fbpx

Siendo el concubino de la víctima un trabajador golondrina, no se lo indemniza, pues se presume que no convivieron.

Partes: A. C. J. p/sí y p/el menor L. G. R. c/ Sosa Marcelo Fabián Ferreyra de Citon. Blanca Lourdes y la Economía Procesal S.A. s/ daños y perjuicios

Tribunal: Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Minas, de Paz y Tributaria de Mendoza   Sala/Juzgado: Quinta

Fecha: 11-jun-2012

Cita: MJ-JU-M-72919-AR | MJJ72919 | MJJ72919

Se revoca el fallo que desestimó el reclamo indemnizatorio del concubino de la víctima del accidente por entender que se trataba de un trabajador «golondrina» y que no había convivido con la damnificada.

 

Sumario:

1.-Debe revocarse el fallo en cuanto desestimó el reclamo indemnizatorio del concubino de la víctima del accidente, pues no resulta apropiado rechazar su pretensión por entender que se trataba de un trabajador golondrina , tal como se presume en la sentencia, para afectar el aspecto de alguna perdurabilidad en la convivencia de los concubinos, ello frente a las pruebas de convivencia y de hijos en común, a las que se suma la de una actividad laboral desarrollada por el reclamante en el país como albañil.

 

2.-Si bien el certificado de residencia agregado informa que el actor habría ingresado al país un mes antes del accidente de su concubina, ello no excluye ni perjudica la circunstancia de que el progenitor del menor hubiese residido en el país en los tiempos de la concepción y nacimiento de su hijo, y también posteriormente; y eventualmente la fecha a la que se alude como ingreso al país en el referido instrumento no se puede tomar para ignorar las demás circunstancias que se acaban de analizar, ni tampoco es posible establecer que, sin descalificar el ingreso al país en base a la fecha que se indica en el certificado, se pueda llegar a sostener que el actor no hubiera residido efectivamente en el país con anterioridad.

 

3.-A efectos de cuantificar la pérdida de chance reclamada, no puede agotarse la importancia e incluso el significado económico que corresponde asignarle al aporte de la concubina en la relación de convivencia, sólo al monto que la misma percibía en razón del beneficio de jefa de hogar, pues el aporte de la mujer como ama de casa tiene evidentemente un valor per se , ya que se trata de la prestación permanente e integral del desarrollo de una actividad en beneficio del desenvolvimiento general de la vida y de las actividades totales de los componentes del grupo conviviente.

 

Para ver el fallo completo descargalo haciendo clic Aquí

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: