fbpx

#Legislación Violencia de Género: se aprueba el Protocolo Marco para el Abordaje de las Violencias por Motivos de Género en el Sector Público Nacional

Título: DECISIÓN ADMINISTRATIVA N° 1012/2021 – Protocolo Marco para el Abordaje de las Violencias por Motivos de Género en el Sector Público Nacional. Aprobación.Emisor: Jefatura de Gabinete de Ministros

Fecha B.O.: 25-oct-2021

Localización: NACIONAL

Cita: LEG116527

VISTO el Expediente N° EX-2021-37127604-APN-DNRL#JGM, las Leyes Nros., 24.156 , 24.185 , 26.485 , 26.743 , 27.499 y 27.580 , los Decretos Nros. 214 del 27 de febrero de 2006 y 1011 del 19 de julio de 2010 y las Resoluciones de la entonces SECRETARÍA DE EMPLEO PÚBLICO Nros. 24 del 16 de enero de 2019 y 170 del 10 de junio de 2019, y

CONSIDERANDO:

Que a través de la suscripción de diversos instrumentos internacionales de protección de los derechos humanos, la REPÚBLICA ARGENTINA reconoce que todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos; que tienen todos los derechos y libertades establecidos en dichos instrumentos sin distinción alguna de etnia, raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición.

Que en el Sistema Universal de Protección de los Derechos Humanos y en el Sistema Interamericano de Derechos Humanos los órganos de control y los organismos jurisdiccionales se han pronunciado en el mismo sentido al considerar que la identidad de género y su expresión, así como también la orientación sexual, constituyen categorías prohibidas de discriminación.

Que la Ley N° 26.485 de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres en los Ámbitos en que Desarrollen sus Relaciones Interpersonales, reglamentada por el Decreto N° 1011/10, tiene por objeto promover y garantizar la eliminación de la discriminación entre mujeres y varones en todos los órdenes de la vida; el derecho de las mujeres a vivir una vida sin violencia; condiciones aptas para sensibilizar y prevenir, sancionar y erradicar la discriminación y la violencia contra las mujeres en cualquiera de sus manifestaciones y ámbitos; el desarrollo de políticas públicas de carácter interinstitucional sobre violencia contra las mujeres; la remoción de patrones socioculturales que promueven y

sostienen la desigualdad de género y las relaciones de poder sobre las mujeres; el acceso a la justicia de las mujeres que padecen violencia y la asistencia integral a las mujeres que padecen violencia en las áreas estatales y privadas que realicen actividades programáticas destinadas a las mujeres y/o en los servicios especializados de violencia.

Que, por su parte, el artículo 1° de la Ley N° 26.743 dispone que toda persona tiene derecho al reconocimiento de su identidad de género; al libre desarrollo de su persona conforme a su identidad de género, a ser tratada de acuerdo con su identidad de género y, en particular, a ser identificada de ese modo en los instrumentos que acreditan su identidad respecto del nombre o de los nombres de pila, imagen y sexo con los que allí es registrada.

Que la Ley N° 27.499, Ley Micaela de Capacitación Obligatoria en Género para todas las Personas que Integran los Tres Poderes del Estado, establece la capacitación obligatoria en la temática de género y violencia contra las mujeres para todas las personas que se desempeñen en la función pública en todos sus niveles y jerarquías en los PODERES EJECUTIVO, LEGISLATIVO y JUDICIAL de la Nación.

Que mediante la Ley N° 27.580 la REPÚBLICA ARGENTINA aprobó el Convenio sobre la Eliminación de la Violencia y el Acoso en el Mundo del Trabajo, Convenio N° 190, adoptado por la Conferencia General de la ORGANIZACIÓN INTERNACIONAL DEL TRABAJO.

Que a través de las Resoluciones de la entonces SECRETARÍA DE EMPLEO PÚBLICO Nros.

24/19 y 170/19 se aprobaron el «Protocolo de Actuación e Implementación de la Licencia por Violencia de Género» y el «Protocolo de Actuación, Orientación, Abordaje y Erradicación de la Violencia de Género en el ámbito de la Administración Pública Nacional», respectivamente, para el personal que se encuentra bajo relación de dependencia laboral en las jurisdicciones y organismos comprendidos en el Convenio Colectivo de Trabajo General para la Administración Pública Nacional, homologado por el Decreto N° 214/06, ambos elaborados por la Comisión de Igualdad de Oportunidades y de Trato (CIOT).

Que, en especial, la igualdad real de derechos y oportunidades, la no discriminación, el trabajo digno y productivo, la educación, la seguridad social, el respeto por la dignidad, la privacidad, intimidad, la identidad de género y libertad de pensamiento deben asegurarse para garantizar políticas de inclusión en el mundo del trabajo.

Que para dar respuesta a esta realidad y en pos de la construcción de una sociedad más igualitaria, se torna necesario adoptar medidas para el abordaje de las violencias por motivos de género en las Jurisdicciones y Entidades que conforman la Administración Pública Nacional, en los términos del artículo 8° de la Ley de Administración Financiera y de los Sistemas de Control del Sector Público Nacional N° 24.156.

Que para dar cumplimiento a ello la Comisión de Igualdad de Oportunidades y de Trato, juntamente con el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad, ha elaborado el «Protocolo Marco para el Abordaje de las Violencias por Motivos de Género en el Sector Público Nacional».

Que los servicios de asesoramiento jurídico permanente competentes han tomado la intervención de su competencia.

Que la presente medida se dicta en uso de las atribuciones emergentes del artículo 100, incisos 1 y 2 de la CONSTITUCIÓN NACIONAL.

Por ello,

EL JEFE DE GABINETE DE MINISTROS

DECIDE:

ARTÍCULO 1º.- Apruébase el «Protocolo Marco para el Abordaje de las Violencias por Motivos de Género en el ector Público Nacional» elaborado conjuntamente por la Comisión de Igualdad de Oportunidades y de Trato y el MINISTERIO DE LAS MUJERES, GÉNEROS Y DIVERSIDAD, que como ANEXO (IF-2021-73262740-APN-DNRL#JGM) forma parte integrante de la presente decisión administrativa.

ARTÍCULO 2º.- Comuníquese, publíquese, dese a la DIRECCIÓN NACIONAL DEL REGISTRO OFICIAL y archívese.

Juan Luis Manzur – Elizabeth Gómez Alcorta

PROTOCOLO MARCO PARA EL ABORDAJE DE LAS VIOLENCIAS POR MOTIVOS DE

GÉNERO EN EL SECTOR PÚBLICO NACIONAL

ARTÍCULO 1. OBJETO.

El presente protocolo tiene por objeto promover ámbitos y relaciones laborales libres de

violencias y discriminaciones por motivos de género, mediante acciones de prevención,

orientación, asesoramiento y abordaje integral de la violencia y acoso laboral por motivos de

género para el personal que se desempeña en el ámbito del Sector Público Nacional,

propiciando la tramitación de actuaciones administrativas en los casos que correspondiere.

ARTÍCULO 2. MARCO NORMATIVO.

El marco normativo por el que se rige el presente Protocolo es la Ley N° 26.485 de Protección

Integral de las Mujeres, reglamentada por el Decreto N°1.011/2010, la Ley N° 26.743 de

Identidad de Género, Ley 23.592 de Actos Discriminatorios y la Ley N° 27.499 de

Capacitación Obligatoria en Género para todas las Personas que Integran los Tres Poderes

del Estado, el Decreto 721/2020 de Cupo Laboral en el Sector Público Nacional de

personas Travesti, Trans y Transgenero y los instrumentos internacionales ratificados por

el Estado Argentino que protegen el derecho fundamental a la igualdad de trato y el derecho

a no ser discriminadx y forman parte de nuestro bloque de constitucionalidad, entre ellos:

Constitución Nacional (arts. 14 bis, 16, 33, art. 75 inc. 22), art. II de la Declaración Americana

de Derechos y Deberes del Hombre, Preámbulo, art.2, art.7 y 23 de la Declaración Universal

de Derechos Humanos, arts. 1 y 24 de la Convención Americana de Derechos Humanos

(Pacto de San José de Costa Rica), arts. 2, 7 y 8 del Pacto Internacional de Derechos

Económicos Sociales y Culturales, arts. 2, 3, 22 y 26 del Pacto Internacional de Derechos

Civiles y Políticos, arts. 1 y 5 de la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas

las formas de Discriminación racial, arts.

1, 11 y 13 de la Convención sobre la Eliminación

de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer y la Convención de los derechos del

Niño.-

La Convención de Belén do Pará (art. 2) y los Convenios de la OIT, Convenio N° 111 OIT y

Convenio N° 190 OIT.

ARTÍCULO 3. PERSONAS ALCANZADAS.

Este Protocolo regirá para todas las personas que están vinculadas laboralmente al Sector

Público Nacional, con independencia de su situación de revista, cargo, función, modalidad

de contratación o antigüedad.

La aplicación del presente Protocolo deberá adaptarse conforme las normas de negociación

colectiva y los convenios de trabajo vigentes, según el tipo de entidad de que se trate.

Asimismo, las personas que están vinculadas laboralmente al Sector Público Nacional y que

se encuentren atravesando una situación de violencia por motivos de género por fuera del

ámbito laboral, contarán con el acompañamiento del organismo en el que trabajen.

ARTÍCULO 4. DEFINICIÓN DE VIOLENCIA Y ACOSO POR MOTIVOS DE GÉNERO EN

EL ÁMBITO LABORAL.

Se consideran hechos de violencia y acoso por motivos de género en el ámbito laboral: toda

conducta, acción u omisión, que, de manera directa o indirecta, por cualquier medio, tanto

en el ámbito público como en el privado ?dentro de las relaciones laborales-, basada en una

relación desigual de poder, afecte la vida, libertad, dignidad, integridad física, psicológica,

sexual, económica o patrimonial, como así, la seguridad personal y/o carrera laboral de

mujeres y LGTBI+. Quedan incluidas, los tipos y modalidades de violencia de género, de

conformidad con lo dispuesto en la Ley N° 26.485 y con los alcances de la Ley N° 26.743.

ARTÍCULO 5.

PRINCIPIOS RECTORES.

El abordaje ante situaciones de violencia por motivos de género se regirá por los siguientes

principios:

a) Escucha activa y empática por parte de quien recibe las consultas, adoptando una actitud

receptiva, sin críticas ni prejuicios, que favorezca la comunicación por parte de quien

consulta, así como su participación en las decisiones para el diseño de una estrategia de

intervención y acompañamiento.

b) Confidencialidad y respeto. La persona que efectúe una consulta o presente una denuncia

en sede administrativa, será tratada con respeto y confidencialidad, debiendo ser escuchada

en su exposición sin menoscabo de su dignidad y sin intromisión en aspectos que resulten

irrelevantes para el conocimiento de los hechos. En todo momento se deberá respetar la

confidencialidad de los datos que manifieste querer mantener en reserva.

c) No revictimización. Se evitará la reiteración innecesaria del relato de los hechos, como

también de la exposición pública de la persona denunciante y/o de los datos que permiten

identificarla.

d) Contención y orientación. La persona afectada será orientada de manera gratuita, en todo

trámite posterior a la consulta, realización de la denuncia administrativa, así como respecto

del procedimiento que pudiera seguir a dicha denuncia, de las acciones legales que tiene

derecho a emprender y medidas preventivas que puede solicitar.

e) Acceso a la información. Las personas que efectúen una consulta o presenten una

denuncia tienen derecho a recibir información acerca del estado de las actuaciones, de las

medidas adoptadas y de la evolución del proceso.

ARTÍCULO 6.

DE LAS ÁREAS COMPETENTES.

Se deberá disponer de un equipo de orientación, un área de género y/o un área con

competencia en la materia, con el objeto de brindar asesoramiento, atender las consultas y

realizar derivaciones relativas a las situaciones abordadas por el presente protocolo.

Quienes cumplan ese rol deberán regirse por los principios establecidos en el Artículo 5° del

presente Protocolo.

El Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad capacitará a los equipos de orientación,

estableciendo lineamientos generales en materia de asistencia a personas en situación de

violencia por motivos de género y, ofreciendo herramientas y materiales de formación para

los equipos.

Todos/as los/as trabajadores/as del Sector Público Nacional deberán ser debidamente

informados de la existencia y forma de contacto de los equipos de orientación en

funcionamiento en el organismo donde se desempeñe laboralmente, y de los procedimientos

y canales habilitados para entrar en contacto con los mismos.

ARTÍCULO 7. RECEPCIÓN DE CONSULTAS- INSTANCIA DE ASESORAMIENTO Y

PRIMERA ESCUCHA.

– Instancia de consultas y orientación.

Los equipos mencionados en el art. 6 recibirán las consultas de aquellas personas que

requieran asesoramiento u orientación como consecuencia de atravesar situaciones de

violencia de género, de conformidad con los artículos 3 y 4 del presente protocolo.

En ese

marco, se deberá:

a) Brindar asistencia de primera escucha, respetando y garantizando los principios rectores

mencionados en el Artículo 5 del presente Protocolo.

b) Analizar la consulta recibida y de acuerdo a la información brindada, realizar un informe,

en el que se expongan los hechos más relevantes, la valoración de los derechos afectados,

la asesoría brindada, y los mecanismos de protección pertinentes, así como cualquier otra

sugerencia que se considere adecuada.

c) El informe será elevado a la máxima autoridad del organismo en el que reviste la persona

en situación de violencia por motivos de género, siempre que así lo solicite o preste su

conformidad para hacerlo, a fin de evaluar la posible tramitación de actuaciones

administrativas y/o investigaciones sumariales que correspondieren.

d) Se llevará un registro de las consultas recibidas y semestralmente se elaborará un informe

de carácter estadístico.

ARTÍCULO 8. INSTANCIA DE DENUNCIAS ADMINISTRATIVAS.

A los fines de la recepción y posterior tramitación de la denuncia sobre situaciones de

violencia por motivos de género en el ámbito laboral, se seguirán los mecanismos

establecidos en cada entidad, jurisdicción u organismo.

En todos los procesos administrativos debe garantizarse la confidencialidad, discreción,

imparcialidad, celeridad y reserva de las actuaciones, e impulsar su tratamiento y resolución

por la autoridad administrativa competente. Asimismo, regirá el principio de amplitud

probatoria para acreditar los hechos denunciados, teniendo en cuenta las circunstancias

especiales en las que se desarrollan los actos de violencia, conforme lo establece la Ley

26.485.

En caso que la persona denunciante, haya solicitado orientación en forma previa, la denuncia

será elevada junto con el informe mencionado en el Artículo 7, A), elaborado por el equipo

que realiza asesoramiento y primera escucha.

ARTICULO 9: ACCIONES DE PREVENCION.

DIFUSION.

Cada organismo establecerá el área competente para la realización de acciones de

prevención, la que deberá:

a) Impulsar la realización de campañas y cursos para la prevención de la violencia de

Género, como así también la difusión del presente protocolo.

b) Promover acciones de concientización mediante la difusión adecuada para garantizar

respeto, igualdad, equidad, no discriminación e inclusión con integración en el trato

entre los y las trabajadoras en el ámbito de la entidad, jurisdicción u organismo.

c) Generar acciones de información periódicas y continuas sobre la problemática

referida a la violencia de género, mediante la utilización de carteleras, boletines

electrónicos, intranet, y todo otro medio o instrumento idóneo a los fines de que se

trata.

d) Desarrollar actividades de capacitación y actualización periódicamente sobre los

contenidos de este protocolo, especialmente dirigidos a las áreas que realicen la

tarea de orientación y asesoramiento, así como quienes realicen la tarea de toma de

denuncia e investigación de las conductas alcanzadas por este protocolo.

El Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad asistirá a los organismos del Sector

Público Nacional para la elaboración de materiales comunes de difusión y herramientas de

capacitación y prevención de la violencia por motivos de género.

ARTÍCULO 10: MEDIDAS PREVENTIVAS.

La persona en situación de violencia por motivos de género que realice consulta y/o

denuncia, podrá solicitar la modificación del lugar y/u horario de prestación de servicio, a fin

de resguardar su integridad física y/o psicológica y/o la de su círculo de confianza.

El área

de Recursos Humanos del organismo correspondiente deberá actuar de forma ágil y

expeditiva, a fin de dar respuesta a la solicitud cursada, teniendo en consideración los

principios rectores de este Protocolo, debiendo arbitrar los medios necesarios a fin de que

la persona requirente no vea afectada su carrera laboral con motivo de dicho pedido.

Cuando la persona requirente comparta lugar de trabajo con la persona denunciada, se

arbitrarán todos los medios necesarios a fin de que dichas modificaciones puedan aplicarse

sobre ésta última, salvo pedido expreso de la persona requirente.

ARTÍCULO 11: APLICACIÓN DE SANCIONES.

Todo hecho de violencia y acoso por motivos de género en el mundo del trabajo implica una

violación a la normativa descripta en el Artículo 2 del presente Protocolo, que dará lugar a

su investigación y sanción en caso de corresponder. En función del resultado de la

investigación realizada en consecuencia, la máxima autoridad debe garantizar la aplicación

de medidas disciplinarias proporcionales a la falta cometida.

ARTÍCULO 12: PROTECCIÓN CONTRA LAS REPRESALIAS.

La máxima autoridad de cada organismo, velará por que los y las superiores de la persona

denunciante, no dispongan medidas que puedan perjudicar de cualquier modo a aquella.

Cualquier medida o conducta que la perjudique en razón de haber hecho la denuncia se

considerará un hecho de violencia por motivos de género en el mundo del trabajo, de

acuerdo a la normativa descripta en el Artículo 2 del presente Protocolo.

ARTÍCULO 13. LICENCIA POR VIOLENCIA DE GÉNERO.

Se recomienda a todos los organismos del Sector Público Nacional, que aún no tengan

prevista normativa que reconozca la licencia por violencia de género, su rápida adopción.

Para ello se proponen las siguientes premisas:

Las situaciones de violencia laboral por motivos de género que dan lugar al reconocimiento

de los derechos antes mencionados se podrán acreditar mediante cualquiera de las

siguientes maneras:

– Informe de intervención al que refiere el artículo 7 inc.

A);

– Informe de servicios sociales;

– Informe de organismos especializados;

– Orden de protección o cualquier otra resolución judicial que acuerde una

medida cautelar a favor de la persona afectada;

– Denuncia ante sede judicial o policial.

La licencia podrá ser solicitada a través de cualquier medio, acompañando alguna de las

formas establecidas para acreditar la situación de violencia dispuesta en el punto anterior,

debiendo el organismo empleador preservar el derecho a la intimidad de la persona.

Al solicitarse la licencia, la autoridad administrativa del lugar en el que preste servicios la

persona dispondrá medidas y acciones para el acompañamiento de la situación a través del

área competente de cada organismo, de acuerdo a lo previsto en el artículo 6°.

A todo efecto, y a los fines de la solicitud de la presente licencia se considerará que el informe

de intervención al que refiere el artículo 7 inc. A) es documentación suficiente para acreditar

la existencia de violencia por motivos de género.

ARTICULO 14. AUSENCIAS O INCUMPLIMIENTO HORARIO. REORDENAMIENTO DEL

TIEMPO DE TRABAJO. POSIBILIDADES.

Podrán establecerse mecanismos de justificación de ausencias o incumplimiento horario en

el lugar de trabajo cuando las mismas sean motivadas por la situación de violencia y/o acoso

laboral por motivos de género

Lo mencionado en el párrafo precedente se implementará en el marco de los regímenes de

Licencias, Justificaciones y Franquicias vigentes en la entidad, jurisdicción u organismo que

se trate y como consecuencia de un trabajo coordinado entre las áreas competentes en

materia de recursos humanos y las previstas en el artículo 6° del presente protocolo.

ARTÍCULO 15. ADHESIONES. MODIFICACIONES.

Todas aquellas adhesiones y modificaciones concertadas en orden a lo dispuesto en el

Artículo 3° del presente Protocolo, deberán ser informadas al Ministerio de Mujeres, Géneros

y Diversidad, como, asimismo, a la Secretaría de Gestión y Empleo Público de la Jefatura

de Gabinete de Ministros.

¿Aún no estás suscripto a Microjuris? Ingresá aquí.

A %d blogueros les gusta esto: