Coronavirus en CABA: Los mayores de 70 deberán comunicarse con el servicio de atención ciudadana antes de salir de sus casas

ancianos

Título: RESOLUCIÓN CONJUNTA N° 16/2020 – Coronavirus. Personal del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Contacto con personas mayores de 70 años. Asistencia e información. Instrúyase.

Tipo: RESOLUCIÓN CONJUNTA

Número: 16

Emisor: Ministerio de Salud

Fecha B.O.: 20-abr-2020

Localización: CIUDAD AUTONOMA DE BUENOS AIRES

Cita: LEG106294

VISTO: Los Decretos de Necesidad y Urgencia Nros. 260/PEN/20 , 297/PEN/20 , 325/PEN/20 y 355/PEN/20 , las Decisiones Administrativa de la Jefatura de Gabinete de Ministros del Poder Ejecutivo Nacional N° 446/20 , 429/20 , 450/20 , 467/20 , 468/20 y 490/20 , el Decreto de Necesidad y Urgencia N° 1/20 , la Resolución Conjunta N°13/MJGGC/20 y el Expediente N° 11865630-GCBA-GCBA-DGAJRH-20 CONSIDERANDO:

Que por el Decreto de Necesidad y Urgencia N° 260/20 el Poder Ejecutivo Nacional amplió la emergencia pública en materia sanitaria, en virtud de la pandemia declarada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en relación al coronavirus COVID-19, por el plazo de un año a partir de su publicación en el Boletín Oficial, lo que ocurrió el día 12 de marzo de 2020; Que la Organización Mundial de la Salud (OMS) al declarar la Pandemia ha afirmado que el COVID-19 se está propagando aceleradamente de persona a persona; Que en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, entre otras medidas, por Decreto de Necesidad y Urgencia N° 1/20 se declaró la Emergencia Sanitaria hasta el 15 de Junio de 2020 a los fines de atender y adoptar las medidas necesarias para prevenir y reducir el riesgo de propagación del contagio en la población del coronavirus (COVID-19); Que posteriormente el Estado Nacional por Decreto de Necesidad y Urgencia N° 297/PEN/20 estableció para todas las personas que habitan en el país o se encuentren en él en forma temporaria, la medida de «aislamiento social, preventivo y obligatorio» en los términos indicados en el citado decreto; Que dicha medida fue dispuesta desde el 20 de marzo hasta el 31 del mismo mes, inclusive, fue prorrogada hasta el 12 de abril y luego hasta el 26 de abril de 2020, por Decretos de Necesidad y Urgencia N° 325/20 y

355/20, en atención a la situación epidemiológica; Que de la misma norma se desprende que tal medida fue dictada a fin de proteger la salud pública, en el marco de la declaración de pandemia emitida por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Emergencia Sanitaria ampliada por el Decreto de Necesidad y Urgencia N° 260/PEN/20 y su modificatorio y en atención a la evolución de la situación epidemiológica, con relación al CORONAVIRUS- COVID 19; Que, en su artículo 6° establece que las personas afectadas a las actividades y servicios declarados esenciales en la emergencia quedan exceptuados del cumplimiento del «aislamiento social, preventivo y obligatorio» y de la prohibición de circular y que luego por diversas Decisiones Administrativas se han ampliado el listado de actividades y servicios declarados esenciales en la emergencia; Que en el artículo 10 de la misma norma se estableció que las provincias, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y los municipios dictarán las medidas necesarias para implementar lo dispuesto en él, como delegados del gobierno federal, conforme lo establece el artículo 128 de la Constitución Nacional, sin perjuicio de otras medidas que deban adoptar tanto las provincias, como la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; Que por Decisión Administrativa N° 446/20 se estableció que el Certificado Único Habilitante para Circulación – Emergencia COVID19″, aprobado por Resolución N° 48/20 del MINISTERIO DEL INTERIOR, constituye el instrumento para validar la situación de quienes se encuentren comprendidos dentro de alguna de las excepciones previstas en el artículo 6° del Decreto de Necesidad y Urgencia N° 297/PEN/20, sus normas modificatorias y complementarias y en las Decisiones Administrativas N° 429/20, 450/20, 467/20, 468/20 y 490/20 así como las que en el futuro se establezcan; Que en la misma norma se establece que el «Certificado Único Habilitante para Circulación – Emergencia COVID- 19», tiene vigencia por el plazo que dure el aislamiento social, preventivo y obligatorio, y que se encuentran exceptuados de su tramitación y portación las

personas incluidas en los supuestos previstos en los incisos 1, 2, 3, 4, 5, 8, 9, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 21 y 24 del artículo 6º del Decreto Nº 297/20 , artículo 1° punto 2 de la Decisión Administrativa N° 429/20 y artículo 1° puntos 1 y 2 de la Decisión Administrativa N ° 490/20, quienes deberán acreditar su condición a través de las formalidades y procedimientos que las autoridades competentes establezcan a tal fin; Que, en lo que respecta a los desplazamiento por fuerza mayor las personas deberán de acuerdo a lo establecido por el artículo 6°, inciso 6°, del Decreto de Necesidad y Urgencia N° 297/PEN/20, acreditar tal extremo, de conformidad a lo establecido por el artículo 2° de la Resolución del Ministerio del Interior N° 48/20, esto es mediante documentación fehaciente que dé cuenta del suceso acaecido; Que en este contexto, para el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se dictó la Resolución Conjunta N° 13/MJGGC/20 estableciendo las formalidades y requisitos que deberán cumplir las personas que requieran desplazarse en la Ciudad de Buenos Aires o ingresar a ella, en aquellas situaciones no alcanzadas por el «Certificado Único Habilitante para Circulación – Emergencia COVID- 19», a efectos de poder ejercer un adecuado control por parte de las fuerzas de seguridad del cumplimiento de la medida de aislamiento social, preventivo y obligatorio vigente; Que el Decreto de Necesidad y Urgencia N° 297/PEN/20 en su artículo 2° expresamente dispone que las personas deberán permanecer en sus residencias, que deberán abstener de concurrir a sus lugares de trabajo y que no podrán desplazarse por rutas, vías y espacios públicos y que quienes se encuentren cumpliendo el aislamiento dispuesto en su artículo 1°, solo podrán realizar desplazamientos mínimos e indispensables para aprovisionarse de artículos de limpieza, medicamentos y alimentos.

Que si bien las personas mayores están impedidas de salir del lugar en el que se encuentren haciendo el aislamiento social, preventivo y obligatorio,

con las mismas restricciones contempladas en el artículo 2° del Decreto de Necesidad y Urgencia N° 297/PEN/20, resulta dable destacar que en el contexto de la pandemia generada por COVID19 y en base al conocimiento generado hasta la fecha, la afectación de los distintos grupos etarios no es homogénea, siendo las personas mayores los que presentan un riesgo significativamente mayor; Que en forma coincidente con la experiencia internacional, en la Ciudad de Buenos Aires la mortalidad por COVID19 se concentra en personas mayores, llegando en algunos países al 80 %; Que no obstante las medidas adoptadas para proteger a los personas mayores, muchas se ven obligadas a seguir saliendo de sus hogares debido a que no tienen otra alternativa y que en este contexto de emergencia sanitaria, sus necesidades deberían poder ser resueltas con otros mecanismos que los ayuden a no verse obligadas a llevarlas a cabo por si mismas; Que ello intenta reforzar la autonomía decisional y el autogobierno de cada adulto mayor en su disposición a salir y a correr los riesgos consecuentes; Que, esta situación de grave riesgo para este segmento de la población, provocada por el virus que los expone a mayor probabilidad de contagiarse y los riesgos consecuentes, exige que el estado asuma un rol activo para colaborar con la ciudadana en minimizar las necesidades de exponerse a este riesgo; Que asimismo, cualquier acción que el estado implemente en este contexto para ser efectiva requiere una aproximación integral de la dimensión humana desarrollando una política pública que contemple el acompañamiento afectivo, las actividades culturales y recreativas y los vínculos con sus afectos y para tal fin busca la cooperación y acompañamiento activo de la comunidad para establecer una red de cuidado y colaboración de familiares, vecinos, personas allegadas de su entorno social y organizaciones de la sociedad civil dirigida a la adquisición de bienes y servicios y a la solución de situaciones cotidianas, con el indispensable acompañamiento afectivo y social, entendiendo que este tipo de situaciones pueden ser vividas con pesar por parte

de la persona mayor; Que en este orden el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires ha implementado el Programa de Mayores Cuidados, que tiene por objetivo organizar y coordinar una red colaborativa, convocando a vecinos y vecinas a colaborar, como voluntarios, con los adultos mayores durante la emergencia sanitaria tanto de manera telefónica y de asistencia afectiva y compañía como presencial, ayudando a realizar las compras de alimentos, medicamentos o los que necesite la persona así como el paseo de su mascota, para permitirle que pueda quedarse en su hogar y preservar su salud con la tranquilidad de saber que tiene resueltas estas situaciones; Que al mismo tiempo, el Gobierno de la Ciudad ha convenido con el Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal (SUTERH) para que los trabajadores y trabajadoras puedan durante su jornada de trabajo realizar acciones de asistencia para los habitantes del edificio que se encuentren en los grupos de riesgo, ayudando con ello que no requieran salir de sus hogares.

Que sin perjuicio de los programas implementados y coordinados por el Gobierno de la Ciudad, los vecinos y vecinas más jóvenes de la ciudad, así como los familiares de las personas mayores podrían adoptar un rol más activo en su asistencia, incluso de manera remota, para ayudarles a resolver sus necesidades sin que se vean obligados a salir de sus hogares; Que en tal sentido se entiende razonable generar mecanismos que fomenten una especial protección de las personas mayores en pos de morigerar el impacto que pudiera tener la enfermedad en este grupo, entre los cuales es preciso establecer un proceso de mayores cuidados para reducir los desplazamientos, aun aquellos mínimos e indispensables tales como aprovisionarse de artículos de limpi eza, medicamentos y alimentos e incluso pasear sus mascotas; Que por todo lo expuesto se considera conveniente poner a disposición de las personas de setenta (70) o más años el servicio de atención ciudadana 147 para poder identificar aquellas salidas que puedan ser resueltas por parte del estado en colaboración con la ciudadanía y eviten así

la necesidad de la persona mayor de salir a la vía publica Por ello en uso de las facultades que les son propias, EL MINISTRO DE SALUD Y EL JEFE DE GABINETE DE MINISTROS

DE LA CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES

RESUELVEN:

Artículo 1º.- Instruyese a todo el personal del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que no revista en reparticiones de naturaleza esencial en el marco de la presente emergencia sanitaria, a contactarse con las personas mayores de 70 años, a efectos de brindar asistencia e información a quienes lo necesiten, a fin de evitar situaciones que los expongan al riesgo de contagio y afectación del sistema de salud.

La actuación del personal convocado consistirá en concientizar acerca de los riesgos de contagio, escuchar a la personas, identificar las necesidades que se planteen y brindar la orientación y/o posterior derivación y resolución de las mismas.

Artículo 2°.- A los efectos de garantizar el conocimiento de todas las alternativas puestas a disposición por parte de la Ciudad, para evitar que las personas de setenta (70) o más años salgan innecesariamente de su domicilio o lugar en el que se encuentren cumpliendo el «aislamiento social, preventivo y obligatorio» dispuesto por el Decreto de Necesidad y Urgencia N° 297/PEN/20 , establécese la necesidad de comunicarse previamente con el servicio de atención ciudadana al número 147.

Artículo 3°.- El aviso efectuado con la modalidad prevista en el artículo 2°, estará vigente durante 48 horas.

Artículo 4°.- Quedan exceptuados de lo establecido en el artículo 2º:

1. Personal de Salud, Fuerzas de seguridad, Fuerzas Armadas, actividad migratoria, servicio meteorológico nacional, bomberos y control de tráfico aéreo.

2. Autoridades superiores de los gobiernos nacional, provinciales, municipales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

3. Personal diplomático y consular extranjero acreditado ante el gobierno argentino, en el marco de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas y la Convención de Viena de 1963 sobre Relaciones Consulares y al personal de los organismos internacionales acreditados ante el gobierno argentino, de la Cruz Roja y Cascos Blancos.

4. Personal que se desempeña en los servicios de comunicación audiovisuales, radiales y gráficos.

5. Los son titulares de las actividades y servicios declarados esenciales por el Decreto de Necesidad y Urgencia N° 297/PEN/20 y las autorizadas por las Decisiones Administrativas N° 429/20 , 450/20 , 467/20 , 468/20 y 490/20 , así como las que en el futuro se establezcan.

6. Las personas que deban recibir las vacunas de conformidad con el calendario establecido y/o para realizar tratamientos médicos programados.

7. Las personas que deban cobrar su sueldo o jubilación en el día que corresponda conforme el calendario de pago establecido.

Artículo 5°.- La presente medida entrará en vigencia a partir de las cero horas (00:00 hs.) del día lunes 20 de abril de 2020.

Artículo 6º.- Publíquese en el Boletín Oficial de la Ciudad de Buenos Aires.

Comuníquese y notifíquese a los Ministerios y Secretarías del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, para su conocimiento y demás efectos. Cumplido, archívese. González Bernaldo de Quiros – Miguel

¿Aún no estás suscripto a Microjuris? Ingresá aquí.

A %d blogueros les gusta esto: