Roldán Germán Esteban c/ Giomon S.R.L.

Tribunal: Corte Suprema de Justicia de la Nación

Fecha: 7-ago-2012

Cita: MJ-JU-M-74614-AR | MJJ74614 | MJJ74614

En una acción de derecho común derivada de un accidente de trabajo, se dispuso que la declaración de inconstitucionalidad del 39 inc. 1 de la ley 24557 no lleva a eximir de responsabilidad a la ART.

Sumario:

1.-Corresponde revocar la sentencia que, en una acción de derecho común motivada en un accidente laboral, eximió de responsabilidad a la Aseguradora de Riesgos de Trabajo, por entender que el contrato de seguros celebrado con la empleadora demandada no comprendía la responsabilidad civil de ésta pues, de la inconstitucionalidad del art. 39 inc. 1 de la ley 24557 en cuanto exime de responsabilidad civil al empleador, no se deriva que la ART no deba satisfacer las obligaciones que ha contraído en el marco de la citada norma, por ende, la mentada inconstitucionalidad igualmente posibilita que el empleador pueda encontrar protección en la medida de su aseguramiento (de la sentencia Cura, Hugo Orlando c. Frigorífico Riosma S.A a la cual la Corte remite)

2.-La invalidez constitucional del art. 39 inc. 1 de la ley 24557 no libera a las Aseguradoras de Riesgos del Trabajo del deber de satisfacer las obligaciones contraídas en el marco de la ley 24557 (del voto de los Dres. Petracchi y Zaffaroni)

Fallo:

Procuración General de la Nación

-I-

La Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, Sala VIII, confirmó el fallo de grado que declaro la inconstitucionalidad del articulo 39 de la ley n° 24.557-entendió aplicable al sub lite el antecedente de Fallos: 327:3753 (“Aquino”), responsabilizó al principal como propietario de la cosa riesgosa que le ocasionó daños al trabajador en los términos de los artículos 1109 y 1113(ef:LEG1308.1113) del Código Civil y rechazó la acción respecto de la ART por valorar que el empleador tenia contrato de seguro en los términos de la Ley de Riesgos del Trabajo, que excluye el resarcimiento de los daños previstos en la preceptiva civil (cfse. Is. 5701577 Y 6191622).

Dicho pronunciamiento motivó que la accionada dedujera el recurso de fojas 626/633, que fue contestado (v. fs. 636 y 643/644) Y denegado a fojas 647, dando lugar a esta queja (fs. 31/33 del cuaderno respectivo).

-II-

En síntesis, la impugnante aduce la existencia de una cuestión federal estricta y también de arbitrariedad, haciendo hincapié en la grave trascendencia que reviste el tema. Asimismo, refiere una violación a las garantías de los artículos 17, 19 y 31 de la Ley Fundamental.

En ese orden, con cita del antecedente de Fallos: 325:11 (Gorosito), defiende la validez del artículo 39 de la ley n° 24.557 y rechaza que el caso sea asimilable al de Fallos: 327:3753 (“Aquino”). Precisa sobre ese punto que la sentencia es arbitraria por cuanto hace afirmaciones dogmáticas que le proveen un sustento aparente, además de-que soslaya los extremos propios del caso, que son diametralmente opuestos a los del citado por la Sala.Arguye que el infortunio del actor, quien se desempeñaba en tareas de vigilancia en un comercio, no obedeció a la falta de entrega de los elementos de seguridad, negligencia u obligación alguna a cargo del principal, sino que fue resultado de un hecho delictivo cometido 113por un tercero, por lo que no medió, en rigor, cosa riesgosa en los términos del artículo 1113 del Código Civil.

Concluye señalando que la Alzada se aparta del fallo citado al eximir de condena a la aseguradora co-demandada, desde que la invalidación de un precepto art. 39, LRT-, no importa la de la disposición en su conjunto ni la del contrato respectivo (cfr. fs. 626- 633).

-III-

Ha reiterado V.E. que resulta improcedente la apelación federal si remite al examen de cuestiones de hecho, prueba Y derecho común y procesal, materia propia de los jueces de la causa y extraña por naturaleza, a la instancia del articulo 14 de la ley n° 48; en particular, si la decisión cuenta con fundamentos suficientes de igual carácter que, más allá de su acierto o error, le confieren base jurídica y descartan la tacha de arbitrariedad (cfr. Fallos: 323:2879 ; 324:3729 ; entre muchos).

En mi parecer, ese es el supuesto de autos. Y es que, aun dejando de lado que en ocasión de contestar la demanda la empleadora se limitó, en estricto, a negar el desarrollo de los hechos expuestos” (fs. 155), introduciendo su queja relativa a la producción del daño por un tercero ya la ausencia de cosa riesgosa recién -en oportunidad de apelar (cf. fs. 593vta.), lo cierto es que la Cámara al examinar la presentación, entre otros argumentos, remitió a los •propios de la sentencia apelada” (cf. fs. 621). De la lectura de dicho resolutorio, a su turno, resulta que la cuestión que motiva la protesta sustancial de la quejosa fue tratada por el juez de mérito (cf. Is.574), con arreglo a razones que, más allá de su grado de acierto, alcanzan para sustentar la decisión, máxime, considerando la índole excepcional de la tacha intentada, cuya procedencia requiere un apartamiento inequívoco de la solución normativa o una decisiva carencia de fundamento (Fallos: 325:924 , 3265; etc.).

Corresponde rechazar los agravios -ha dicho V.E- que sólo trasuntan discrepancia con el alcance de normas no federales y con la valoración de extremos fácticos (Fallos: 326:3939 ; 329:1522 ).

-IV-

Por lo dicho, estimo que corresponde desestimar el recurso directo de la demandada.

Buenos Aires, 23 de agosto de 2007.

Corte Suprema de Justicia de la Nación

Buenos Aires, 7 de agosto del 2012

Vistos los autos: “Recurso de hecho deducido por Gimon S.R.L. en la causa Roldán, Germán Esteban o/ Gimon S.R.L. y otro”, para decidir sobre su procedencia

Considerando:

1°) Que la Sala VIII de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo confirmó la sentencia dictada en primera instancia que, tras declarar la inconstitucionalidad del art. 39, inc. 1° de la ley 24.557, había condenado a la demandada empleadora al pago de la indemnizaci6n por accidente laboral reclamada con sustento en las disposiciones del derecho común, y eximido de responsabilidad a la aseguradora de riesgo del trabajo por entender que el contrato de seguro celebrado no comprendía el resarcimiento de los daños previstos en la ley civil.

2°) Que, contra tal pronunciamiento la vencida dedujo el recurso extraordinario -cuya denegación dio lugar a la queja en examen- mediante el cual cuestiona tanto lo concerniente a la descalificaci6n constitucional decretada como lo resuelto en orden a la responsabilidad de la compañía aseguradora.

3°) Que, en lo vinculado con el primer aspecto de la impugnación, la apelación federal resulta inadmisible (art.280 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación)

4°) Que, de otro lado, el agravio que postula la responsabilidad de la aseguradora de riesgo del trabajo, suscita el examen de una materia análoga a la debatida y resuelta en la causa C.1936.XL “Cura, Hugo Orlando cl Frigorífico Riosma S.A. si accidente – acción civil” , sentencia del 14 de junio de 2005, a cuyos fundamentos y conclusiones corresponde remitir, en lo pertinente, por razones de brevedad.

Por ello, oída la señora Procuradora Fiscal subrogante, se hace lugar parcialmente a la queja y al recurso extraordinario y se deja sin efecto la sentencia con el alcance indicado. Costas a la aseguradora en la medida en que progresa la pretensi6n recursiva (art. 68 del c6digo citado). Vuelvan los autos al tribunal de origen para que, por quien corresponda, se dicte un nuevo fallo con arreglo al presente. Agréguese la queja al principal.

Reintégrese el depósito de fs. 36. Notifíquese y, oportunamente, remítase.

RICARDO LUIS LORENZETI – ELENA I. HIGHTON DE NOLASCO – ENRIQUE S.PETRACCHI- JUAN CARLOS MAQUEDA – CARMEN M. ARGIBAY – E. RAUL ZAFFARONI

VOTO DE LOS SE ORES MINISTROS DOCTORES DON ENRIQUE SANTIAGO PETRACCHI y DON E. RAUL ZAFFARONI Considerando:

1°) Que la Sala VIII de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo confirmó la sentencia de primera instancia qua, luego de haber dec1arado la inconstitucionalidad del art. 39, inc.1°, de la ley 24.557, condenó a la empleadora demandada, con base en el Código Civil, al pago de laindemnizaci6n por daños derivados del accidente laboral reclamada por el actor.

Asimismo, eximi6 de responsabilidad a la aseguradora de riesgos del trabajo, con fundamento en que el contrato de seguro que vinculaba a esta con la empleadora “no cubra el resarcimiento de los danos previstos en la ley civil”.

2°) Que contra dicha sentencia la empleadora interpuso recurso extraordinario, cuya denegatoria motivó la queja en examen, agraviándose de la antedicha declaraci6n de inconstitucionalidad y la eximición de responsabilidad de la aseguradora.

3 0) Que, en cuanto al primer punto indicado, el recurso extraordinario es insustancial (art. 280 del C6digo Procesal Civil y Comercia1 de la Nación; doctrina del caso “Aquino” (Fallos: 327:3753) y “Cura, Hugo Orlando el Frigorífico Riosma S.A. si accidente – acción civil”, sentencia del 14 de junio de 2005). Por el contrario, asiste raz6n a la apelante en su restante cuestionamiento pues, tal como ha sido juzgado en el recordado precedente, la invalidez constituciona1 del citado art. 39, inc. 1°, de la Ley de Riesgos de Trabajo no libera a las aseguradoras de riesgos del trabajo del deber de satisfacer las obligaciones contraídas en el marco de la ley 24.557 (voto de los jueces Petracchi y Zaffaroni -considerando 14-, Be11uscio y Maqueda -considerando 11- y Biggiano -considerando 4°-).

Por e110, se resuelve: Hacer lugar parcialmente a la queja, admitir el recurso extraordinario y revocar la sentencia apelada con el alcance indicado. Costas a la aseguradora, en la medida en que progresa el recurso (art. 68 del código citado). Hágase saber, reintégrese el depósito, agréguese la queja al principal y, oportunamente, devuélvase a fin de que se dicte un nuevo pronunciamiento con arreglo al presente.

E. RAUL ZAFFARONI – ENIQUE S. PETRACCHI –

DISIDENCIA PARCIAL DE LA SENORA MINISTRA DOCTORA DONA CARMEN M. ARGIBAY

Considerando:

1°) Que la Sala VIII de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo confirmó la sentencia de primera instancia que, luego de haber declarado la inconstitucionalidad del art.39, inc. 1, de la ley 24.557, condenó a la empleadora demandada, con base en el Código Civil, al pago de la indemnizaci6n por danos derivados del accidente laboral reclamada por el actor. Asimismo, eximi6 de responsabilidad a la aseguradora de riesgos del trabajo con fundamento en que el contrato de seguro que vinculaba a ésta con la empleadora “no cubre el resarcimiento de los danos previstos en la ley civil”.

2°) Que contra dicha sentencia la demandada interpuso recurso extraordinario, cuya denegatoria motivó la queja en examen, agraviándose de la antedicha declaración de inconstitucionalidad y la eximición de responsabilidad de la aseguradora.

3°) Que el recurso extraordinario cuya denegación origina la presente queja, resulta inadmisible (art. 280 Código Procesal Civil y Comercial de Ia Nación) .

Por ello, se desestima esta presentación direc ta y se da por perdido el depósito de fs.36. Notifíquese y archívese.

CARMEN M. ARGIBAY

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s