La AFIP refuerza los controles para evitar la fuga hacia el dólar.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) reforzó los controles para contener la presión sobre el dólar. No sólo informó que cotejará los gastos y las declaraciones de bienes personales de los contribuyentes para desalentar a quienes estén aprovechando para comprar divisas en el mercado formal y luego venderlas en el paralelo, sino que además, en una reunión con banqueros, les pidió información sobre las personas que toman créditos para cotejar que no estén usando el financiamiento bancario para hacerse de dólares.

El jefe de la AFIP, Ricardo Echegaray, se reunió ayer con los presidentes de bancos públicos (Nación, Provincia, Ciudad, Hipotecario y BICE), además de algunos provinciales (como el de Córdoba y La Pampa). Según confiaron varios de los presentes, se les comunicó que deberán empezar a informarle a la AFIP el número de CUIT de las operaciones de préstamos que aprueben.

Si bien del encuentro no participaron representantes de la banca privada, no se descarta que en los próximos días se les extienda el pedido. “A los bancos privados todavía no se lo dijeron, porque están analizando si la AFIP tiene prerrogativas o derechos para pedirles este tipo de información”, confió una fuente.

Desde el organismo recaudador admitieron que “hace tiempo está en estudio la creación de un régimen informativo para los sujetos que toman crédito”, para saber si efectivamente destinan el dinero a esos fines o para comprar divisas.

Cabe recordar los casos de dos grandes empresarios (el presidente de un banco nacional y el dueño de una empresa de alimentos del norte argentino) a quienes el Gobierno acusó extraoficialmente en noviembre del año pasado de comprar dólares con los fondos de los créditos del Bicentenario.

Un tributarista consultado por LA NACION, que pidió no ser identificado, opinó que la AFIP “no puede controlar el destino del crédito , pero sí tiene facultades para fiscalizar si la persona declaró ese dinero”. Aunque advirtió que “puede ser peligroso en términos del secreto fiscal si la AFIP, al buscar el destino de esos fondos, comparte información con otros organismos”.

El organismo recaudador, entretanto, envió anoche un comunicado en el que anticipó que fiscalizará a las personas que compren moneda extranjera en el mercado oficial y luego la vendan en el mercado paralelo. Ayer, la diferencia entre el tipo de cambio formal y el blue , como se conoce en la jerga al dólar paralelo, era de $ 1,15. Esto significa que por cada US$ 1000 que alguien compraba en el oficial y vendía en el paralelo se hacía de 1150 pesos.

Para controlar que no haya contacto entre uno y otro mercado, desde la AFIP señalaron que tendrán en cuenta los casos donde la moneda extranjera se haya declarado, así como los gastos y la tenencia de bienes adquiridos con esa moneda. Según el organismo, ya se detectaron más de 12.000 contribuyentes con inconsistencias, que informaron en sus declaraciones juradas de bienes personales de 2011 montos inferiores a las compras de dólares realizadas durante el año.

“Estos 12.000 casos son de personas a las que se les hicieron cruces y pagaron menos que lo que deberían haber pagado por los impuestos a los bienes personales y a la ganancia mínima presunta”, explicaron a LA NACION fuentes de la AFIP. “Lo que se hacen son cruces entre las compras de dólares, lo que informan a la AFIP y los gastos de la persona. Se trata de dar una señal de que los estamos mirando, de cara a la presentación de las declaraciones juradas de Bienes Personales que vence en junio”, agregaron.

Los individuos que compran o venden dólares en el mercado informal violan tanto la ley penal cambiaria (que obliga a ir por el circuito oficial), como la ley penal tributaria (ya que en muchos casos suele tratarse de dinero no declarado).

De acuerdo con la normativa vigente, las personas físicas pueden sacar del país hasta US$ 2 millones por mes en concepto de inversión de portafolio en el extranjero. Cuando las compras de dólares son de más de US$ 5000 y superan los US$ 250.000 anuales, las entidades cambiarias deben cotejar que los fondos coincidan con los bienes declarados. En la práctica, no obstante, la AFIP hace que hoy sean muy pocos los inversores que tienen la posibilidad de siquiera acceder al mercado de divisas. El criterio que usa para definir quiénes pueden comprar dólares o no es aún un misterio.

 

Fuente: http://www.lanacion.com.ar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s