fbpx

Culpable: le dan 18 años a Vásquez por matar a Wanda

No hubo alevosía, como consideró el abogado de la querella que había pedido reclusión perpetua. Tampoco beneficio de la duda o imprudencia, dos de las tres opciones que le sugirió a los jueces el defensor. Para el Tribunal Oral Criminal 20, Eduardo Vásquez (36) es responsable penalmente por haber quemado a su mujer Wanda Taddei (29) el 10 de febrero de 2010, pero consideró que el homicidio estuvo atenuado por la emoción violenta y le aplicó una pena de 18 años de prisión. Por el delito que estaba en juego, el homicidio agravado por el vínculo, se esperaba un fallo a suerte o verdad: la absolución o la sanción más severa. Sin embargo, los magistrados Pablo Gustavo Laufer, Patricia Mallo y Luis Fernando Niño optaron por una posición de condena, aunque intermedia y más cercana al tope que establece la ley. Para conocer los fundamentos que los llevaron a tomar esa decisión, que generó sorpresa en todas las partes intervinientes, habrá que esperar hasta el próximo viernes 22 a las 17.30.

La jornada final del debate había comenzado por la mañana cuando Vásquez tuvo la posibilidad de decir sus últimas palabras ante los jueces. Aunque admitió ser consciente de que sus dichos no les harían cambiar la opinión, les pidió “que sean justos y tengan el valor de discernir y sostener la diferencia entre un accidente y hacerse daño en forma intencional entre dos personas que se aman”. Su relato se basó en una nota escrita de puño y letra, que guardó como ayuda memoria y finalmente no usó, a la que Clarín accedió en exclusiva. Allí se definió “destruido” y advirtió que “ni una absolución” podría reparar sus pérdidas.

“No me borré, ni soy un criminal”, resaltó al recordar su actitud de apagar el fuego que envolvía a su mujer y trasladarla, con sus propias manos quemadas, al hospital Santojanni, la madrugada del 10 de febrero de 2010. Por la tarde, Vásquez no presenció la lectura del fallo en el edificio de Lavalle al 1100.

Familiares de Vásquez y de su pareja, ubicados en cada uno de los extremos de la sala, escucharon la sentencia en boca del juez Laufer en silencio y así continuaron hasta abandonar la sala. Lorena, la hermana de Vásquez, se retiró por un sector acompañada de familiares y amigos.

Beatriz Taddei buscó consuelo en su hijo mayor Néstor.

La reacción serena de las familias enfrentadas por el juicio sólo se quebró por el llanto de Elsa Jerez, madre de Fátima Catán, una víctima de la violencia de género, y por una mujer que exhibía una lámina con las fotos de los muertos en Cromañón, mientras criticaba a viva voz el fallo. Los propios familiares de Taddei les pidieron cordura a quienes esperaban una pena mayor. Como la que demandaba el cartel colocado en el frente de la sede judicial en el que se leía “Tus 194 víctimas de Cromañon presentes para ver tu perpetua. Justicia”. O los de Mujeres del Sur que pedían “No más mujeres muertas. Basta de femicidios” .

El abogado de la familia Taddei también expresó su disconformidad con el fallo. “ No estoy de acuerdo con el tema de la emoción violenta porque nadie la planteó en el debate y no hay un sólo índice que indique que esa noche la hubo”, remarcó Leonardo Rombolá. “No la vio la fiscalía, no lo vio la querella y tampoco lo vio la defensa , por lo que evidentemente es una construcción que hace el Tribunal Oral y habrá que ver los fundamentos que utilizan” señaló el letrado, que ratificó, como anticipó en su alegato, que no existen circunstancias extraordinarias de atenuación. “Para hablar de emoción violenta tenemos que hablar de lo que es la ira y él (Vásquez) dice que se sentó y se fumó un cigarrillo. ¿Dónde está la ira?”, se preguntó Rombolá

En relación al homicidio agravado, el artículo 80 del Código Penal establece: “Se impondrá reclusión perpetua o prisión perpetua al que matare (según el inciso 1), a su ascendiente, descendiente o cónyuge”. El mismo artículo, al final de su texto, considera que “cuando en el caso del inciso primero (es decir, si existe agravamiento por el vínculo) mediaren circunstancias extraordinarias de atenuación, el juez podrá aplicar prisión o reclusión de 8 a 25 años”.

En su alegato, el abogado defensor Eduardo Guarna había planteado como tercera opción a los jueces que la actitud de trasladar a Wanda al hospital dejara trunca cualquier posibilidad de condena . Al considerar el mismo punto, el fiscal Oscar Ciruzzi, que pidió prisión perpetua, lo descartó como atenuante, debido a la calificación con la que el caso llegó a juicio.

Desde el penal de Ezeiza, donde está detenido, Vásquez también se mostró sorprendido por la decisión judicial.

“Está impactado por el fallo”, reveló su abogado, que conversó con él por teléfono tras el fallo. “No está contento, porque quería ser absuelto, pero sí muy emocionado por los 18 años que le dieron en lugar de los 35 que esperaba”, agregó.

Fuente: http://www.clarin.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: