fbpx

#Fallos Perspectiva de género: Condena a la pena de prisión en suspenso a quien empujó y profirió un golpe de puño a su pareja embarazada

Partes: Legajo de juicio 111/20 (lif 1000/20 U.F.I.C.) s/

Tribunal: Tribunal de Juicio Unipersonal de la Cuarta Circunscripción Judicial de la Provincia de Corrientes

Fecha: 27-abr-2021

Cita: MJ-JU-M-132139-AR | MJJ132139 | MJJ132139

Desde una perspectiva de género y con amplitud probatoria, se condena a la pena de prisión en suspenso a quien empujó y profirió un golpe de puño a su pareja embarazada.

Sumario:

1.-La prueba testimonial da cuenta del hecho de violencia de género, ya que la Ley 26.485 de Protección Integral a las Mujeres, consagra en su art. 16 inc. i) la amplitud probatoria para acreditar los hechos denunciados, teniendo en cuenta las circunstancias especiales en las que se desarrollan los actos de violencia y quiénes son sus naturales testigos; todas las declaraciones son coincidentes sobre el hecho, en las condiciones de lugar y fecha, la hora de sucedido y el empujón violento por parte del imputado que produce las lesiones en la víctima.

2.-El hecho de que el imputado haya manifestado que no hubo golpe de puño, pero que haya reconocido el hecho de el empujón violento, en nada significa que el hecho no sucedió, pues las pruebas, de acuerdo a la sana critica racional, dan plena certeza del hecho, la autoría del imputado y las lesiones producidas a la su pareja.

¿Aún no estás suscripto a Microjuris? Ingresá aquí.

3.-Se está ante la presencia de un tipo especial de autor cualificado del delito de lesiones, en el sentido de que el sujeto activo debe reunir esa condición que requiere el art. 80 CPen.; lo mismo que ocurre con el sujeto pasivo, en el caso de autos está demostrado la relación de pareja que existía al momento del hecho entre el imputado y la víctima.

4.-Corresponde determinar el caso como violencia de género, debido a la agresión del hombre hacia la mujer y la relación de pareja que había entre ellos.

Fallo:

En la ciudad de Paso de los Libres, Provincia de Corrientes, República Argentina, a las veintisiete días del mes de Abril de dos mil veintiuno, se constituye el Excelentísimo Tribunal de Juicio Unipersonal de la Cuarta Circunscripción Judicial de la Provincia de Corrientes, integrado por el Doctor, MARCELO RAMON FLEITAS, a efectos de la redacción y firma de la Sentencia recaída en autos LOF N° 111/20, Caratulada: «LEGAJO DE JUICIO 111/20 (LIF 1000/20 UFIC), de conformidad a lo dispuesto por el artículo 347 del Nuevo Código Procesal Penal de la provincia de Corrientes (Ley 6.518); en el que se halla imputado el Sr. R. C. Q., DNI N° xx.xxx.xxx, argentino, domiciliado en calle Barrio L. F. Manzana x sector xxx casa N° xxde esta ciudad, nacido el xx de xxx de 1998, con secundario incompleto, e intervienen además, la Señora Fiscal, Doctora LILIANA ELIZABETH CARLINO, y el Defensor Particular Doctor DARIO CABRERA. HECHO ACUSADO.-

Que en la Audiencia llevada a cabo en fecha el día trece de abril de dos mil veintiuno, en su ALEGATO DE APERTURA, la Sra. Fiscal de Juicio acusó al imputado por la comisión de los siguientes hechos: «En Paso de los Libres, Ctes., en la intersección de A venida Di Tornaso y Calle Felix María Gómez, aproximadamente a las 03:30 horas de la madrugada del sábado 05/12/2020, R. C. Q., tras ser atendido en el nosocomio local por caída de moto vehículo y estando acompañado de su pareja R. M. de los A. A., embarazada de 16 o 17 semanas, y en la esquina mencionada comenzó un discusión responsabilizando a A.que le habían secuestrado la moto a usted porque ella no tenía la documentación del bien, al tiempo que la empujo y propino un golpe de puño en el abdomen ocasionándole lesión leve traumática en abdomen por lo que debió permanecer internada en el área del servicio de maternidad de) Hospital San José para recibir tratamiento médico; ello EN EVIDENTE SITUACION DE DESIGUALDAD DE PODER Y EN EL MARCO DE LA RELACION DE PAREJA DOMINANTE SOBRE LA MUJER, lo que constituye violencia de género.» Calificación legal: LESIONES LEVES DOBLEMENTE AGRAVADAS POR LA RELACION DE PAREJA Y POR LA VIOLENCIA DE GENERO (ARTICULO 89, 92 en relación al artículo 80 inciso 1 y 11 del C.P.).

Que en su oportunidad el Defensor particular Dr. DARIO CABRERA considero que no existían pruebas de cargo que incriminen a su representado, declarando la inocencia de su cliente. Según se concluye de sus alegatos.- RESPECTO DE LA EXISTENCIA DEL HECHO, AUTORIA Y RESPONSABILIDAD DEL IMPUTADO, EL SEÑOR JUEZ DE JUICIO UNIPERSONAL DOCTOR MARCELO RAMON FLEITAS, dijo:

Entiendo que luego de producidas las pruebas de las partes se han acreditados con carácter de certeza la existencia del hecho delictivo, conforme lo expusiera la Sra. Fiscal de Juicio.- Que así, lo tengo comprobado, y acreditado con el grado de certeza la comisión del siguiente hecho: «En Paso de los Libres, Ctes., en la intersección de A venida Di Tornaso y Calle Felix María Gómez, aproximadamente a las 03:30 horas de la madrugada del sábado 05/12/2020, R. C. Q., tras ser atendido en el nosocomio local por caída de moto vehículo y estando acompañado de su pareja R. M. de los A. A., embarazada de 16 o 17 semanas, y en la esquina mencionada comenzó una discusión responsabilizando a A.que le habían secuestrado la moto a usted porque ella no tenía la documentación del bien, al tiempo que la empujo ocasionándole lesión leve traumática en abdomen por lo que debió permanecer internada en el área del servicio de maternidad del Hospital San José para recibir tratamiento médico; ello EN EVIDENTE SITUACION DE DESIGUALDAD DE PODER Y EN EL MARCO DE LA RELACION DE PAREJA DOMINANTE SOBRE LA MUJER, lo que constituye violencia de género.» Que este hecho es reconstruido históricamente en base al plexo de pruebas que se produjeron en debate, así tengo en cuenta para determinar el día y lo hora del hecho, además de la circunstancia de modo, y lugar el hecho lo declarado por la testigo victima La testigo R. M. de los A. A., quien expreso: «.estábamos bien, teníamos una relación estable. nos íbamos para la casa de él ese día, tipo tres, tres pico de la madrugada, y caímos en la moto. Y ahí llegó la policía, que estaban haciendo un recorrido, y le llevó al hospital, al rato le dan el alta. Y ahí nos íbamos para la casa de el, y ahí empezamos a discutir por el tema de los papeles de la moto. Y ahí el me empujó. Yo solamente dije que me había empujado. ocurrió cerca del hospital. .a la madrugada tres, tres y pico. .el seis de diciembre, seis o cinco de diciembre. salió personal del hospital para ayudarla.enfermeras.la acompañaron a usted, hablaron con usted. Contesta: si. Pregunta: la llevaron al hospital. entro por guardias. estuve internada ahí, me hicieron estudios. estuvo internada. nueve de la noche. Pregunta: estos episodios, que usted relata se dio con anterioridad. Contesta: no. .estábamos discutiendo por los papeles de la moto. .Pregunta: y los médicos detectaron en su organismo algún tipo de lesión. contesta: no me dijeron nada.».-

Que esto fue ratificada por la víctima en el Acta de denuncia:Confeccionada el día 05 de diciembre de 2020 a las 04:20 horas, en la Comisaria de la Mujer y del Menor, de esta ciudad. Del cual surge datos filiatorios de la Denunciante A. R. M. de los A., DNI N 42.742.154 y descripción del hecho: «que en el día de la fecha siendo las 03:30 horas, momento en el cual me encontraba en el Hospital San Jose de esta ciudad brindándole mi compañía a mi pareja, Q. C. de 22 años de edad con quien me encontraba realizándose las curaciones por haberse caído de la moto, con el hace más de año me encuentro en pareja, pero aun no convivimos juntos. Una vez que nos reiteramos del nosocomio y nos dirigíamos hacia la casa de sito en B° L. F. Mz»B» casa N° 18 de esta ciudad, a la altura de la intersección de la Av. Ditomaso y calle Feliz Maria Gómez de esta ciudad, mantengo una fuerte discusión con mi pareja, ya que él se encontraba muy molesto porque cuando se había caído se hicieron presente el personal policial pero como no contaba con las documentación procedieron al secuestro y me hizo responsable puesto que yo no las tenía en ese momento, además se encontraba en estado de ebriedad. Seguidamente se acerca hacia mi persona y me da un golpe de puño en el vientre, en ese momento, se acercan personal del hospital hasta el lugar para apaciguar la situación, segundos más tarde se hizo presente un móvil con personal policial, le hice mención de lo sucedido y procedieron a demorarlo. Hago mención de que me encuentro gestando un embarazo de cuatro meses.» Que me dan credibilidad lo dicho por la víctima, lo expresado en el INFORME PERICIAL. PSICOLOGICO de fecha 23 de febrero de 2021, efectuado por el Licenciado Ricardo Nicolás López, integrante del Cuerpo de Psicología Forense local, a la ciudadana R. M. de los A.e indica:»se presenta en forma adecuada y correcta.discurso claro y organizado.orientada en tiempo y espacio.refiere relación de pareja de 1 año con Q. con una semi-convivencia, cursa en embarazo de 7 meses de un hijo en común. Refiere único episodio de violencia, probable uso problemático de alcohol. Estado actual: Se encuentra con estado de angustia. tímida, inhibida, tensión interna.tendencia a minimizar los hechos de agresión. Manifiesta vulnerabilidad emocional. poca capacidad de verbalizar sus conflictos.».- Que esta prueba es corroborada con las demás testimoniales que pasaron por esta sala de debate, y siendo testigos presenciales tengo especialmente en cuenta la coherencia entre sí, así tengo presente a la testigo SANDRA ROMERO, quien expreso:». lo único que recuerdo es que una pareja, salía del hospital, fue casi hasta la garita y el chico le empuja a la chica, yo teniendo hijas mujeres, obviamente voy a saltar. Entonces me acercó, para que no le haga nada, cuando llego ya estaba la policía ahí, eso fue lo que vi. .el señor que estaba en ese lugar.le llevó la policía. estaba internada en observación del hospital. Después de ahí yo ya no se porque me vuelvo a mi servicio. a la noche, yo trabajo de noche. .él le empujó no más.».

Que en igual sentido la testigo, MIRIAM RODRIGUEZ, quien expreso: «.pertenezco al servicio de maternidad, cuando no tenemos pacientes, vamos y damos vuelta por la guardia, porque siempre es un lugar que siempre hay muchos problemas. Entonces estábamos afuera, vemos de una pareja, el chico le empuja a la chica, y bueno y ahí nos acercamos, para que no le siga empujando, solamente esos lo que vi. ahí llegó la policía que no sabemos quién llamo, y nos volvimos a nuestro lugar de trabajo. en la calle.la del costado de la arrocera puede ser, entre di Tomaso y Félix María Gómez.».- Que luego los funcionarios policiales que intervinieron directamente en el hecho son contestes también con las declaraciones ya desarrolladas así tengo en cuenta en primer lugar al testigo, JUAN MANUEL BARRIOS quien expreso: «.no se precisar la hora con exactitud, pero nosotros nos habían dado intervención, la unidad regional a través de radio operador, informando en el nosocomio local se había producido una discusión de pareja, y que se encontraba personal de comisaría tercera. Nosotros nos constituimos en el lugar, estando allí me entrevisté con el oficial a cargo del procedimiento, en mencionó que había una discusión de pareja. .la discusión puntualmente, por lo que me había expresado la denunciante, que ocurrió en Di Tomaso y calle Félix María Gómez. recuerdo que la chica, había manifestado que se encontraba embarazada, con un embarazo no recuerdo si era de tres o cuatro meses. .yo le tomé la denuncia. .ella se encontraba en el nosocomio, debido a los golpes que recibió, el personal médico no le había dado el alta, porque tenía que quedarse en observación. .nosotros procedemos a entrevistarnos con una mujer que nos dice los pormenores del hecho.».

Que en igual sentido declaro el testigo, RAMON RAMIREZ quien expreso: «.: lo que recuerdo es que nosotros estábamos de recorrida. O sea, por la jurisdicción sería, en un momento dado se comunican pared interna policial, por Di Tomaso y Félix María Gómez frente al hospital local, se encontraría una pareja discutiendo. Por tal motivo nos dirigimos al lugar, que al llegar al lugar encontramos que dos, parejas así estaban discutiendo, la chica y un señor. En un momento observó que la chica se va para la calle Félix María Gómez, hacía 12 de septiembre caminando.Lo que hago yo es seguirle a la chica, decirle es que quería hablar, y le pregunté qué es lo que estaba pasando, ella estaba llorando en ese momento la chica. Yo trataba de calmarla para que me digas bien lo que sucedió. Después me dijo que quería ir a su casa, yo le dije que le iba a llevar a su casa pero que me comentara lo que sucedió, porque estaba llorando. Me dice que le pegaron. En qué parte del cuerpo, en la parte de la panza. Le pregunté si se sentía bien, que ir al hospital acercamos. Ella me dijo que no, que quiero ir a mi casa si me pueden llevar. Y le vuelvo a preguntar si quiere le acercamos al hospital para que le examinen el golpe, y llorando me contesta que si que quiere ir. Entonces la subimos al móvil policial y la acercamos al hospital.» Que además el testigo, EDUARDO CARABAJAL, expreso: «.bueno que ese día nosotros recibimos un llamado del hospital, que había un chico y una chica; y que el chico estaba empujando a la chica. Nosotros vinimos porque justo que estábamos de recorrida en la zona. . Félix María Gómez casi Di Tomaso. .nosotros quedamos al lado del chico y el oficial se pueda conversar con la chica, es lo que pasaba.» Que así, estas testimoniales me dan credibilidad de la existencia del hecho, en esto tengo en cuenta La Ley 26.485 de Protección Integral a las Mujeres, consagra en su art. 16 inc. i) la amplitud probatoria para acreditar los hechos denunciados, teniendo en cuenta las circunstancias especiales en las que se desarrollan los actos de violencia y quiénes son sus naturales testigos. Graciela Medina, «Violencia de Género y Violencia Doméstica», Ed. Rubinzal Culzoni, pág.205.

Que así todas las declaraciones son coincidentes sobre el hecho, en las condiciones de lugar y fecha, la hora de sucedido y las circunstancias esto es una discusión en la pareja y el empujón violento por parte del imputado que produce las lesiones en la víctima, que si bien en el hecho acusado expresa que hubo un golpe de puño, entiendo se desprende de la Denuncia donde la victima así lo expresa, siendo unánime, primero por parte de la propia víctima, pero ratificada por las testigos presenciales las enfermeras que vieron el hecho ambas declaran que vieron un empujón, no golpe de puño, por lo que esta acción del golpe de puño no lo tengo por acreditado por la duda razonable que me genera, sin perjuicio que el empujón violento y las lesiones si lo tengo por acreditado con certeza.

Que respecto a las lesiones sufridas por la victima R. M. de los A. A. lo tengo por acreditado con DOS INFORMES DEL ASESOR LEGAL DEL HOSPITAL SAN JOSE, suscriptos por el Dr. Jorge Alberto Silva. DATA del 09 de febrero de 2021, en el cual eleva seis copias certificadas de Historia Clínica de la Sra. A. R. M. de los A. DNI xx.xxx.xxx -consentimiento para procedimiento diagnostico o terapéutico. – Historia Clínica. Servicio de Tocoginecologia -Indicaciones médicas.-Evaluación diaria. -Servicio de laboratorio. -Historia clínica de Emergencia. Fecha de ingreso: 05/12/2020. Hora: 3,40.A. RITA.Causa de ingreso: lesión traumática en abdomen en curso de 16 semanas de embarazo. Se solicita viabilidad fetal. Suscribe: Médico de Guardia FERNANDEZ TOMAS.- Que esta prueba es corroborada con la PERICIA N 35/21, de fecha 12 de febrero de 2021, suscripto por la Dra. Carolina Álvarez, integrante del Cuerpo Médico Forense local, quien examina a Rita María de los Ángeles A., e informa:». Analizada la documental médica (certificado médico precario e Historia Clínica remitida por el Hospital «San José») y el parte «preventivo policial adjuntada al UF N° 1000/20, se puede inferir que la señora Rita María de Los Ángeles A. presentó en fecha 05/12/20 lesión contusa (golpe de puño) en abdomen estando cursando un embarazo de 19 semanas por ecografía. Con FUM (fecha de última menstruación) incierta y sin controles obstétricos previos: sin lesiones externas visibles ni alteraciones obstétricas al momento de dicha evaluación médica. Al examen actual no se observan lesiones físicas externas. Presenta signos vitales dentro de rangos fisiológicos. Gestación en curso. CONCLUSION MEDICO-LEGAL: La lesión, así descripta, reúne las características para encuadrarla dentro de los considerandos del artículo 89 del C.P. lesión de carácter leve: a) No produjo un debilitamiento permanente de la salud, de un sentido, de un órgano, de un miembro o la dificultad permanente de la palabra, b) No puso en peligro la vida de la ofendida; e) La lesión no la inhabilito para sus tareas habituales por más de un mes. d) No le produjo una deformación permanente del rostro; e) No produjo una enfermedad mental o corporal, cierta o probablemente incurable; 1) No le produjo la inutilidad permanente para el trabajo, la pérdida de un sentido, de un órgano de un miembro, del uso de un órgano o miembro, de la palabra o de la capacidad de engendrar o concebir.

Que la aprensión al imputado, corroborando el día y la hora del hecho, además de la intervención directa de Q. lo tengo por acreditado con el ACTA DE APREHENSION realizada en la Comisaria de la Mujer y del menor. Fiscal requirente: DRA. LILIANA CARLINO, fecha de la aprehensión: 05 de diciembre de 2020, a las 03:35 horas, en calle Félix María Gómez, de esta ciudad. A Q. R.C., apodo «Melli», fecha de nacimiento 19/06/1998 (22), vive con su madre, hijo de Acevedo Ramona Beatriz y Lorenzo Saúl Q., empleado municipal, informan datos de los testigos., Observaciones: «cuando el personal policial, perteneciente a la Comisaria de la Mujer y el menor, se hace presente en el lugar donde ocurrió el presente hecho, ya se encontraba el siguiente personal de Comisaria Tercera, Of. Sub. Ayte. Ramón Ramírez, Sgto. Carabajal Eduardo, Cabo 1ro Sabala Mariano y Cabo Sooberon Fabian.» El encartado se abstiene de declarar, haciendo uso de su derecho constitucional, por lo que no hay cita que evacuar en este sentido.

Que por lo tanto los argumentos de la defensa que reconoce el hecho y manifiesta que no hubo golpe de puño, tubo en mi convicción total acogida, pero incluso reconoce el hecho de el empujón violento lo que difiere es el hecho de producirle lesiones, entiendo son realizados en referencia a una actitud defensiva, pero en nada significa que el hecho no sucedió, antes las pruebas que las he desarrollado precedentemente de acuerdo a la sana critica racional, me dan plena certeza del hecho y la autoría del imputado y las lesiones producidas a la víctima A.

Que referente a los argumentos de la defensa, expresado en su alegato, entiendo los mismos han sido refutados en el desarrollo del presente interrogante.

Que así las cosas, y habiendo valorado a la luz de la sana crítica racional y por libre convicción, los elementos de certeza probatoria existentes en la Causa señalados ‘ut-supra’, considero que el hecho venido a juicio se encuentra efectivamente comprobado en su faz material y conforme la reconstrucción a la que se arriba, dados los fragmentos de la historia colectados, como así también la autoría y consecuente responsabilidad del imputado R. C. Q.- Que, en basamento del mérito atribuido a las probanzas de cita, tengo por probado el hecho venido a juicio conforme a la plataforma fáctica que se reconstruye de las piezas en referencia, la consecuente autoría del incuso y la responsabilidad penal del mismo.- Así voto.-

NORMATIVA LEGAL APLICABLE.-

Que, coincidiendo con la Sra. Fiscal de Juicio, entiendo que el hecho anteriormente descripto, cae bajo la calificación legal de LESIONES LEVES DOBLEMENTE CALIFICADAS, POR LA RELACIÓN DE PAREJA Y EN EL CONTEXTO DE VIOLENCIA DE GÉNERO, previsto y penado por el artículo 89, 92, en relación al artículo 80 inciso 1 y 11, siendo R. C. Q., autor material del mismo.- Que la acción típica desplegada por Q., consiste en ocasionar lesiones a la víctima.

Que las lesiones producidas a la víctima, tal como lo tengo por reconstruido en el hecho histórico desarrollado precedentemente, lo tengo por acreditado con el DOS INFORMES DEL ASESOR LEGAL DEL HOSPITAL SAN JOSE, suscriptos por el Dr. Jorge Alberto Silva. DATA del 09 de febrero de 2021, en el cual eleva seis copias certificadas de Historia Clínica de la Sra. A. R. M. de los A. DNI xx.xxx.xxx -consentimiento para procedimiento diagnostico o terapéutico. – Historia Clínica. Servicio de Tocoginecologia -Indicaciones médicas.-Evaluación diaria. -Servicio de laboratorio. -Historia clínica de Emergencia. Fecha de ingreso: 05/12/2020. Hora: 3,40.A. RITA.Causa de ingreso: lesión traumática en abdomen en curso de 16 semanas de embarazo. Se solicita viabilidad fetal. Suscribe: Médico de Guardia FERNANDEZ TOMAS.- Que esta prueba es corroborada con la PERICIA N 35/21, de fecha 12 de febrero de 2021, suscripto por la Dra. Carolina Álvarez, integrante del Cuerpo Médico Forense local, quien examina a Rita María de los Ángeles A., e informa: «. Analizada la documental médica (certificado médico precario e Historia Clínica remitida por el Hospital «San José») y el parte «preventivo policial adjuntada al UF N° 1000/20, se puede inferir que la señora Rita María de Los Ángeles A. presentó en fecha 05/12/20 lesión contusa (golpe de puño) en abdomen estando cursando un embarazo de 19 semanas por ecografía. Con FUM (fecha de últim a menstruación) incierta y sin controles obstétricos previos:sin lesiones externas visibles ni alteraciones obstétricas al momento de dicha evaluación médica. Al examen actual no se observan lesiones físicas externas. Presenta signos vitales dentro de rangos fisiológicos. Gestación en curso.

CONCLUSION MEDICO-LEGAL: La lesión, así descripta, reúne las características para encuadrarla dentro de los considerandos del artículo 89 del C.P. lesión de carácter leve.».- Que la lesión leve, previsto y penado por el art. 89 del Código Penal el mismo prevé expresamente Art. 89. – Se impondrá prisión de un mes a un año, al que causare a otro, en el cuerpo o en la salud, un daño que no esté previsto en otra disposición de este Código.

Que así Q. realizo la acción típica consistente en causar un daño en el cuerpo o en la salud de otro, es decir que altera la estructura física o menoscaba el funcionamiento del organismo del sujeto pasivo. Cosa que sucedió en autos, por la conducta desplegada por el imputado y el resultado de las lesiones producidas en el cuerpo de la víctima, antes descriptas.

Las cuestiones planteadas en el presente, deben necesariamente empalmarse con una perspectiva de género o mirada de género (violencia de género), en consonancia con los compromisos asumidos por el Estado Argentino en los instrumentos internacionales que abordan la temática como la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, la Convención Belem do Pará, la ley de «Protección Integral a las Mujeres» N° 26.485.

Que además dada la circunstancia que eran pareja así lo tengo por acreditado con la declaración de la testigo victima R. M. de los A. A., quien en este sentido expreso: «.estábamos bien, teníamos una relación estable.nos íbamos para la casa de él.».- Y en igual sentido el INFORME PERICIAL PSICOLOGICO de fecha 23 de febrero de 2021, efectuado por el Licenciado Ricardo Nicolás López, integrante del Cuerpo de Psicología Forense local, a la ciudadana R. M. de los A.e indica: «se presenta en forma adecuada y correcta.discurso claro y organizado.orientada en tiempo y espacio.refiere relación de pareja de 1 año con Q. con una semi-convivencia, cursa en embarazo de 7 meses de un hijo en común.» Que así las lesiones leves se califican por la calidad de sujeto activo y por el contexto de POR LA RELACIÓN DE PAREJA Y EN EL CONTEXTO DE VIOLENCIA DE GÉNERO.

Que por ende el Código Penal nos remite al artículo 92 donde dice expresamente: «.si concurrieren alguna de las circunstancias enumeradas en el art. 80, la pena será en el caso del art. 89, de seis meses a dos años.».- El nuevo texto del artículo 80 del código penal introducido por le Ley Nº 26.791, es el siguiente: Art. 80: «Se impondrá reclusión perpetua o prisión perpetua, pudiendo aplicarse lo dispuesto en el art.52, al que matare: 1) A su ascendiente, descendiente, cónyuge, ex cónyuge, o a la persona con quien mantiene o ha mantenido una relación de pareja, mediare o no convivencia. 4) Por placer, codicia, odio racial, religioso, de género o a la orientación sexual, identidad de género o su expresión. 11) A una mujer cuando el hecho sea perpetrado por un hombre y mediare violencia de género. 12) Con el propósito de causar sufrimiento a una persona con la que se mantiene o ha mantenido una relación en los términos del inc.1°.- Que se está ante la presencia de un tipo especial de autor cualificado en el sentido de que el sujeto activo debe reunir esa condición que requiere la norma.Lo mismo que ocurre con el sujeto pasivo, en el caso de autos está demostrado la relación de pareja que existía al momento del hecho entre el imputado Q. y la victima A.

Que el uso de la expresión «violencia de género», expresa Maqueda Abreu, es tan reciente como el propio reconocimiento de la realidad del maltrato a las mujeres. Reflexiona que es significativo que hasta muy avanzado el siglo pasado no se encuentre ninguna referencia precisa a esa forma específica de violencia en los textos internacionales, salvo acaso como expresión indeterminada de una de las formas de discriminación contra la mujer proscrita por la Convención de Naciones Unidas de 1979. Sólo a partir de los años noventa, comienza a consolidarse su empleo gracias a iniciativas importantes tales como la Conferencia Mundial para los Derechos Humanos Art. 1º: «Apruébase la convención sobre eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, aprobada por res. 34/180 de la Asamblea General de las Naciones Unidas del 18 de diciembre de 1979, y suscripta por la República Argentina el 17 de julio de 1980, cuyo texto forma parte de la presente ley». Convención Parte I. Art. 1: «A los efectos de la presente convención, la expresión «discriminación contra la mujer» denotará toda distinción, exclusión o restricción, basada en el sexo que tenga por objeto o por resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce o ejercicio por la mujer, independientemente de su estado civil, sobre la base de la igualdad del hombre y la mujer, de los derechos humanos y las libertades fundamentales en las esferas política, económica, social, cultural y civil o en cualquier otra esfera». Art.1º: «Apruébase la convención interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer «Convención de Belem Do Pará», suscripta en Belem do Pará República Federativa del Brasil, el 9 de junio de 1994, que consta de veinticinco (25) artículos, cuyo texto forma parte de la presente ley». MAQUEDA ABREU María «La violencia de género. Entre el concepto jurídico y la realidad social» en «Revista Electrónica de Ciencia Penal y Criminología» (en línea). 2006, núm. 08-02, p. 02:1- http://www.criminet.ugr.es Art. 80 inc. 11 – Rubén E. Figari celebrada en Viena en 1993, la Declaración de Naciones Unidas sobre la eliminación de la violencia contra la mujer del mismo año, la Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer (1994) o la Conferencia Mundial de Mujeres de Beijing (1995). Es una manifestación más de la resistencia que existe a reconocer que la violencia contra las mujeres no es una cuestión biológica ni doméstica sino de género. «Se trata de una variable teórica esencial para comprender que no es la diferencia entre sexos la razón del antagonismo, que no nos hallamos ante una forma de violencia individual que se ejerce en el ámbito familiar o de pareja por quien ostenta una posición de superioridad física (hombre) sobre el sexo más débil (mujer), sino que es consecuencia de una situación de discriminación intemporal que tiene su origen en una estructura social de naturaleza patriarcal. El género se constituye así en el resultado de un proceso de construcción social mediante el que se adjudican simbólicamente las expectativas y valores que cada cultura atribuye a sus varones y mujeres. Fruto de ese aprendizaje cultural de signo machista, unos y otras exhiben los roles e identidades que le han sido asignados bajo la etiqueta del género. De ahí, la prepotencia de lo masculino y la subalternidad de lo femenino.Son los ingredientes esenciales de ese orden simbólico que define las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, origen de la violencia de género. Esa explicación de la violencia contra las mujeres en clave cultural, no biológica, es la que define la perspectiva de género».

Que así, el nuevo inc. 11 del art. 80 del C.P. se puede decir que el bien jurídico protegido es el genérico para los «Delitos contra la vida», es decir, la vida misma en su sentido físico-biológico de la mujer víctima del delito, no tratándose de un bien jurídico distinto por tal circunstancia. Se está ante un tipo de homicidio especialmente agravado por la condición del sujeto pasivo y por su comisión en el contexto ambiental determinado. «De hecho se trata de un homicidio como cualquier otro con la diferencia de que el sujeto pasivo es una mujer en un determinado contexto de género – fundamento de mayor penalidad – y el sujeto activo necesariamente debe ser un hombre.»De aquí que el asesinato de cualquier mujer, en cualquier circunstancia, no implica siempre y en todo caso femicidio, sino sólo aquella muerte provocada en un ámbito situacional específico, que es aquél, en el que existe una situación y sometimiento de la mujer hacia el varón, basada en una relación desigual de poder» Que en este caso puntual se dan ambos extremos, para determinar el caso como violencia de género, la agresión del hombre (Q.) hacia la mujer (A.), y la relación de pareja.

La Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer (Convención de Belém do Pará) en el artículo 1º establece que debe entenderse por violencia contra la mujer «cualquier acción o conducta, basada en su género que cause muerte, daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico a la mujer, tanto en el ámbito público como en el privado». Pero el concepto de «violencia de género» – elemento normativo del tipo – que es extralegal hay que buscarlo y remitirse a la mentada ley 26.485 de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres en los Ámbitos en que Desarrollen sus Relaciones Interpersonales que en su art. 4º define la violencia contra la mujer en los siguientes términos: «Se entiende por violencia contra las mujeres toda conducta, acción u omisión, que de manera directa o indirecta, tanto en el ámbito público como en el privado, basada en una relación desigual de poder, afecte su vida, libertad, dignidad, integridad física, psicológica, sexual, económica o patrimonial, como así también su seguridad personal. Quedan comprendidas las perpetradas desde el Estado o por sus agentes. Se considera violencia indirecta, a los efectos de la presente ley, toda conducta, acción u omisión, disposición, criterio o práctica discriminatoria que ponga a la mujer en desventaja con respecto al varón» y el decreto 1011/2010 e n su art. 4º define la «relación desigual de poder» consignando:»Se entiende por relación desigual de poder, la que se configura por prácticas socioculturales históricas basadas en la idea de inferioridad de las mujeres o la superioridad de los varones, o en condiciones estereotipadas de hombres y mujeres, que limitan total o parcialmente el Art. 22: «Competencia. Entenderá en la causa el/la juez/a que resulte competente en razón de la materia según los tipos y modalidades de violencia de que se trate. Aún en caso de incompetencia, el/la juez/a interviniente podrá disponer las medidas preventivas que estime pertinente». BUOMPADRE Jorge (ob. cit. p. 154) Idem (ob. cit. ps. 154/155) Idem (ob. cit. p. 156).

Que el Art. 80 inc. 11 reconocimiento o goce de los derechos de éstas, en cualquier ámbito en que desarrollen sus relaciones interpersonales». El art. 4º – que debe interpretárselo juntamente con el art. 5º – en realidad habla de «Violencia contra la mujer» pero también, para lograr una interpretación adecuada de la norma del inc. 11º debe asociárselo con el concepto «Violencia de género». Señalan Arocena – Cesano que el concepto de «violencia de género» es una noción que, a diferencia de la idea de «odio de género» no repara en la cuestión biológica de la condición orgánica masculina o femenina de hombres y mujeres, sino en el aspecto cultural de la construcción de roles que derivan de las estructuras sociales de naturaleza patriarcal, en las que un aprendizaje cultural de signo machista ha consagrado desigualdades entre una «identidad masculina» y un subordinado conjunto de rasgos inherentes a «lo femenino». Si bien el texto penal no exige que la muerte de una mujer causada por un hombre, mediando violencia de género, tenga lugar en ámbitos íntimos o intervinientes conocidos, de acuerdo a los estudios de campo realizados, estadísticamente son protagonizados mayoritariamente por esposos, novios, concubinos o amantes, más que por otras personas y se producen en situaciones de pareja que dimanan de ciertas características que podrían denominarse constantes, cuales son:el control de la mujer, como sinónimo de posesión y con la idea de dominarla; los celos patológicos; el aislamiento de la víctima de su familia y amigos para perpetuar la violencia; el acoso, que embota las capacidades críticas y el juicio de la ofendida; la denigración y las humillaciones y las indiferencias ante sus demandas afectivas, entre otras.

Que la «violencia doméstica y de género», en el que el varón aparece ejerciendo todo su poder en relación a una víctima mujer a la que intimida y trata con violencia, en virtud de la relación vital en que se halla (TSJ, Sala Penal, «Agüero», S. nº 266 del 15/10/2010, «Ferrand», S. nº 325 del 03/11/2011 y «Sanchez», S. nº 84, 04/05/2012).La prohibición de todo tipo de violencia contra la mujer tiene un amparo especial a nivel supranacional en la «Convención Interamericana para prevenir sancionar y erradicar la violencia contra la mujer» (más conocida como la «Convención de Belém Do Pará», aprobada por Ley 24.632). Estas directrices internacionales, a nivel nacional, se plasman en la Ley 26.485 (Ley de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales), que plantean como objetivos promover y garantizar el derecho a la mujer a vivir una vida sin violencia (art. 2), y específicamente a preservar su «integridad física, psicológica, sexual, económica o patrimonial» (art. 3 inc. c). A través de estos instrumentos normativos se busca encontrar medidas concretas para proteger el derecho de las mujeres a una vida libre de agresiones y de violencia, tanto dentro como fuera de su hogar y núcleo familiar. Con ello, se pretende hacer visible la violencia sistemática y generalizada que sufren las mujeres por el hecho de ser tales, para así combatir su aceptación y naturalización cultural.En este orden, la citada Convención de Belém Do Pará en su preámbulo afirma que «la violencia contra la mujer constituye una violación de los derechos humanos y las libertades fundamentales y limita total o parcialmente a la mujer el reconocimiento, goce y ejercicio de tales derechos y libertades» y preocupados «porque la violencia contra la mujer es una ofensa a la dignidad humana y una manifestación de las relaciones de poder históricamente desiguales entre mujeres y hombres» establece como deberes de los Estados, condenar todas las formas de violencia contra la mujer, debiendo actuar con la debida diligencia para prevenir, investigar y sancionar la violencia contra la mujer (art. 7 inciso «b») y tomar todas las medidas apropiadas, incluyendo medidas de tipo legislativo, para modificar o abolir leyes y reglamentos vigentes, o para modificar prácticas jurídicas o consuetudinarias que respalden la persistencia o la tolerancia de la violencia contra la mujer (art. 7 inc. e).

Que específicamente nuestro Superior Tribunal tiene dicho al respecto en causa PEX 50356/10 SENTENCIA 68 de fecha 22/10/2013 Caratula: VANDECABEYE PABLO GERMAN S/ P/TENT. DE HOMICIDIO AGRAVADO POR EL VINCULO – CAPITAL EXPTE. N° 9117 DE T.O.P. N° 2 (2): «.[.] considerar este ataque a la mujer como una violencia de género (homicidio en grado de tentativa agravado por el vínculo), [.] una de las definiciones más aceptadas es la de [.] la Asamblea General de las Naciones Unidas en la «Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer», y que indica que este tipo de violencia se refiere a: «[.] todo acto de violencia basado en el género que tiene como resultado posible o real un daño físico, sexual o psicológico, incluidas las amenazas, la coerción o la privación arbitraria de la libertad, ya sea que ocurra en la vida pública o en la vida privada [.]» (Asamblea General de la ONU.Resolución 48/104, 20 de diciembre de 1993). [.] el autor Celis Estibalis conceptúa:» [.] agrupa todas las formas de violencia que se ejercen por parte del hombre sobre la mujer en función de su rol de género: violencia sexual, tráfico de mujeres, explotación sexual, mutilación genital, etc. independientemente del tipo de relaciones interpersonales que mantengan agresor y víctima, que pueden ser de tipo sentimental, laboral, familiar, o inexistentes. [.]» (de Celis, Estibalis (2011). «Prevención de la violencia de género». En Pérez, Jesús; Escobar, Ana. Perspectivas de la violencia de género. Madrid: Grupo 5 Editorial. pp. 292, p. 95).

Que así tengo por acreditado con el grado de certeza que esta etapa del proceso requiere la existencia del hecho en la forma precedentemente desarrollada y la correspondiente autoría y responsabilidad penal de R. C. Q., declarándose la CULPABILIDAD DEL MISMO, según las previsiones del artículo 339 del Código Procesal Penal de la Provincia de Corrientes.

Así voto.- ¿QUE PENA CORRESPONDE APLICAR?.-

Que, habiéndose determinado la responsabilidad penal y su correspondiente Culpabilidad del imputado R. C. Q. y hallándolo culpable de la comisión del hecho acusado, corresponde ahora determinar cuál es la pena que corresponde aplicar al caso concreto, por expresa aplicación de los artículos 40 y 41 del Código Penal Argentino.

Que en primer lugar debo manifestar que hago lugar a la petición de la Sra. Fiscal en cuanto al monto de la pena, esto es un año de prisión, por compartir sus fundamentos al respecto, así tengo en cuenta para determinar el monto de la pena la edad del imputado en este caso una persona muy joven, como atenuante especialmente la falta de antecedentes penales computables, y su grado de angustia demostrada por el hecho en la sala de debate, además de su situación personal acreditado con INFORME PSICOLOGICO N° 4740/21. De fecha 19 de febrero de 2021, realizado por la Licenciada Viviana Walser, integrante del Cuerpo de Psicología Forense local, al ciudadano R. C. Q., del cual surge:».buen aspecto, animo afectivo estable y conducta moderada. sin alteraciones sensoperceptivas, del pensamiento, ni del lenguaje.bajo nivel intelectual. Muestra dificultades para tolerar la frustración con tendencia a la pérdida de control de sus impulsos. Refiere fuma nicotina y marihuana desde la adolescencia (15 años) también ingiere bebidas alcohólicas desde esa edad. Se observan patrones de conductas ligados a conductas compulsivas relacionadas con consumo de alcohol y drogas. Puede comprender sus conductas y medir las consecuencias de sus acciones mientras no esté bajo el efecto de alguna sustancia que altere su pensamiento y juicio crítico de realidad. Se recomienda que realice tratamiento psicoterapéutico .», todas estas circunstancias lo tengo como atenuante en la pena, y respecto a los agravantes tengo especialmente en cuenta la situación especial de vulnerabilidad de la víctima, su condición de mujer y estar cursando un embarazo de 16/17 semanas, y la condición y el hecho de suceder el hecho en la vía pública y encontrarse Q. en estado de ebriedad, así lo tengo por acreditado con el Certificado medico Efectuados por el Medico de Policía, Dr. C. R. Vizcaíno, el día 05 de diciembre de 2020.El realizado al ciudadano, JUAN C. Q., informa que. «al momento del examen médico no presenta signos de lesiones corporales. Presenta halitosis alcohólica.» Y el INFORME BIOQUIMICO, de fecha 30 de diciembre de 2020, realizado por el Crio. Bioq. Sotomayor María Paola Vanessa, se solicita dosaje de alcoholemia correspondiente a la muestra extraída a Q. R. C., y concluye: «el resultado obtenido. es de 1,08 (uno coma cero ocho) gramos de alcohol por litro en sangre.».- Que así tengo por acreditado el monto de la pena de un año de prisión para Q. R. C., pero respecto a la modalidad, ahí tengo en consideración lo declarado por su defensa técnica, y no me parece que la cárcel -a esta altura y con el monto de la condena- cumpla ningún fin y por ello me inclino por la condicionalidad art.26 del Códig o Penal Argentino, y en este sentido baso para el mismo en la personalidad moral del condenado, acreditado en la INFORME PSICOLOGICO N° 4740/21. De fecha 19 de febrero de 2021, realizado por la Licenciada Viviana Walser, integrante del Cuerpo de Psicología Forense local, al ciudadano R. C. Q., del cual surge: «.buen aspecto, animo afectivo estable y conducta moderada. sin alteraciones sensoperceptivas, del pensamiento, ni del lenguaje.bajo nivel intelectual.»; en su actitud posterior al delito, según los dicho de la víctima fue el único suceso de violencia y las demás circunstancias que demuestren la inconveniencia de aplicar efectivamente la privación de libertad en este sentido valoro específicamente la situación de salud del imputado acreditado con los certificados e informes presentados por la defensa y que fue admitido entre otros, del electroencefalograma y otros montajes, la Dra. Natacha Morando, Neuróloga, M.P 4536, concluyo: «.presencia de polipuntas agudas bilaterales a predominio izq. FT.» (18/02/2014), pero especialmente en su condición de trabajador así lo tengo por acreditado con la declaración del testigo, HUGO ROLDAN, (Encargado del Corralón Municipal), ofrecido por la Defensa, quien al respecto señalo: «.refiere que es uno de los encargados del corralón municipal. Que conoce a Q. Que hace un año que trabaja con él, y esta, encargado de una cuadrilla de limpieza de los accesos a la ciudad, en la cual tiene cinco muchachos a cargo. Que la relación con sus compañeros es muy buena, que trabaja normalmente, de lunes a sábados, de 7:00 a 3:00 horas.»; que así en conclusión se dan las previsiones del art. 26 del Código Penal, tal como promociona adecuadamente la Defensa particular y así lo recepto, apartándome de la pretensión respecto a la modalidad de cumplimiento de la pena propiciada por la titular del Ministerio Publico Fiscal.

Que en consecuencia importará someterlo a las reglas que acorde el art. 27 bis del C.P. deberán fijarse.En esa dirección propicio que se les mande por el término de dos años (mínimo fijado por la norma citada, art. 27). Establecer por el término de (02) dos años: 1).- Fijar residencia, que no podrá varias sin comunicar al Tribunal. 2).- Abstenerse de relacionarse con Rita A. y el lugar por ella frecuentado. 3).- Abstenerse del uso de estupefacientes y bebidas alcohólicas en exceso. 4).- De cometer nuevos delitos, todo bajo apercibimiento de revocarse la ejecución condicional de la pena.- Que, respecto a las Costas del presente proceso, corresponde imponerle al encausado R. C. Q., por ser responsable de la promoción de la acción penal.

Que debe registrarse, agregarse, comunicarse al Registro Nacional de Reincidencia, a Jefatura de Policía de la Provincia, y oportunamente archivarse.

Por todo lo expuesto, el Señor Juez de Juicio actuando de manera Unipersonal, arts. 306/308 del C.P.P. de la Cuarta Circunscripción Judicial de la provincia de Corrientes:

RESUELVE:

1°) CONDENAR a R. C. Q., DNI N° xx.xxx.xxx de filiación en autos, a la pena de UN AÑO DE PRISION EN SUSPENSO, por la comisión del delito de LESIONES LEVES DOBLEMENTE CALIFICADAS, POR LA RELACIÓN DE PAREJA Y EN EL CONTEXTO DE VIOLENCIA DE GÉNERO, previsto y penado por el artículo 89, 92, en relación al artículo 80 inciso 1 y 11, en calidad de autor material, en relación al artículo 26. Por el hecho ocurrido en esta ciudad de Paso de los Libres, el 05 de diciembre de 2021, en perjuicio de Rita Maria de los Ángeles A., con Costas.

2°) Establecer las siguientes Reglas de Conductas, (artículo 27 del Código Penal) por el término de dos años:

1).- Fijar residencia, que no podrá varias sin comunicar al Tribunal.

2).- Abstenerse de relacionarse con Rita A. y el lugar por ella frecuentado.

3).- Abstenerse del uso de estupefacientes y bebidas alcohólicas en exceso. 4).- De cometer nuevos delitos, todo bajo apercibimiento de revocarse la ejecución condicional de la pena.

3°) Regístrese, agréguese copia, notifíquese.

A %d blogueros les gusta esto: