La Ciudad no fue y anuncian otro paro

EL GOBIERNO DE MACRI NO ENVIO A SU REPRESENTANTE Y SE CAYO EL ACUERDO ENTRE METROVIAS Y LOS GREMIOS DEL SUBTE.

Los gremios del subte cumplieron ayer su paro de 36 horas y prometieron otro de tres días a partir del próximo martes. Si bien estuvieron a punto de firmar un acuerdo con Metrovías, quedó trabado por el faltazo de la Ciudad.

Los gremios del subte anunciaron que van parar por tres días, el martes, miércoles y jueves de la semana próxima. Si bien la empresa Metrovías y los sindicatos estuvieron a un paso de firmar un acuerdo, todo quedó trabado a raíz de que el Gobierno de la Ciudad se negó a concurrir a la mesa de negociaciones paritarias, rechazando la convocatoria del Ministerio de Trabajo. “Nosotros no tenemos ninguna responsabilidad con los subtes”, fue el argumento que volvió a esgrimir para el faltazo desde la administración porteña el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta. El gobierno nacional responsabilizó al macrismo por el agravamiento del conflicto, y también Metrovías cargó contra Macri: la empresa del Grupo Roggio aseguró que tiene “una propuesta concreta para hacer a los trabajadores”, pero si las autoridades de la Ciudad siguen negándose a concurrir, el conflicto no logrará destrabarse.

Así las cosas, el macrista Juan Pablo Piccardo, titular de la empresa estatal de subtes Sbase (Subterráneos de Buenos Aires), quedó en riesgo de que lo vuelvan a mandar a buscar con la policía. Sucede que el Ministerio de Trabajo llamó a una nueva audiencia para esta tarde, y en la convocatoria puso específicamente que la Sbase debe concurrir.

La semana pasada, en una situación similar, una delegación de la Federal llegó a buscar a Piccardo, que finalmente decidió presentarse en el ministerio por sus propios medios.

Los sindicatos del subte cumplieron ayer un paro de 36 horas. En este marco, durante la jornada, Trabajo hizo dos intentos –uno a la mañana y otro por la tarde– de armar una mesa de negociación con los representantes de los trabajadores, Metrovías y la Ciudad. Sin embargo, en ninguno de los casos las partes llegaron a entrar en las oficinas de la cartera que conduce Carlos Tomada.

Fuentes de los gremios y del Grupo Roggio, que controla Metrovías, aseguran sin embargo que las posiciones ya están muy cerca de un acuerdo sobre el aumento salarial de 2012. El propio gerente de Relaciones Institucionales del Grupo Roggio, Gustavo Pedace, admitió que la empresa está dispuesta a otorgar el aumento salarial del 28 por ciento que reclaman los gremios.

“Va a ser una buena propuesta”, consideró, para supeditar su presentación a que la Ciudad se sume a las negociaciones.

Para darle la mayor de las formalidades al planteo, Metrovías distribuyó un comunicado de prensa en el que recordó que el macrismo firmó un Acta Acuerdo y que el Congreso Nacional sancionó una ley para traspasar los subtes a la Ciudad. Por esto, remarcó, “es condición necesaria para que se haga efectiva la propuesta de la empresa que el Gobierno de la Ciudad integre la mesa de negociación”.

“Si cada uno de los actores intervinientes, los gremios, la empresa y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, asumen su responsabilidad e intervienen en consecuencia, seguramente se podrá resolver el conflicto. Sería la mejor manera de hacer realidad el diálogo que todos reclaman.”

72 horas sin subtes

Con el fracaso de la negociación, los dos sindicatos del subte advirtieron que habrá un nuevo paro, pero esta vez de mayor extensión. En realidad, serán dos huelgas superpuestas. La Asociación Gremial del Subte y el Premetro comenzó a preparar una de 48 horas para los próximos martes y miércoles. A su vez, la cegetista Unión Tranviarios Automotor advirtió que también irá a un paro, el miércoles y jueves.

“Lo que estamos viendo es que el Grupo Roggio tenía fondos con qué dar el aumento, pero tuvimos que llegar a un paro de 36 horas para que hicieran la oferta. Ellos pasaron de decir que no iban a poder sostener el servicio, que no iba a poder pagar los salarios, a que tienen una propuesta salarial, después de cuatro meses”, señaló el titular de los metrodelegados, Roberto Pianelli. “A nosotros nos pone muy contentos que puedan hacer una oferta salarial para la paritaria. Pero si no es tomando estas medidas que perjudican a los usuarios y generan una repercusión gigantesca, no hay respuesta. Estos grupos no tienen ningún escrúpulo en no cumplir con sus obligaciones.”

Pianelli también volvió a criticar el rechazo de Mauricio Macri a hacerse cargo de los subtes. “Si no quiere o no puede, que entregue la Sbase”, señaló, aludiendo al manejo de los millonarios fondos de Subterráneos de Buenos Aires.

Por su parte, el vocero de la UTA, Mario Caligari, calificó de muy trabada la situación. “Nos convocaron para una reunión a la mañana, que depués el ministerio pasó para la tarde y finalmente no hubo ninguna novedad. La cosa está muy difícil”, definió.

El titular de la UTA, Roberto Fernández, confirmó que su sindicato paralizará el subte el miércoles y jueves próximo ante “el estancamiento de la paritaria y la ausencia de propuestas”. Fernández se quejó de la situación: “No es un problema de los trabajadores quién de forma definitiva administrará los servicios de subterráneos y el Premetro”, planteó. “No hay respuestas, no hay propuestas, no hay convocatoria. ¿Qué es lo que se aguarda que haga un sindicato?”

La red de los subterráneos porteños es utilizada diariamente por más de un millón de personas, que en los días de paro, como ayer, no tienen en su mayoría otras alternativas que la de usar los saturados servicios de colectivos o sacar el vehículo propio, congestionando más el ya difícil tránsito de la ciudad.

La medida de fuerza de ayer provocó las esperables largas colas en las paradas de colectivos y taponamientos en el centro durante las horas pico (ver aparte). Este paisaje de micros llenos y vehículos avanzando a paso de hombre se repetirá la semana que viene, aunque agravado por la mayor extensión de los paros anunciados, que esta vez, de no llegar el conflicto a una salida, dejarán a Buenos Aires sin subtes por 72 horas.

 

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: