El derecho a la salud ante todo: Obra social debe brindar la cobertura integral del medicamento Vandetanib para el cáncer medular de tiroides de una paciente

medicamentosPartes: C. N. I. c/ Obra Social de la Unión del Personal Civil de la Nación s/ amparo de salud

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal

Sala/Juzgado: II

Fecha: 9-dic-2019

Cita: MJ-JU-M-123485-AR | MJJ123485 | MJJ123485

El Tribunal confirma la medida cautelar interpuesta contra una obra social obligada a brindar la cobertura integral del medicamento Vandetanib.

Sumario:

1.-Corresponde confirmar la medida cautelar interpuesta contra la obra social demandada toda vez que la recurrente no se hace cargo de criticar el principal fundamento de la magistrada preopinante y es que, mediante la Disposición Nro. 3825/13, la ANMAT autorizó el uso del medicamento prescripto a la amparista para combatir el cáncer medular de tiroides sintomático o progresivo con enfermedad localmente avanzada irresecable o metastática, que es la enfermedad que aquella presenta.

¿Aún no estás suscripto a Microjuris? Ingresá aquí.

2.-Debe hacerle lugar a la medida precautoria que obliga a brindar a la obra social la cobertura integral de la medicación Vandetanib 100mg./día por 12 meses puesto que el medicamento indicado no surge como ineficiente de la Disposición Nro. 3825/13 de la ANMAT. En la citada disposición se explicó que, al evaluar la farmacocinética del medicamento después de una dosis única de 800 mg., en los sujetos con insuficiencia renal moderada y severa, el AUC promedio de Vandetanib aumentó en un 39% y 41%, respectivamente en comparación con los pacientes con función renal normal, recomendándose una reducción en la dosis inicial.

Fallo:

Buenos Aires, 9 de diciembre de 2019.

VISTO: el recurso de apelación interpuesto por la demandada a fs. 131/132 -allí fundado- contra la resolución dictada a fs. 123/124; y CONSIDERANDO:

I.- Que en el pronunciamiento recurrido la magistrada interviniente hizo lugar a la medida precautoria reclamada por Nora CONTE y ordenó a la OBRA SOCIAL UNIÓN PERSONAL DE LA UNIÓN DEL PERSONAL CIVIL DE LA NACIÓN brindar la cobertura integral de la medicación Vandetanib 100mg./día por 12 meses.

Para así decidir, tuvo en consideración la situación clínica de la amparista, la indicación del profesional que lleva adelante el tratamiento médico de aquella y la evidencia que surge de la Disposición Nº 3825 de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica -en lo sucesivo, ANMAT- que autoriza la comercialización del medicamento prescripto a la afiliada.

II.- Contra este decisorio la obra social emplazada interpuso el recurso de apelación detallado en el visto. Esencialmente, sostiene que la gerencia médica de la entidad no recomendó el uso del fármaco que pretende la amparista por falta de evidencia sobre su eficacia en pacientes con insuficiencia renal grave. Expone que dicho cuadro clínico es el que presenta la afiliada. Considera que el medicamento indicado resulta ser experimental y manifiesta que éstos son aprobados con un prospecto que indica para que enfermedades resulta eficiente. Afirma que la droga solicitada no impacta en la sobrevida de la paciente ni en curaciones de forma clínica evidenciable.

Destaca que el accionar de la obra social fue conforme a la legislación y que por ello no resulta viable la acción impetrada.

Corrido el pertinente traslado del memorial de agravios, éste no ha sido replicado por la accionante.

III.- Ante todo, es preciso aclarar que, en los términos en que la cuestión se presenta, este Tribunal sólo analizará las argumentaciones que resulten adecuadas con el contexto cautelar en el que fue dictada la resolución recurrida (confr. Corte Suprema, Fallos:278:271; 291:390, entre otros). Y no aquellos que se vinculan con los aspectos sustanciales del proceso que se resolverán al estudiar el fondo del asunto.

IV.- Así planteada la cuestión, corresponde señalar que la recurrente no se hace cargo de criticar el principal fundamento de la magistrada preopinante y es que, mediante la Disposición Nº 3825/13, la ANMAT autorizó el uso del medicamento prescripto a la amparista para combatir el cáncer medular de tiroides sintomático o progresivo con enfermedad localmente avanzada irresecable o metastática, que es la enfermedad que aquella presenta.

Por otra parte, corresponde destacar que no surgiría de la disposición antes citada que el medicamento indicado a la paciente por el médico especialista en tiroides del Hospital de Clínicas, doctor Fabián Pitoia (M.N. 97.677), fuese ineficiente, tal como lo alega la apelante. De hecho, en la citada disposición se explicó que, al evaluar la farmacocinética de CAPRELSA ® después de una dosis única de 800 mg., en los sujetos con insuficiencia renal moderada y severa, el AUC promedio de vandetanib aumentó en un 39% y 41%, respectivamente en comparación con los pacientes con función renal normal. Recomendándose una reducción en la dosis inicial.

A juicio de la Sala, las razones dadas otorgan suficiente sustento a la medida adoptada por la a quo, al menos, frente a los cuestionamientos ensayados en el memorial. Claro está, estas conclusiones se ciñen a la cuestión cautelar aquí examinada y no implican un juicio definitivo sobre el empleo de la medicación en el caso de la emplazante.

Por todo lo expuesto, este tribunal RESUELVE: confirmar la resolución de fs. 123/4, con costas a la demandada vencida (conf. art. 68 del CPCyCN).

Diferir la regulación de los honorarios profesionales para el momento en que se dicte el pronunciamiento definitivo.

El señor Juez de Cámara doctor Eduardo Daniel Gottardi no suscribe la presente por hallarse en uso de licencia (art. 109 del Reglamento para la Justicia Nacional).

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

ALFREDO SILVERIO GUSMAN

RICARDO VÍCTOR GUARINONI