Rescisión «on line» del servicio de medicina prepaga

Autor: Centanaro, Ivana C.

Fecha: 4-dic-2019

Cita: MJ-DOC-15139-AR | MJD15139

Sumario:

I. Introducción. II. Medicina prepaga. III. Rescisión de servicios «on line».

Doctrina:

Por Ivana C. Centanaro (*)

I. INTRODUCCIÓN

La disposición 472/2019 de la Dirección Nacional de Defensa del Consumidor incorporó el servicio de medicina prepaga a los comprendidos por la resolución 316/2018 de la Secretaría de Comercio, mediante la cual se establece que los proveedores de servicios que posean páginas web y cuya actividad quede alcanzada por esta norma, deberán tener a simple vista y en el primer acceso, el «link» mediante el cual el consumidor, podrá solicitar la baja del servicio contratado.

¿Aún no estás suscripto a Microjuris? Ingresá aquí.

II. MEDICINA PREPAGA

En materia de medicina prepaga rige la ley 26.682 que tiene por objeto «establecer el régimen de regulación de las empresas de medicina prepaga, los planes de adhesión voluntaria y los planes superadores o complementarios por mayores servicios que comercialicen los Agentes del Seguro de Salud (ASS) contemplados en las Leyes Nros. 23.660 y 23.661 .»

La norma citada precedentemente considera empresas de medicina prepaga a toda persona física o jurídica, cualquiera sea el tipo, figura jurídica y denominación que adopten cuyo objeto consista en brindar prestaciones de prevención, protección, tratamiento y rehabilitación de la salud humana a los usuarios, a través de una modalidad de asociación voluntaria mediante sistemas pagos de adhesión, ya sea en efectores propios o a través de terceros vinculados o contratados al efecto, sea por contratación individual o corporativa. (Art. 2 ley 26.682).

En el mismo sentido, sostuvo la jurisprudencia que: «.los contratos de medicina prepaga son aquellos en los que una empresa especializada se obliga a prestar el servicio de asistencia médica a un persona o grupo de ellas recibiendo, como contraprestación, el pago de una suma de dinero que generalmente es periódico.» (Cámara de Apelaciones en lo Contencioso, Administrativo y Tributario de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Sala II, «Staff Médico SA c/ G.C.B.A.s/otras causas con trámite directo ante la Cámara de Apelaciones», 8/6/2004.)

Los contratos de medicina prepaga quedan alcanzados por las prescripciones establecidas en la ley 24.240 y el Código Civil y Comercial de la Nación, en particular en lo regulado en los contratos de consumo, por lo tanto, estos contratos se rigen por la Ley de Defensa del Consumidor, el CCC y por la norma específica en materia de medicina prepaga, es decir la ley 26.682.

Esta integración normativa fue analizada por la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso, Administrativo y Tributario de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que sostuvo: «Concretamente, encontrándose comprendida la prestación de servicios médicos dentro del ámbito de aplicación de la ley Nº 24.240 , es bajo el prisma de la normativa tutelar en ella consagrada que deben juzgarse el cumplimiento de los deberes impuestos al proveedor. Así las cosas, a la luz de la previsión contenida en el artículo 4º , el prestador debe brindar al consumidor, en forma cierta y objetiva, una información veraz, detallada, eficaz y suficiente sobre los alcances del servicio.» (Cámara de Apelaciones en lo Contencioso, Administrativo y Tributario de la CABA, Sala I, «Medicus SA (Disp. CI-2014-572) contra GCBA sobre recurso directo sobre resoluciones de defensa del consumidor», 8/11/2018)

Por su parte la Resolución 9/2004 de la Secretaría de Coordinación Técnica indica en su anexo I, que los prestatarios de servicios de medicina prepaga a efectos que no se considere como cláusula abusiva, en los términos del artículo 37 de la ley 24.240, aquella que otorgue al proveedor la facultad de modificar unilateralmente el contrato debe preverse una notificación al usuario con una antelación no inferior a los 30 días de entrada en vigencia del cambio. En el caso, el aumento autorizado por la autoridad de aplicación para el servicio de medicina prepaga.

III.RESCISIÓN DE SERVICIOS «ON LINE»

La Resolución 316/18 de la Secretaría de Comercio incorporó un nuevo instrumento a los usuarios de los servicios de telefonía fija; telefonía móvil, acceso a Internet y de radiodifusión por suscripción, para solicitar la baja de un servicio contratado, a la cual se le agregó el servicio de medicina prepaga por disposición 472/2019 de la Dirección Nacional de Defensa del Consumidor.

Se prevé la instrumentación de los modos de ejercer el derecho de rescisión previsto en el artículo 10 ter de la ley 24.240, que indica: «cuando la contratación de un servicio. Incluidos los servicios públicos domiciliarios, haya sido realizada en forma telefónica, electrónica o similar, podrá ser rescindida a elección del consumidor o usuario mediante el mismo medio utilizado en la contratación.»

Esta mentada Res. 316/2018, conforme sus considerandos, tiene como finalidad, en el marco de las Directrices de las Naciones Unidas para la Protección del Consumidor, simplificar la gestión de los trámites que, cotidianamente, deben realizar los consumidores, brindando agilidad, celeridad y eficiencia a éstos, fomentando políticas de protección del consumidor que alienten la implementación de buenas prácticas comerciales.

En virtud de la previsto por la ley 24.240, la citada resolución indica que los proveedores que figuran en su anexo, y posean página web, «deberán tener, a simple vista y en el primer acceso, el link mediante el cual el consumidor podrá solicitar la baja del servicio contratado» (Cfr. Art. 1 Res.316/219 SC).

El artículo 5 de la mencionada resolución indica la delegación en la Dirección Nacional de Defensa del Consumidor dependiente de la Secretaría de Comercio del Ministerio de Producción, la facultad de incluir progresivamente nuevos rubros de proveedores ampliando el anexo de los resolución 316/2018 SC, es por el ello, que mediante la Disposición 472/2019 DNDC se incorpora al servicio de medicina prepaga a la nómina de servicios de deben dar cumplimiento a la rescisión con los alcances de la ya mencionada resolución 316/2018 SC, y establece un plazo para su entrada en vigencia, que fue prorrogado por Disposición 788/2019 DNDC (7/10/2019) por 30 días corridos contados a partir de su publicación en el BO.

La rescisión del servicio de medicina prepaga debe integrarse con los preceptos de la norma específica de la actividad, el artículo 9 de la ley 26.682 establece que: «.Los usuarios pueden rescindir en cualquier momento el contrato celebrado, sin limitación y sin penalidad alguna, debiendo notificar fehacientemente esta decisión a la otra parte con treinta (30) días de anticipación. Los sujetos comprendidos en el artículo 1º de la presente ley sólo pueden rescindir el contrato con el usuario cuando incurra, como mínimo, en la falta de pago de tres (3) cuotas consecutivas o cuando el usuario haya falseado la declaración jurada. En caso de falta de pago, transcurrido el término impago establecido y previo a la rescisión, los sujetos comprendidos en el artículo 1º de la presente ley deben comunicar en forma fehaciente al usuario la constitución en mora intimando a la regularización dentro del término de diez (10) días.»

Dicha norma, reglamentada por el Decreto 1993/2011 y sus modif, regula el ejercicio de rescisión por parte de los usuarios y de las entidades mencionadas en su artículo 9, estableciendo en particular que «Los usuarios pueden rescindir en cualquier momento el contrato sin limitación y sin penalidad alguna.Sin perjuicio de ello y a efectos de evitar el ejercicio abusivo de este derecho, el mismo podrá ser ejercido solamente UNA (1) vez por año. No podrá supeditarse el ejercicio de la facultad de rescisión contractual por el usuario a la previa cancelación de las sumas adeudadas a las entidades comprendidas en el artículo 1º de la presente Reglamentación.»

La incorporación del servicio de medicina prepaga a la lista de aquellos incluidos en la resolución 316/18 SC, por la cual se agiliza la facultad que tienen los usuarios de solicitar la baja de un servicio contratado, amplia los derechos de los usuarios quienes hoy tienen a su alcance una herramienta a un «click» para dar de baja ágilmente («on line») el servicio contratado.

———-

(*) Secretaria Judicial de la Secretaría Judicial de Garantías y Derechos de la Población Vulnerable del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

A %d blogueros les gusta esto: