Todos menos uno para arrancar el subte.

El conflicto gremial empezó a encontrar anoche canales firmes de negociación. El ministro de Trabajo se reunió con Aldo Roggio, de Metrovías, y hubo otro encuentro con los sindicatos. Todos dijeron que el problema no se destrabará si no se suma la Ciudad.

El gobierno nacional mantendrá hoy por la mañana una reunión con Metrovías y los trabajadores del subte para intentar resolver el conflicto laboral. Ayer por la noche avanzaron en las conversaciones durante una reunión en la cartera laboral. “Trabajamos en una propuesta firme, pero es absolutamente necesario que se siente a negociar la Ciudad”, indicó a Página/12 Gustavo Pedace, vocero del Grupo Roggio, controlante de Metrovías. “La propuesta salarial sigue siendo la misma, no nos conforma, pero igual es probable que haya un acercamiento mañana (por hoy) a la mañana, aunque es importante que esté sentada la Ciudad”, reclamó Néstor Segovia, representante de los metrodelegados. Al mismo tiempo en que se estaba celebrando la reunión de noche, la vicejefa de Gobierno porteño, María Eugenia Vidal, repitió por dos canales de televisión que “la plata la tendría que poner la empresa y acordar con la Nación cómo resolver el conflicto”, e insistió en que la Ciudad no es parte del asunto. El ministro de Planificación, Julio De Vido, había cuestionado más temprano la actitud de Mauricio Macri en conferencia de prensa y le reclamó al Grupo Roggio aportar los fondos para resolver la paritaria.

La mesa de negociación está servida. Hoy se verán nuevamente las caras los representantes de Metrovías y los trabajadores del subte. El encuentro será en la cartera laboral, que conduce Carlos Tomada. “Somos los más interesados en que el tema se solucione. Pero en esta instancia la Ciudad debe sentarse a negociar por derivación de lo que han firmado (el Acta Acuerdo de enero)”, indicó a este diario Pedace. Durante una conferencia de prensa que se realizó ayer a la tarde, De Vido insinuó que en los últimos años el Grupo Roggio tuvo ganancias suficientes (casi 500 millones de pesos, entre Metrovías y las empresas de servicios vinculadas al subte) como para hacerse cargo de resolver las paritarias.

Luego de esas palabras, el titular del holding, Aldo Roggio, solicitó una reunión con Tomada, que luego derivó en el encuentro de la noche donde estuvieron sentados los trabajadores, la empresa y el gobierno nacional. Los únicos ausentes, los funcionarios de la Ciudad de Buenos Aires. “Macri tiene un problema con la ley”, dijo Tomada.

Desde la administración macrista afirman que ellos no tienen nada que ver con el tema del subte porque la tan mentada “transferencia” nunca se concretó. Ayer por la noche, mientras los trabajadores y Metrovías estaban reunidos con el gobierno nacional, Vidal estuvo en dos programas de cable argumentando que nada tenían que ver con el conflicto. Sin embargo, el secretario de Transporte, Alejandro Ramos, recordó durante la conferencia de prensa que compartió con De Vido que en los propios estados contables de la empresa Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado, que depende de la CABA, se hace referencia (y se acepta) la transferencia del servicio a esta jurisdicción.

“Según la letra del decreto 393/99 se instruyó a la Secretaría de Transporte para que realice todos los actos necesarios para la instrumentación de la transferencia del control de los servicios de transporte ferroviarios de pasajeros –subte y premetro– a favor de la CABA”, recordó. Este argumento aparece en el Estado Contable de Sbase del 31 de diciembre de 2010, y lleva la firma de Juan Pablo Piccardo, titular de la empresa estatal.

“Además está la doctrina de los actos propios”, recalcó Tomada. ¿Qué significa esto? En el acta acuerdo firmada en enero de este año, la Ciudad se comprometió a aceptar la transferencia y a realizar un análisis de la operación del subte, llevada adelante por Sbase. A los pocos días de haber recibido el servicio, la administración de Macri aumentó el pasaje un 127 por ciento, en pleno uso de las facultades derivadas de la transferencia.

La línea argumental del gobierno nacional es que la CABA debe hacerse cargo del subte y en el caso puntual de las paritarias, la cartera de Trabajo interviene como instancia reguladora entre las partes, tal cual ocurre en todas las jurisdicciones. A su vez, son los propios actores de este conflicto quienes reclaman la presencia de la Ciudad. “Metrovías tiene que resolver la cuestión salarial, pero acá falta la tercera pata”, indicó Segovia a Página/12.

Hasta el momento, la CABA no se sentó a negociar con los paritarios. Por su parte, la concesionaria Metrovías le envió una carta a Macri –de la que dio cuenta el propio De Vido– donde afirma que producto de la quita de subsidios, sumado a la baja en la cantidad de pasajeros luego del aumento de tarifas (una merma aproximada del 20 por ciento), la empresa tendría acreencias por 120 millones de pesos, lo que pondría en riesgo la operación. “Es para mostrarle a Macri lo mal que están. Pero en realidad es una amenaza”, dijo De Vido.

Al mismo tiempo en que el traspaso del subte continúa en este tire y afloje, el Gobierno nacional cargó las tintas sobre el Grupo Roggio, la segunda constructora en importancia del país.

El conglomerado tiene empresas en el rubro transporte, construcción, servicios sanitarios, entretenimiento, turismo, concesiones viales, desarrollos inmobiliarios y tecnología. Son más de 15 compañías. Desde 2003 a la fecha, realizaron obras por 4300 millones de pesos en todo el país, y tienen en ejecución otros 3700 millones de pesos. “En todo este período, Metrovías distribuyó dividendos por 149 millones de pesos y por las empresas que prestan servicios a la propia Metrovías, y que pertenecen al mismo Grupo Roggio, distribuyeron otros 263 millones de pesos. En un momento de sintonía fina hay que revisar estas cosas. No es que sea ilegal que ganen plata. Lo ilegal es que suspendan el servicio después de haber ganando tanta plata”, insistió De Vido. Es decir que a pasar del paro de los trabajadores, el concesionario debería garantizar el funcionamiento del subte.

Luego de la reunión de anoche, los trabajadores confirmaron que continuaban con el paro, aunque aclararon que podría haber novedades cerca del mediodía, si es que la CABA también se hace presente.

 

Fuente: http://www.pagina12.com.ar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s