fbpx

Diputados sancionó con amplia mayoría la expropiación de la ex Ciccone Calcográfica

Con el empuje del Frente para la Victoria, la Cámara de Diputados sancionó este miércoles por la noche la ley que declara de «interés público y sujeta a expropiación» a la Compañía de Valores Sudamericana, ex Ciccone Calcográfica, durante una sesión cargada de cuestionamientos al vicepresidente Amado Boudou.

Tras casi nueve horas de debate, el bloque oficialista logró cumplir con la voluntad de la Casa Rosada con 145 votos afirmativos, 77 negativos y 5 abstenciones.

Antes de la votación, el titular de la bancada del Frente para la Victoria (FPV), Agustín Rossi, defendió al proyecto y al vicepresidente: «Ni siquiera fue llamado a declarar, no está  procesado», subrayó.

«Los opositores hace tres meses propiciaban la expropiación y ahora no votan porque lo propicia el Estado argentino», criticó Rossi en el recinto, según citó NA.

«Es una decisión acertada, potencia una actividad que tiene que estar en manos del Estado», agregó el diputado santafesino, poco antes de mantener un duro cruce con su par de la UCR Oscar Aguad.

La oposición, con más críticas que apoyos

Los principales referentes opositores manifestaron durante el debate duras críticas, que apuntaron a la causa judicial en la que se los investiga al vicepresidente Amado Boudou y al titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray, por presuntas gestiones para favorecer a esa empresa.

Algunas de las principales declaraciones, recopiladas por la agencia DyN, son:

  • Felipe Solá, diputado del PJ disidente: «Lo que hubiera hecho cualquier hombre o mujer de bien sería haber dados las explicaciones pero, en cambio, el vicepresidente hizo todo lo contrario, se escondió como un cobarde y parte de esta cámara que es oficialismo, ayuda a que ese cobarde siga escondido».
  • Federico Pinedo, diputado macrista: aseguró que con la expropiación de Ciccone el Estado deberá pagar «con plata a los amigos del vicepresidente o al mismo vicepresidente» Amado Boudou.
  • Elisa Carrió, diputada de la Coalición Cívica: «No hay dudas de que el señor Amado Boudou es el propietario de la empresa a expropiar y que tiene como rehén a todo el Frente para l Victoria».
  • Fernando Solanas, diputado de Proyecto Sur: «El oficialismo aprobó su dictamen en veinticuatro horas y el nuestro nunca fue tratado en Comisión. Este Congreso está degradado porque se viola el reglamento y no se respeta el trabajo de los diputados».
  • Eduardo Amadeo, diputado del PJ disidente: «La expropiación de la ex Ciccone es una maniobra para encubrir al vicepresidente».
  • Victoria Donda, diputada del FAP: «Me resulta evidente que es sólo una maniobra para tapar y convalidar el accionar y la responsabilidad del vicepresidente Boudou en todo este negociado».
  • Enrique Thomas, diputado del PJ disidente: «No vamos a prestarnos a ese juego de mentiras disfrazadas y relatos de conveniencia. Este es un episodio sin precedentes en la historia legislativa argentina. Se trata de un crimen perpetrado contra el propio Estado que paga, con fondos propios y ajenos, el ocultamiento de las pruebas del delito cometido en su contra».
  • Mario Negri, diputado radical: «No vamos a acompañar este proyecto porque tenemos más dudas que certezas, que nos llevarían a la complicidad. Nuestro voto en contra no tiene que ver con la estatización o no de una empresa, sino con la falta de verdad, la falta de información y transparencia. Y fundamentalmente con una estrategia recurrente del Gobierno de cambiar el eje de discusión cuando está frente a situaciones judiciales que pueden comprometer a funcionarios».
  • Juan Carlos Zabalza, diputado socialista: «En la famosa conferencia de prensa de Amado Boudou, el último jueves Santo, el vicepresidente ha pretendido convertirse en juez de la Justicia. Si esto se consiente como algo lógico, se trata de un brutal condicionamiento al Poder Judicial, que ya ha llevado a las renuncias del procurador y del fiscal, y que atenta contra la división de poderes».
  • Juan Casañas, diputado radical: «El Gobierno está saliendo al rescate de una empresa con pérdidas millonarias y que está además siendo investigada en la Justicia por lavado de dinero. La misma causa en la que el vicepresidente Amado Boudou está imputado por enriquecimiento ilícito y negociaciones incompatibles con la función pública, adonde también está siendo investigado Ricardo Echegaray».
  • Julio Martínez, diputado radical: «El marco real del debate es el de un escándalo de corrupción donde está involucrado gran parte de los eslabones que tiene el Estado y que roza muy fuertemente al Vicepresidente Amado Boudou».

En cambio, el diputado socialista Jorge Rivas expresó: «La sanción definitiva de la ley que declara de interés público y sujeta a expropiación a la empresa ex Ciccone, para que pase a depender de la Casa de la Moneda es para nosotros, en definitiva, un paso más para hacia la profundización de nuestra autonomía».

Asimismo, Juan Carlos Junio, diputado de Nuevo Encuentro, aseguró: «Quiero expresar el apoyo del Frente Nuevo Encuentro (FNE) al proyecto de declaración de utilidad pública y sujeto a expropiación de la Compañía de Valores Sudamericana. Lo hacemos desde la convicción de que el Estado debe continuar recuperando para sí los atributos que son de su competencia y que deben ser indelegables».

Fuente: http://legales.iprofesional.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: