los mecanismos de financiamiento del repago de deuda ”, aseguró el ministro, Hernán Lorenzino, en la presentación del Presupuesto, ayer, en la Cámara de Diputados. El funcionario evitó mencionar la nueva función que tendrá el Fondo, a pesar de que había sido adelantada por el diario Ámbito Financiero . El titular de Hacienda fue el único orador del encuentro, pese a que estuvo acompañado por el secretario de Política Económica, Axel Kicillof; el secretario de Finanzas, Adrián Cosentino; el de Hacienda, Juan Carlos Pezoa, y los diputados del Frente Para la Victoria Roberto Feletti, Agustín Rossi y Julián Domínguez.

Algunos diputados de la oposición que también son economistas, como es el caso de Claudio Lozano o Alfonso Prat Gay, no podían ocultar ayer sus críticas al Gobierno al ver que el oficialismo plantea pagar el Cupón PBI durante el año que viene, cuando en realidad –dicen– la economía crecerá bastante menos que lo que indican las estadísticas oficiales. “Si efectivamente se cumple lo que está previsto en el Presupuesto, el Gobierno habrá mentido en la tasa de crecimiento de 2012 y se pagarán 3.581 millones que no se deberían”, resaltó Lozano en diálogo con Clarín .

El Fondo de Desendeudamiento se constituyó en 2010 y derivó en la conflictiva salida de Martín Redrado del Banco Central. El principal cuestionamiento que se hacía era que este Fondo priorizaba a los acreedores externos sobre los internos. “Esa plata que el Banco Central le gira al Tesoro nunca se la van a devolver y terminan pagándole a los bonistas a expensas de los asalariados”, agregó en esta línea Alfonso Prat Gay.

Fuente: http://www.ieco.clarin.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: