fbpx

#Fallos Bienes gananciales: Las mitades indivisas de los bienes adquiridos conjuntamente por ambos cónyuges durante la vigencia de la sociedad conyugal, tienen carácter ganancial si no mencionaron expresamente el origen propio de los fondos utilizados

Partes: T. M. E. s/ sucesion ab intestato s/incidente

Tribunal: Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Azul

Sala / Juzgado / Circunscripción / Nominación: II

Fecha: 6 de octubre de 2022

Colección: Fallos

Cita: MJ-JU-M-138829-AR|MJJ138829|MJJ138829

Voces: SUCESIONES – HERENCIA – CÓDIGO CIVIL Y COMERCIAL DE LA NACIÓN – BIENES – DISOLUCIÓN Y LIQUIDACIÓN DE LA SOCIEDAD CONYUGAL – BIENES GANANCIALES – PRESUNCIONES – ACERVO HEREDITARIO – INTERPRETACIÓN DE LA LEY – BIENES REGISTRABLES – BIENES PROPIOS – COMPRAVENTA

Las ½ indivisas de los bienes adquiridos conjuntamente por ambos cónyuges durante la vigencia de la sociedad conyugal, sin mención expresa al posible origen propio de los fondos utilizados, tienen carácter ganancial en virtud del juego armónico de los arts. 464 inc. k, 465 inc. a y 466 del CCivCom.

Sumario:
1.-El inequívoco sentido ganancial que la propia incidentista asignó a la compraventa de la ½ indivisa del bien, y el también inequívoco carácter ganancial de la adquisición por ambos cónyuges de la ½ indivisa del otro bien, determinan que resulte inaplicable a estas dos adquisiciones la previsión del art. 464 inc. k del CCivCom.

2.-El art. 464 inc. k del CCivCom. contempla el supuesto de adquisición por cualquier título de partes indivisas por ‘el’ cónyuge -o sea, en singular- que ya era titular de partes indivisas propias, y por aplicación de la doctrina del carácter único que mencioné al comienzo, le asigna idéntico carácter a las nuevas adquisiciones, pero cuando la adquisición de partes indivisas de bienes registrables fue realizada a título oneroso por ‘ambos’ cónyuges -o sea, en conjunto-, sin dejar constancia con la conformidad del otro que resulta de la inversión o reinversión de bienes propios (o bien, sin un pronunciamiento judicial que así lo declare), se torna operativa la presunción de ganancialidad del art. 466 del CCivCom.

¿Aún no estás suscripto a Microjuris? Ingresá aquí.

3.-Las ½ indivisas de los bienes adquiridos conjuntamente por ambos cónyuges durante la vigencia de la sociedad conyugal, sin mención expresa al posible origen propio de los fondos utilizados -o prueba suficiente de ello-, tienen carácter ganancial en virtud del juego armónico de los arts. 464 inc. k, 465 inc. a y 466 del CCivCom.

4.-Toda vez que ambos cónyuges adquirieron conjuntamente por título oneroso sendas ½ indivisas de los bienes en cuestión, por un imperativo lógico, el carácter ganancial trasladado a la Matrícula unificada también debe ser el ½ indiviso y cabe destacar que en dicha Matrícula este ½ indiviso ganancial está representado por ¼ para cada uno, que en el caso de la incidentista aparece incrementando el ½ propio que ya tenía, totalizando así los ¾ que surgen del informe.

Fallo:
En la ciudad de Azul, a los seis días del mes de Octubre del año Dos Mil Veintidós, celebrando Acuerdo Ordinario (Acuerdo 3975/2020), el Señor Juez de la Excma. Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial Departamental, Sala II, Doctor Víctor Mario Peralta Reyes, y las Señoras Juezas de la Excma. Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial Departamental, Sala I, Doctoras Yamila Carrasco y Lucrecia Inés Comparato, con quienes se integró la Sala debido a la excusación de la Dra. María Inés Longobardi, con la presencia del Secretario, para dictar sentencia en los autos caratulados: «T., M. E. c/. Sucesión Ab Intestato s/. Incidente» (Causa Nº 68.273), habiéndose procedido oportunamente a practicar la desinsaculación prescripta por los arts. 168 de la Constitución Provincial, 263 y 266 del C.P.C.C., resultando de ella que debían votar en el siguiente orden: Dr. Peralta Reyes, Dra.Carrasco y Dra. Comparato.

Estudiados los autos, el Tribunal resolvió plantear y votar las siguientes:

-C U E S T I O N E S

1ra.- ¿Procede el recurso de apelación interpuesto por Claudia Elizabeth T. contra la sentencia del 22-10-21?.

2da.- ¿Qué pronunciamiento corresponde dictar?.

-V O T A C I O N-

A LA PRIMERA CUESTION, el Señor Juez Dr. Peralta Reyes, dijo:

I.1. En fecha 11-2-21 Haydee Mirta Gallego promovió incidente de exclusión de bienes incluidos en el acervo hereditario de su cónyuge prefallecido, cuyos autos principales tramitan como «T., M. E. s/. Sucesión Ab Intestato», expediente n° 10113-2019 del Juzgado de Paz Letrado de Bolívar (la vía incidental fue ordenada por resolución del 4-2-21).

Adjuntó copia de la declaratoria de herederos del 3-9- 19 de la que surge que M. E. T.y Haydee Mirta Gallego contrajeron nupcias el 4-8-1972, siendo hijas del matrimonio la demandada Claudia Elizabeth y Silvia Verónica T.

Dirigió la pretensión contra la heredera Claudia Elizabeth T., quien en el proceso principal había denunciado como parte del acervo del causante bienes que la incidentista considera propios (cf. presentaciones del 1-12-20 y 16-12-20).

Se remitió a lo exteriorizado el 31-11-21 en el proceso principal cuando se opuso e impugnó en su totalidad los bienes denunciados por la incidentada como integrando el haber hereditario de M. E. T., ya que -aseguró- los adquirió por sucesión, donación, o permuta y/o con el producido de bienes propios.

Concretamente, dijo que los inmuebles Matrículas N° 22783, 27431, 5743 y 20210 de Bolívar son en su totalidad propios (cf. presentaciones del 1- 12-20 y 16-12-20).

A pedido del a quo (15-4-21), en fecha 19-4-21 Gallego reformuló el planteo incidental marginando de la contienda el reclamo por recompensas que pudieran existir (el Juzgado de Paz Letrado consideró que carecía de competencia sobre la cuestión).

2. En fecha 5-5-21 la coheredera Silvia Verónica T. ratificó la demanda prestando conformidad con la exclusión de bienes peticionada por Gallego, coherente con la pretensión de exclusión que presentara en el principal conjuntamente con Gallego, el 31-1-21.

3. El 3-6-21 Claudia Elizabeth T. contestó demanda.

Reconoció como propio de Haydee Mirta Gallego el inmueble Matrícula N° 5743, allanándose a esta parcela de la pretensión actora (ap. II.A; variando su postura anterior del 1-12-20, cuando intentó incluir en el acervo el ¼ del bien).

En cuanto al inmueble Matrícula N° 20.210, admitió que Haydee Mirta Gallego ostenta un 1/3 indiviso por herencia de su padre Ángel Gallego y 1/6 por donación de su madre Vicente Amalia, totalizando así ½ propio. Pero sostuvo que el restante ½ reviste carácter ganancial, ya que lo compró estando casada con M. E. T.(al considerar ganancial ½, incrementó el 1/3 que había denunciado en ese carácter el 1-12-20).

Con relación al inmueble Matrícula N° 27.431 coincidió en que 3/4 indivisos son propios de Gallego, pero el ¼ restante es ganancial, conforme surge de la Escritura N° 244 del año 2015 (variando en menos su postura anterior del 1-12-20, cuando intentó incluir en el acervo la ½ indivisa).

En cuanto al inmueble Matrícula N° 22.783, aclaró, Gallego adquirió ¼ por herencia y ¼ por donación totalizando así ½ propio.

Pero el restante ½ es ganancial ya que en la Escritura N° 453 del 30-12-11 no se mencionó que la adquisición se hacía con fondos propios de Gallego (variando en más su postura del 16-12-20 cuando había afirmado que se transmitía el 4/12).

Pidió se rechace el pedido de exclusión con el alcance que surge de su defensa.

4. En fecha 22-10-21 se dictó sentencia.

En aspecto incontrovertido, consideró aplicable el Código Civil y Comercial por ser la ley vigente al momento de extinción de la comunidad que acaeció al fallecer M. Ángel T. en fecha 19-3- 19 (según consta en la declaratoria acompañada el 11-2-21).

Precisó que la pretensión consiste en calificar el carácter propio o ganancial de porciones indivisas de bienes incorporados al acervo del causante. Sostuvo que el principio general es que no son gananciales los adquiridos antes del inicio de la comunidad o a título gratuito, y que el Código Civil y Comercial receptó la tesis de la calificación única cuando concurren diversas causas de adquisición de un mismo bien durante la comunidad.

A partir de ello entendió que la totalidad de los inmuebles que se pretende excluir tienen origen propio, por lo que las partes indivisas de esos bienes adquiridas durante la sociedad conyugal también son propias conforme lo prescribe el art. 464 inc.k del Código Civil y Comercial; y esto independientemente de que no se hubiera acreditado el origen propio o ganancial de los fondos con los que fueron adquiridas, materia ésta reservada al pleito por compensación.

Sobre estos razonamientos, hizo lugar a la demanda incidental excluyendo del sucesorio de M. E. T. por resultar propios de la cónyuge supérstite Haydee Mirta Gallego: la ½ indivisa del inmueble Matrícula N° 20210 (011); ¼ del inmueble Matrícula N° 27431 (011); la ½ indivisa del inmueble Matrícula N° 22783 (011); y el inmueble Matrícula N° 5743 (011), haciendo lugar así al allanamiento formulado por la incidentada sobre esta parcela de la pretensión. Impuso las costas del proceso a Claudia Elizabeth T. en virtud del principio objetivo de la derrota; las del allanamiento de Silvia Verónica T. -a quien consideró codemandada-, en el orden causado; y eximió a Claudia Elizabeth T. de las relacionadas con el allanamiento respecto de la Matrícula N° 5743 (011).

5. Sólo la incidentada Claudia Elizabeth T. apeló (28-10-21), siéndole concedido el recurso en relación (1-11-21), que fundó en tiempo (9-11-21).

Recordó que la ley presume la ganancialidad de los bienes adquiridos durante el matrimonio (refiriéndose a los inmuebles Matrículas N° 20210, N° 27431 y N° 22783), salvo prueba en contrario, y que la carga pesa sobre quien pretende excluir dicho régimen.

Alegó que la incidentista omitió probar el carácter propio de los bienes cuya exclusión persigue, o que hubieran sido adquiridos con fondos subrogados en bienes propios.

Pidió se revoque la sentencia con el alcance dado a su recurso, con costas.

6. En fecha 29-11-21 la incidentista contestó el traslado del memorial, oponiéndose al mismo.

7. El 9-5-22 la Fiscalía de Cámaras entendió que no le correspondía dictaminar, y el 31-8-22 se practicó el sorteo que habilitó el dictado de la presente sentencia (art. 34 inc. 3, ap. c, CPCC).

II.Teniendo en cuenta los términos en que ha quedado planteado el pleito (en cuanto se postergó la discusión sobre eventuales recompensas, y se dejó fuera de la controversia al inmueble Matrícula N° 5743, que la incidentada reconoció como propio de Gallego), la tarea del tribunal se circunscribe a calificar el carácter propio o ganancial de los bienes -o parte de ellos- individualizados con las Matrículas de Bolívar (011) N° 20210, N° 22783 y N° 27431, que en el principal la heredera Claudia Elizabeth T. denunció como parte del acervo hereditario de su padre M. E. T.

En dicha faena debe tenerse presente que por aplicación del principio de accesoriedad el art. 464 inc. k del Código Civil y Comercial atribuye carácter propio a «las partes indivisas adquiridas por cualquier título por el cónyuge que era propietario de una parte indivisa de un bien al comenzar la comunidad, o que la adquirió durante ésta en calidad de propia, así como los valores nuevos y otros acrecimientos de los valores mobiliarios propios, sin perjuicio de la recompensa debida a la comunidad en caso de haberse invertido bienes de ésta para la adquisición».

Tal como se expresó en la sentencia de origen, el Código Civil y Comercial adscribió a la posición doctrinaria que desde antes de su sanción propiciaba la calificación única de los bienes (Mariana Fortuna y Ana Peracca, «Código Civil y Comercial de la Nación Comentado», ed. Rubinzal-Culzoni, director: Lorenzetti, T. III, pág. 87; Úrsula C. Basset, «Código Civil y Comercial Comentado», ed. La Ley, director general: Jorge H. Alterini, pág. 234; Graciela Medina, «Código Civil y Comercial de la Nación Comentado», ed. La Ley, directores: Rivera-Medina, T. II, pág. 150; CNCiv. en pleno, 15/7/92, «Sanz, Gregorio O.» , LL, 1992-D-260).

El carácter propio que el art. 464 inc.k del Código Civil y Comercial asigna de modo principal a los bienes adquiridos en las condiciones que describe, deja sin sustento el agravio de la apelante en cuanto pretende asignarle carácter ganancial en virtud de la presunción legal del art. 466 del mismo cuerpo (cf. art. 465, inc. a, CCCN).

Es que con excepción de la titularidad del ¼ ganancial que M. E. T. ostenta sobre la Matrícula N° 27431 (aspecto sobre el que me extenderé en el punto «c» del presente apartado), los otros bienes sobre los que subsiste la controversia poseen un claro e indudable carácter propio de Haydee Mirta Gallego, lo que desbarata el carácter ganancial que el art. 466 regula de un modo meramente presuncional, es decir, salvo prueba en contrario que, en el caso, la parte que sostiene dicho carácter omitió producir eficazmente.

Y ello, claro está, sin perjuicio de la recompensa que pudiere corresponderle a la comunidad, en caso de que se hubieran invertido fondos de ésta para las diversas adquisiciones, conforme se aclara en cada caso (arts. 464 inc. k, 465 inc. a, 466, 488 ss. y ccs., CCCN).

Luego, sobre esta base normativa y con la prueba emergente de los diversos informes de dominio, copias de escrituras y demás documental acompañados al sub-caso (cf. presentaciones del 11-2- 21 y 17-2-21), cabe concluir que: a) Matrícula N° 20210. En debida sucesión cronológica, Haydee Mirta Gallego adquirió: 1/3 por herencia de su padre – asiento 2-; y 1/6 por donación de su madre -asiento 4-, adquisiciones ambas que contabilizan ½ propio de Gallego (art. 464 inc. b, CCCN).

De modo tal que, la posterior adquisición por compraventa del restante ½ indiviso que concretó siendo de estado civil casada con M. E. T., también reviste carácter propio de Gallego en virtud de lo prescripto por el citado art. 464 inc. k del Código Civil y Comercial.Cabe aclarar que en el asiento 5 donde se inscribió esta última operatoria, consta titularidad dominial de ½ indiviso únicamente a nombre de «Gallego o Gallego y Vicente, Haydee Mirta», referenciándose a continuación su condición de casada con M. E. T.

Ergo, este inmueble es 100% propio de Haydee Mirta Gallego por lo que se excluye de la sucesión de M. E. T., sin perjuicio de la recompensa debida a la comunidad en caso de que se hubieran invertido bienes de ésta para adquirir la ½ indivisa (arts.464 inc. k, 488 ss. y ccs., CCCN). b) Matrícula N° 22783. Haydee Mirta Gallego adquirió sucesivamente: ¼ por herencia de su padre -asiento 2- y ¼ por donación de su madre -asiento 5-. Estas dos adquisiciones representan ½ propio de Gallego (art. 464 inc. b, CCCN).

De modo tal que la ulterior adquisición por compraventa del restante ½ indiviso que concretó siendo de estado civil casada con M. E. T. -asiento 6-, también reviste carácter propio de Gallego en virtud de lo prescripto por el citado art. 464 inc. k del Código Civil y Comercial. En el asiento 6 donde se inscribió esta última operatoria, consta titularidad dominial de ½ indiviso únicamente a nombre de «Gallego o Gallego y Vicente, Haydee Mirta», referenciándose a continuación su condición de casada con M. E. T.

Por lo tanto, este bien también es 100% propio de Haydee Mirta Gallego y debe ser excluído del sucesorio de M. E. T., sin perjuicio de la recompensa debida a la comunidad en caso de que se hubieran invertido bienes de ésta para adquirir la ½ indivisa (arts. 464 inc. k, 488 ss. y ccs., CCCN). c) Distinto es el caso de la Matrícula 27431. Este inmueble, en cuyo asiento 1 de titularidad de dominio se indica que ¾ está en cabeza de Haydee Mirta Gallego y ¼ en cabeza de M. E.T., es el resultado de la unificación de las Matrículas de origen N° 1541 y N° 8883 (la anexión consta tanto en el informe de dominio de la nueva Matrícula N° 27431, como en la copia de la Escritura N° 244 del 14-9- 15 acompañada con la presentación del 17-2-21).

Pues bien, desandando los antecedentes dominiales de la Matrícula N° 27.431 se tiene que: c.1) Matrícula de origen N° 1541. Haydee Mirta Gallego adquirió sucesivamente: ¼ propio por herencia de su padre – asiento 3-, y ¼ propio por donación de su madre -asiento 5- (art. 464 inc. b, CCCN).

Por su parte, en el asiento 6 se asentó la inscripción provisional de la compraventa instrumentada mediante Escritura N° 244 del 14-9-15 pasada por ante el Escribano José Luis D´Andrea, cuya copia se adjuntó el 17-2-21.

Precisamente de las constancias de este instrumento público se extraen elementos que influyen decisivamente en la determinación del carácter del bien que, a la postre, resultó en la Matrícula unificada N° 27431.

Es que al referido acto notarial concurrió como vendedor del ½ indiviso Oscar Ángel Gallego, mientras que la parte compradora estuvo integrada conjuntamente por Haydee Mirta Gallego y M. E. T. La intervención conjunta de ambos cónyuges quedó claramente plasmada en la Escritura N° 244, en la que puede leerse que Gallego le manifestó al Notario que -y cito textual- «lo hace por sí y en nombre y representación de su esposo don M. E. T.a mérito del Poder General Amplio de Administración y Disposición otorgado con fecha 10 de marzo de 2014». Y más adelante hizo constar la siguiente manifestación de Haydee Mirta Gallego: «Que se halla en posesión de la mitad indivisa del inmueble que por éste acto adquiere para sí y su esposo don M. E. T.».

El inequívoco sentido dado por Gallego al alcance de su intervención en la operatoria (cuando expresó sin reservas, que adquiría para sí y para su marido M. E.T., a quien además representó en el acto), torna superflua cualquier explicación adicional acerca del carácter de la adquisición onerosa de la ½ indivisa de la Matrícula de origen N° 1541 que, por las razones que fueren -y que no fueron expresadas aquí por las partes en pugna- al unificarse bajo la Matrícula N° 27431, se tradujeron en el folio real en una titularidad de ¾ para Gallego y de ¼ para T.

No paso por alto que antes de esta adquisición junto a T., Gallego ya era titular de sendas ½ indivisas propias de las Matrículas en origen N° 1541 y N° 8883; y que tras la compraventa por ambos cónyuges de la otra mitad indivisa de la Matrícula en origen N° 1541 y su consiguiente unificación con la Matrícula en origen N° 8883 (los cónyuges ya habían comprado en conjunto a Oscar Gallego la otra ½ indivisa de esta Matrícula N° 8883; cf. asiento 2) que dieron lugar a la Matrícula N° 27431, apareció participando en ésta última con ¾ (y T. con el ¼ restante).

Pero el inequívoco sentido ganancial que la propia Haydee Mirta Gallego asignó a la compraventa de la ½ indivisa de la Matrícula de origen N° 1541 (Escritura N° 244), y el también inequívoco carácter ganancial de la adquisición por ambos cónyuges de la ½ indivisa de la Matrícula de origen N° 8883 (cf. asiento n° 2 del informe de dominio traído el 17-2-21), determinan que resulte inaplicable a estas dos adquisiciones la previsión del art. 464 inc.k del Código Civil y Comercial.

Es que ésta última norma contempla el supuesto de adquisición por cualquier título de partes indivisas por «el» cónyuge -o sea, en singular- que ya era titular de partes indivisas propias, y por aplicación de la doctrina del carácter único que mencioné al comienzo, le asigna idéntico carácter a las nuevas adquisiciones.

Pero cuando la adquisición de partes indivisas de bienes registrables fue realizada a título oneroso por «ambos» cónyuges -o sea, en conjunto-, sin dejar constancia con la conformidad del otro que resulta de la inversión o reinversión de bienes propios (o bien, sin un pronunciamiento judicial que así lo declare), se torna operativa la presunción de ganancialidad del art. 466 del Código Civil y Comercial.

Por eso sostengo que las ½ indivisas de las Matrículas en origen N° 1541 y N° 8883 adquiridas conjuntamente por ambos cónyuges durante la vigencia de la sociedad conyugal, sin mención expresa al posible origen propio de los fondos utilizados -o prueba suficiente de ello-, tienen carácter ganancial en virtud del juego armónico de los artículos 464 inc. k, 465 inc. a y 466 del Código Civil y Comercial.

No me es ajeno que las proporciones de titularidad en el folio real de la Matrícula unificada N° 27.431, constan ¾ para Haydee Mirta Gallego y ¼ para M. E. T. Sin embargo, lo concreto es que ambos cónyuges adquirieron conjuntamente por título oneroso sendas ½ indivisas de las Matrículas en origen N° 1541 y N° 8883, por lo que, por un imperativo lógico, el carácter ganancial trasladado a la Matrícula unificada N° 27431 también debe ser el ½ indiviso.Y cabe destacar que en la Matrícula N° 27431 este ½ indiviso ganancial está representado por ¼ para cada uno, que en el caso de Haydee Mirta Gallego aparece incrementando el ½ propio que ya tenía, totalizando así los ¾ que surgen del informe.

En suma, y a los fines prácticos del sub-caso, ese ¼ del inmueble Matrícula N° 27431 inscripto a nombre de M. E. T. es de carácter ganancial y forma parte del acervo hereditario de M. E. T., sin que Gallego tenga derecho alguno a esa porción, toda vez que en su ¾ indiviso ya está contemplado el ¼ ganancial que adquirió junto a T. durante la vigencia de la comunidad (arts. 464 inc. k, 465 inc. a, 466, 2433 y ccs., CCCN). c.2. Para finalizar lo relativo a la calificación de los bienes, cabe señalar que la incidentista ha omitido desplegar cualquier actividad tendiente a justificar que la compra a Oscar Gallego de una porción indivisa de la Matrícula en origen N° 1541 (se refiere a la ½ indivisa instrumentada en la Escritura N° 244 del 14-9-15), «se correspondió con la venta de bienes propios de otra porción indivisa de la misma matrícula que se escrituró posteriormente a favor de sus hijos» y que por ello reviste el carácter de propio (arts. 375 y 384, CPCC; cf. ap. III.B, de la presentación en el principal del 31-1-21).

Es que a la luz de los elementos obrantes en autos, lo afirmado por la incidentista de que en fecha 14-9-15 adquirió dicha porción indivisa con el producido de la venta de un bien propio que ocurrió con posterioridad en fecha 16-6-16, se presenta como manifiestamente inverosímil, tal como lo destacó la incidentada en su presentación del 3-6-21. d. En suma, propongo al acuerdo:

– excluir del acervo hereditario de M. E. T.el 100% del inmueble identificado con la Matrícula de Bolívar N° 20210, por ser propio de Haydee Mirta Gallego, y sin perjuicio de la recompensa debida a la comunidad en caso de que se hubieran invertido bienes de ésta para adquirir la ½ indivisa (arts. 464 inc. k, 488 ss. y ccs., CCCN); – excluir del acervo hereditario de M. E. T. el 100% del inmueble identificado con la Matrícula de Bolívar N° 22783, por ser propio de Haydee Mirta Gallego, y sin perjuicio de la recompensa debida a la comunidad en caso de que se hubieran invertido bienes de ésta para adquirir la ½ indivisa (arts. 464 inc. k, 488 ss. y ccs., CCCN); – excluir del acervo hereditario de M. E. T. los ¾ del inmueble identificado con la Matrícula de Bolívar N° 27431, por ser ½ propio y 1/4 ganancial de Haydee Mirta Gallego; e incluir en el acervo ¼ ganancial de M. E. T. (arts. 464 inc. k, 488, 2433, ss. y ccs., CCCN).

III.1. En cuanto al modo en que habrán de imponerse las costas por este incidente, considero necesario realizar una aclaración previa sobre la participación que le cupo a Silvia Verónica T. (hija y hermana, respectivamente, de Haydee Mirta Gallego y Claudia Elizabeth T.).

Ya desde la oposición al cuerpo de bienes presentada en el principal, esta coheredera exhibió una postura en un todo coincidente con la de su madre Haydee Mirta Gallego (cf. presentación conjunta en el principal del 31-1-21). Para aventar cualquier duda sobre esta afirmación debe repararse que en fecha 5-5-21 Silvia Verónica T. ratificó «en todos sus términos la presentación efectuada por la Sra. Haydee Mirta Gallego, en este incidente, respecto a la solicitud de exclusión de bienes propios de la cónyuge respecto a los inmuebles identificados con las matrículas , 22783, 27431, 5743 y 20210 de Bolívar de la masa hereditaria del causante M. E.T., prestando conformidad con la misma».

Por ello, a pesar del pedido de aclaración de «la situación procesal que adopta respecto de este incidente, es decir, si se está allanando a la demanda incidental.», que el a quo exigió a Silvia Verónica T. en fecha 18-5-21, y de su respectiva manifestación del 4-6-21 (cuando dijo que se allanaba), entiendo que esta respuesta de la coheredera no guarda coherencia con su postura anterior que fue absolutamente coincidente con la demanda incidental -de la que precisamente se había hecho parte-.

Este tribunal tiene decidido que «Los escritos judiciales son objeto de interpretación, debiendo desentrañarse su verdadera voluntad petitoria. Dicha tarea tiene como límites no afectar los principios dispositivo, de congruencia, ni la defensa en juicio de las partes, y el respeto por parte del magistrado al principio de buena fe» (esta Sala, causa n° 51.428 del 15- 4-08, «Angelillo.»; en el mismo sentido, causas n° 42.755 del 08-5-01, «Fortini.»; n° 50.726 del 19-7-07, «Fonseca.»; n° 54.767 del 15-3-11, «Lahitte.»; n° 28.293 del 6-11-13, «Ruzzolino.»; entre muchas otras).

Por eso, al margen de lo que surge de la providencia del 18-5-21 (primer párrafo) y de la respectiva respuesta del 4-6-21, a los fines de la imposición de costas tanto Haydee Mirta Gallego como Silvia Verónica T. deben ser consideradas incidentistas.

2. Y teniendo en cuenta lo que surge de la propuesta decisoria que expuse en el punto d del apartado anterior, las costas de ambas instancias por el progreso de la exclusión de las Matrículas N° 5743, N° 20210, N° 22783 y por el ¾ de la Matrícula N° 27431 del Partido de Bolívar, serán soportadas por la incidentada Claudia Elizabeth T. que resulta vencida; mientras que las costas originadas por el rechazo de la exclusión del ¼ de la Matrícula N° 27431, serán a cargo de las incidentistas que resultan vencidas en esta parcela (arts.68, 69 y 274, CPCC).

Así lo voto.

A la misma cuestión, las Dras. Carrasco y Comparato adhieren al voto que antecede, votando en idéntico sentido.

A LA SEGUNDA CUESTION, el Señor Juez Dr. Peralta Reyes, dijo:

Atento a lo que resulta del tratamiento de la cuestión anterior, se resuelve: excluir del acervo hereditario de M. E. T. el 100% del inmueble identificado con la Matrícula de Bolívar N° 20210, por ser propio de Haydee Mirta Gallego, y sin perjuicio de la recompensa debida a la comunidad en caso de que se hubieran invertido bienes de ésta para adquirir la ½ indivisa (arts. 464 inc. k, 488 ss. y ccs., CCCN); excluir del acervo hereditario de M. E. T. el 100% del inmueble identificado con la Matrícula de Bolívar N° 22783, por ser propio de Haydee Mirta Gallego, y sin perjuicio de la recompensa debida a la comunidad en caso de que se hubieran invertido bienes de ésta para adquirir la ½ indivisa (arts. 464 inc. k, 488 ss. y ccs., CCCN); excluir del acervo hereditario de M. E. T. los ¾ del inmueble identificado con la Matrícula de Bolívar N° 27431, por ser ½ propio y 1/4 ganancial de Haydee Mirta Gallego; e incluir en el acervo ¼ ganancial de M. E. T. (arts. 464 inc. k, 488, 2433, ss. y ccs., CCCN); las costas de ambas instancias por el progreso de la exclusión de las Matrículas N° 5743, N° 20210, N° 22783 y por el ¾ de la Matrícula N° 27431, serán soportadas por la incidentada Claudia Elizabeth T. que resulta vencida; mientras que las costas originadas por el rechazo de la exclusión del ¼ de la Matrícula N° 27431, serán a cargo de las incidentistas que resultan vencidas en esta parcela (arts. 68, 69 y 274, CPCC); diferir la regulación de honorarios para su oportunidad (art. 31, Ley 14.967).

Así lo voto.

A la misma cuestión, Dras.Carrasco y Comparato adhieren al voto que antecede, votando en idéntico sentido.

Con lo que terminó el Acuerdo, dictándose la siguiente:

S E N T E N C I A

Azul, 6 de octubre de 2022.

AUTOS Y VISTOS:

CONSIDERANDO:

Por todo lo expuesto, atento lo acordado al tratar las cuestiones anteriores, demás fundamentos del acuerdo, citas legales, doctrina y jurisprudencia referenciada, y lo dispuesto por los arts.266, 267 y concs. del C.P.C.C., se resuelve: 1) excluir del acervo hereditario de M. E. T. el 100% del inmueble identificado con la Matrícula de Bolívar N° 20210, por ser propio de Haydee Mirta Gallego, y sin perjuicio de la recompensa debida a la comunidad en caso de que se hubieran invertido bienes de ésta para adquirir la ½ indivisa (arts. 464 inc. k, 488 ss. y ccs., CCCN). 2) excluir del acervo hereditario de M. E. T. el 100% del inmueble identificado con la Matrícula de Bolívar N° 22783, por ser propio de Haydee Mirta Gallego, y sin perjuicio de la recompensa debida a la comunidad en caso de que se hubieran invertido bienes de ésta para adquirir la ½ indivisa (arts. 464 inc. k, 488 ss. y ccs., CCCN). 3) excluir del acervo hereditario de M. E. T. los ¾ del inmueble identificado con la Matrícula de Bolívar N° 27431, por ser ½ propio y 1/4 ganancial de Haydee Mirta Gallego; e incluir en el acervo ¼ ganancial de M. E. T. (arts. 464 inc. k, 488, 2433, ss. y ccs., CCCN). 4) las costas de ambas instancias por el progreso de la exclusión de las Matrículas N° 5743, N° 20210, N° 22783 y por el ¾ de la Matrícula N° 27431, serán soportadas por la incidentada Claudia Elizabeth T. que resulta vencida; mientras que las costas originadas por el rechazo de la exclusión del ¼ de la Matrícula N° 27431, serán a cargo de las incidentistas que resultan vencidas en esta parcela (arts. 68, 69 y 274, CPCC). 5) diferir la regulación de honorarios para su oportunidad (art. 31, Ley 14.967). Regístrese.

Notifíquese por Secretaría y devuélvase.

REFERENCIAS:

Funcionario Firmante: 06/10/2022 09:59:38 – PERALTA REYES Victor Mario – JUEZ

Funcionario Firmante: 06/10/2022 12:23:38 – COMPARATO Lucrecia Inés – JUEZ

Funcionario Firmante: 06/10/2022 12:40:53 – CARRASCO Yamila – JUEZ

Funcionario Firmante: 06/10/2022 12:57:20 – CAMINO Claudio Marcelo – SECRETARIO DE CÁMARA

A %d blogueros les gusta esto: