fbpx

#Doctrina El coaching jurídico como guía

Autor: Bril, Rossana

Fecha: 6-oct-2021

Cita: MJ-DOC-16205-AR | MJD16205

Doctrina:

Por Rossana Bril (*)

Las grandes crisis traen consigo grandes oportunidades, regalos que nos desafían a ir más lejos en el proceso de evolución personal y profesional.

El sistema de Justicia se encuentra en «jaque». La forma de abordar el ejercicio del Derecho se encuentra desafiada y en alguna medida desconectada de los cambios vertiginosos, sociales, culturales, políticos y estructurales que estamos viviendo como humanos en lo individual y como ciudadanos en lo colectivo.

¿Aún no estás suscripto a Microjuris? Ingresá aquí.

Las normas escritas en el pasado -inmediato y no tanto- no están siendo suficientes para el abordaje de tales cambios. Si bien algunas de ellas, más estructurales, se sostienen, otras y en su gran mayoría han perdido su «poder» de dirección, su poder de seducción y fuerza ordenadora.

El Coaching Jurídico nos guiará a través del proceso de transformación que necesitamos para continuar evolucionando. Nos llevará primero a conocernos y reconocernos, luego nos dará herramientas para definir nuestro propósito, definir quién queremos ser y qué rol ocupar en la sociedad; y finalmente, nos mostrará formas emergentes de ejercer, apalancadas en la colaboración.

El proceso de transformación personal

Ante un escenario confuso y poco predecible, debemos trabajar en el despertar de una conciencia que nos ayude a orientarnos y a orientar nuestro ejercicio profesional. Nuestro ‘dharma’ o ‘propósito’ desplegará sus alas cuando podamos ofrecer todo lo que tenemos para dar en pos convertir al mundo en un lugar mucho mejor.

Los abogados tenemos la potencialidad para ser grandes creadores de espacios de confianza:

– Para el abordaje y resolución de conflictos en paz.

– Para la creación y acompañamiento de los clientes al desarrollar sus negocios y emprendimientos a partir de contratos conscientes.

– Para la generación de vínculos y conversaciones poderosas entre quienes se encuentran en conflictos complejos de variada índole.

Actualizar esta potencialidad depende de un proceso de transformación personal que resulta clave y fundamental.

Los abogados, en su mayoría, hemos sido programados con un sistema de creencias, pensamientos y paradigmas que se encuentra actualmente en crisis. ¿Somos los mismos luego del 2020?¿Qué hemos aprendido el año pasado? ¿Podemos seguir operando como antes? ¿O hemos cambiado? Si algunas de estas preguntas nos conectan con un cambio interno, con una transformación que sentimos haber tenido, sepamos que ese mismo cambio no solo es individual sino también colectivo.

Atravesar este proceso de transformación de la mano del Coaching Jurídico resulta una acción clave, ya que de esta manera haremos que sea una transformación consciente, es decir, despierta, guiada y acompañada. En lugar de ser una transformación a la fuerza, y ya que estamos viviendo en el cambio dentro del cambio, nos abriremos a la conexión con nuestro propio potencial y poder personal.

Desafíos del coaching jurídico

El Coaching Jurídico constituye una herramienta de gran importancia porque lleva años de experiencia en relación con el ejercicio de la Abogacía. Con sus aciertos y errores, los abogados podrán incorporar saberes del Coaching Ontológico y de otras herramientas holísticas, provenientes de las ciencias más blandas y humanas, que no se encuentran en los libros de leyes, jurisprudencia y doctrina.

El Coaching Jurídico nos abre a otros espacios de aprendizaje a través de los cuales activamos nuestro poder humano a fin de provocar un desarrollo personal y profesional que nos conecte con las habilidades blandas o conocidas como soft skills, además de incorporar herramientas de autogestión y de innovación.

Ante la velocidad de los cambios sociales, culturales, políticos y estructurales, y teniendo en cuenta la irrupción de los avances tecnológicos en el mundo legal, muchas soluciones ya están dadas por los programas de softwares, a través de las diferentes formas y sistemas, como es el caso del legaltech. Con lo cual, ya no necesitamos tener tanta información legal en su memoria, en su propio disco rígido.Lo que sí debemos hacer como abogados es trabajar las competencias sociales, emocionales, humanas y empáticas, tales como la comunicación, la intuición, el liderazgo de equipos y el autoliderazgo, la gestión del estrés, la flexibilidad y la innovación para la adaptación a los permanentes cambios.

Para poder adquirir estas competencias, es necesario que realicemos un profundo trabajo de desarrollo personal.

Los pasos de la transformación

Por lo general, comenzamos una transformación de este estilo cuando tenemos la sensación de que hay algo que necesitamos adquirir y mejorar. Aunque no sepamos bien cómo y dónde, este llamado interno es resultado de una insatisfacción que nos conecta con la voluntad de realizar un cambio.

Mundo interior: empezar por uno mismo

La clave del mundo interior es el autoconocimiento. El mejor guía será un abogado que haya estado en el lugar donde están las personas a las que acompaña, un abogado que te puede acompañar a despejar los velos y sistemas que nublan su mirada y que le impiden ver el nuevo camino.

Es indispensable descubrir nuestro poder creador porque se aproxima una era de innovación y creación pura y total, incluso en el mundo de la Abogacía.

El Coaching Jurídico, en este sentido, al conectarnos con nuestro interior, nos ayuda a despertar habilidades sociales, humanas, empáticas, emocionales, comunicacionales y colaborativas que pueden encontrarse dormidas.

Propósito

Por supuesto, otro paso fundamental es conectarnos con nuestro propósito. Con esto nos referimos a nuestra propia ética, nuestra misión, nuestro sueño, el legado que queremos dejar en el mundo.

La importancia de conectarnos con él radica en que este será el norte, la brújula en tiempos de confusión y caos extremo.

Si tenemos claro nuestro propósito, podremos entregarnos a ejercer una mejor justicia, ya que la que hemos construido en el pasado no está dando los resultados esperados en el presente y, en un anhelo colectivo, todos queremos mejorarla.

Mundo exterior:Acción transformadora

Por supuesto, el paso siguiente y el más visible es enfocarnos en la realidad exterior mediante acciones transformadoras. Para lograrlo, es menester comenzar por nosotros mismos, identificando qué estamos aportando para lograr resultados que no deseamos.

Tal como sostiene una de las leyes del Kybalion, «Como es adentro es afuera». Por tanto, debemos preguntarnos, «¿Qué hay dentro mío que hace que el afuera me lo refleje?». Para ser el cambio que queremos ver afuera, es preciso reconocer que primero necesitamos cambiar nosotros.

Cuando cambiemos nuestra forma de operar en la profesión, cuando hayamos cambiado viejas estructuras y valores, inevitablemente nacerá una nueva Justicia.

A través de una justicia holística comenzaremos a integrar las leyes y movimientos que rigen el mundo, el universo personal y colectivo, para abordar las problemáticas con una visión amplia y consecuente para poder acercarnos a los resultados esperados.

Una justicia consciente es una justicia holística, pues abarca muchos aspectos importantes. A través de la compresión de la influencia de leyes de la hermenéutica, de la naturaleza, de la física cuántica, podremos ampliar nuestra mirada y comprender que las leyes que hemos escrito los humanos en un determinado momento de la humanidad son acotadas, pues han sido escritas desde un determinado nivel de conciencia. No me refiero solamente a los operadores del sistema judicial, sino también a los propios abogados y clientes, pues es fundamental que todos los actores colaboremos en una transformación consciente.

(*) Abogada. Su vocación está en la resolución de conflictos de manera pacífica y el acompañar a los profesionales en una transformación personal que lleve a una mejor Justicia. Se desempeñó como abogada y socia en el estudio Romero Zapiola & Clusellas. Luego abrió su propio espacio, Estudio Bril, para dedicarse al derecho ambiental. En paralelo a su práctica, creó la fundación «La Tierra habla» desde donde participa en distintas causas y acciones de concientización para preservar el medio ambiente. Más tarde inició su gran transformación de la mano del coaching ontológico. También es autora de los libros «Abogar Emergente» y «La Autogestión e innovación en el Derecho», y creadora del programa de «Poder Personal».

A %d blogueros les gusta esto: