fbpx

Plata de los jubilados: el 28% financia gastos de otras áreas

El auxilio para que Daniel Scioli pague el medio aguinaldo y los publicitados créditos para la construcción de viviendas usando fondos que administra la ANSeS, volvieron a disparar la polémica sobre el uso de la plata de los jubilados. Ocurre que el organismo destina a pagos ajenos al sistema previsional 1 de cada 4 pesos de su presupuesto anual.

 Y mientras presta esos recursos, paga jubilaciones bajísimas, no extiende a todos los jubilados los fallos de la Corte Suprema, acumula miles de juicios y atiende a cuenta gotas los fallos judiciales. Y por otro lado, se hace cargo de gastos y prestaciones que no son propios del sistema previsional, como el plan de computadoras o los déficits de las Cajas Jubilatorias de policías y militares, entre otros de una larga lista.

 Frente a este panorama, el viceministro de Economía, Axel Kicillof, calificó de “reaccionarios” a quienes critican la política oficial. A cambio, recibió réplicas muy duras de dirigentes de la oposición y de jubilados en general que sintieron que sus dichos habían sido “una falta de respeto” .

 Además, Kicillof, el ministro de Economía Hernán Lorenzino, y el titular de la ANSeS, Diego Bossio, ayer fueron objeto de una denuncia ante la Justicia por una presunta “malversación de fondos públicos, desvío de fondos e incumplimiento de los deberes de funcionario”, impulsada por el dirigente radical Humberto Bonanata.

 Los números fríos indican que de un Presupuesto fijado para este año en más de $ 218.000 millones, el 28% -que equivale a unos $ 55.000 millones – la ANSeS lo destina a cubrir una serie de gastos de otras áreas, como los citados créditos para construir casas, pagar 1,2 millón de pensiones no contributivas que otorga el Ministerio de Desarrollo Social; financiar el pago de 3,5 millones de la Asignación Universal por Hijo; las pensiones de ex Combatientes; los planes de empleo, y hasta el reparto de computadoras a chicos en edad escolar.

 El sistema previsional argentino es “de prestaciones definidas”, esto significa que le garantiza al aportante que cobrará un haber vinculado a su nivel salarial. Y si esto no se respeta, el jubilado puede hacer una demanda y la Justicia fallará a su favor. Entre otras cosas, esto lo diferencia de los regímenes de las AFJP en los que los beneficios son “indefinidos”, sin ningún piso.

 Por otro lado, la ANSeS tiene el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) que maneja hoy $ 214.000 millones. Con eso financia los déficits del Tesoro Nacional y otorga créditos a empresas. De este Fondo salieron los recursos para los créditos de viviendas y el auxilio a la provincia de Buenos Aires . Casi el 60% está en títulos públicos , como hacían las AFJP.

 En los últimos dos años, ese Fondo se estuvo descapitalizando ya que creció menos que la inflación real, perdiendo la valorización de los años anteriores. En 2011, el FGS aumentó apenas el 12,1%, contra una inflación real de 24%. Y en lo que va de 2012 aumentó un 7,5%, contra una inflación real de 12%. Así, en términos reales, el Fondo tiene el mismo valor que a fines de 2008 cuando se estatizó el sistema jubilatorio.

 Entre otras razones, esto se debe a que los intereses del FGS se usan para pagar la Asignación por Hijo. Y porque tiene en su cartera la mayor parte de los bonos que se ajustan por inflación , dato manipulado hacia abajo por el INDEC.

Fuente: http://www.ieco.clarin.com

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: