«Las dos maneras de divorciarse que existen en la Argentina no funcionan»

Continúan manteniéndose los debates y discusiones motivadas por la reforma del Código Civil y Comercial. En esta oportunidad, Ricardo Lorenzetti afirmó que, con la reforma, el matrimonio seguirá ocupando una posición dominante en el derecho de familia, aunque se manifestó en contra de las vías legales vigentes para terminar un vínculo, como el causal por incumplimiento del deber de fidelidad y/o los «divorcios por mutuo acuerdo» entre los cónyuges.

 «El matrimonio sigue siendo la institución central del derecho de familia. Nosotros no estamos en contra de la fidelidad ni de que el matrimonio se constituya sobre la base de un proyecto de vida en común que incluya la fidelidad», señaló Lorenzetti en una entrevista para el diario La Nación. Sin embargo, agregó que «la fidelidad no puede ser un deber conyugal por una cuestión de técnica jurídica».

 El juez de la Corte Suprema precisó también que los modos para terminar con este tipo de vínculos no son eficaces. «La experiencia judicial y cotidiana indica que las dos maneras de divorciarse que existen en la Argentina no funcionan. Las audiencias de conciliación en los divorcios de común acuerdo se transformaron en una ficción», explicó.

 Con respecto a finalizar un divorcio que tiene como causal hechos de infidelidad, Lorenzetti aseguró que el incumplimiento de este deber conyugal tiene como consecuencia «la destrucción familiar, el agotamiento del patrimonio y graves daños a los hijos».

 «En cambio, se ideó el divorcio como el fin de la decisión de la pareja de la vida en común. Si no hay que presentar una causa para divorciarse, quiere decir que no hay un deber que no se cumple. Es una vía mucho más acorde con lo que pasa en la sociedad», aseguró el titular de la Corte Suprema.

Fuente: http://www.infobae.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: