fbpx

Las elecciones de los antimoyanistas serán el 3 de octubre y el candidato es Caló

Daer también anticipó que el Comité Confederal se realizará en el gremio de La Fraternidad, de acuerdo a lo que dicidieron los principales referentes de los gremios mecánicos, metalúrgicos, Obras Sanitarias, comercio, estatales, alimentación, UTA, taxistas, docentes particulares, marítimos, construcción, ferroviarios, maquinistas, petroleros privados, aduaneros y mineros, entre otros.

 José Luis Lingeri, uno de los principales referentes del sector antimoyanista y titular del Sindicato Gran Buenos Aires de Trabajadores de Obras Sanitarias (Sgbatos), había adelantado que la reunión de hoy fijaría “las fechas de un Comité Central Confederal y de un congreso normalizador”, tras el dictamen del Ministerio de Trabajo que hizo lugar a la impugnación de la convocatoria electoral del próximo jueves, realizada por el moyanismo.

 Daer, por su parte, había advertido que demostrarían tener “la mayoría del Consejo Directivo, la mayoría del secretariado que pone en marcha el proceso electoral”, y se había mostrado seguro de que el congreso moyanista del jueves será, más que un congreso, “una reunión de amigos”. “Ya no tiene la validez de un congreso porque tiene ilegitimidad de origen. Va a ser una reunión de un grupo de dirigentes que se autoproclamarán”, advirtió.

 Anticipándose a las definiciones que se tomarán esta semana, ayer Moyano admitió que “la CGT ya está dividida, hace tiempo”. Después cargó contra la Casa Rosada, y aseguró que la decisión del Ministerio de Trabajo de invalidar su convocatoria al congreso es “una maniobra de un gobierno que pretende aplicar otra política que no va a favor de los trabajadores”.

 Con la fractura entre los moyanistas, los Gordos e independientes, la representación sindical quedará repartida en cinco centrales, las dos CGT, la CGT barrionuevista y los sectores de la Central de Trabajadores de la Argentina que encabezan Hugo Yasky y Pablo Micheli.

 El gastronómico Luis Barrionuevo, quien ayer salió con todo contra Moyano, aclaró que la CGT Azul y Blanca no va a sumarse al grupo de los independientes y los Gordos sino que va “a mantener” su “independencia”. Barrionuevo reveló que Moyano le ofreció codirigir la central obrera. “Me llamó para ofrecerme hacer una CGT fifty-fifty (50-50) y le dije que no quería saber nada. Me hubiera llamado cuando él era rubio, tenía ojos claros y vomitaba caviar”, declaró. El gastronómico lidera un grupo de sindicatos que se escindieron de la CGT en el año 2008.

 

Fuente: http://www.pagina12.com.ar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: