Es oficial el impuesto del 15% a las compras en dólares por Internet y débito

El Gobierno publicó en la edición de este lunes del Boletín Oficial la aplicación del recargo del 15% sobre las compras en dólares por Internet y con tarjetas de créditos, que se había anunciado la semana pasada.Se trata de la resolución general 3379 firmada por el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray, que aplica el anticipo de los impuestos «a las Ganancias y Bienes Personales para las operaciones de adquisición de bienes y/o servicios efectuadas por sujetos residentes en el país a vendedores o prestadores del exterior». Para acceder al texto completo de la norma haga clic aquí.

La medida toma como antecedente la norma 3378 , que «estableció un régimen de adelanto del Impuesto a las Ganancias y/o sobre los Bienes Personales aplicable a las operaciones de adquisición de bienes y/o prestaciones y locaciones de servicios efectuadas en el exterior por sujetos residentes en el país, las cuales constituyen un indicador efectivo de capacidad contributiva».

En seis artículos, más uno de forma, el Gobierno «incorpora en el régimen de percepción establecido por la resolución general 3378 las operaciones que sean canceladas mediante la utilización de tarjetas de débito», como así también «las compras de bienes y/o prestaciones y locaciones de servicios efectuadas por residentes en el país, a través de portales o sitios virtuales y/o cualquier otra modalidad por la cual las operaciones se perfeccionen mediante la utilización de Internet en moneda extranjera «.

El cargo, que desde hoy alcanza a todos los consumos realizados en el exterior, crea en los hechos un nuevo tipo de cambio: el «dólar tarjeta», ya que este tipo de consumos, que hoy se convierten en el resumen a un dólar de $4,65, pasarán a realizarse a un cambio de $5,35, tomando valores del viernes.

Si bien la retención funciona como un pago a cuenta de otro impuesto, para la creciente cantidad de empleados alcanzados por Ganancias (a partir de la falta de actualización de los mínimos no imponibles y los montos desgravables), el reintegro se efectuará sin reajuste y a plazos que irán de uno a once meses, dado que se trata de tributos de liquidación anual y gastos deducibles sólo desde que se presenta su declaración.

Fuente: http://impuestos.iprofesional.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: