La ley 27260 de blanqueo de capitales. Efecto post elecciones

Autor: Cardoso, Juan C.

Fecha: 28-oct-2019

Cita: MJ-DOC-15100-AR | MJD15100

Sumario:

I. Antecedentes. II. Posibles nuevas consecuencias. III. Defensas de los contribuyentes.

Doctrina:

Por Juan Cruz Cardoso (*)

«Las especies que sobreviven no son las más fuertes, ni las más rápidas, ni las más inteligentes; sino aquellas que se adaptan mejor al cambio. En la lucha por la supervivencia, los más aptos ganan a expensas de sus rivales porque consiguen adaptarse mejor a su entorno.» (1).

Quisiéramos no tener que escribir este artículo referido a posibles nuevos efectos de la Ley 27.260 dictada en mayo del año 2.016, conocida como «Ley de blanqueo», pero las noticias de los principales portales periodísticos que el pasado fin de semana trataron el tema en forma alarmante, tanto los de #Mendoza (www.diariolosandes.com.ar) como los de #Argentina (www.iprofesional.com – http://www.clarín.com. entre otros).

Ello, junto con la gran cantidad de consultas recibidas en los últimos días, nos empujan a abarcar el tema, para llevar «tranquilidad» a aquellos contribuyentes que aprovecharon en forma legítima los efectos de la Ley Nacional N° 27.260, adhiriendo a la moratoria y/o declarando (blanqueando) bienes personales y/o capitales no declarados anteriormente, tanto los ubicados en el país como aquellos del exterior.

¿Aún no estás suscripto a Microjuris? Ingresá aquí.

I. ANTECEDENTES

Nuestros «papers» impositivos números 10 , 10 bis y 10 ter del año 2.016, trataron el tema «in extenso», analizando la Ley 27.260 en profundidad. Los acompañamos junto con el presente, para honrar la brevedad que debe guardar el presente informe.Nos permitimos anticipar a nuestros lectores que en tiempos de campaña presidencial como los que transcurren, todo se dice, todo se habla y en consecuencia todo parece válido, por lo tanto intentaremos alejar este informe de opiniones políticas y/o personales; aunque no sin ello dejar de actuar profesionalmente y de conformidad con la realidad imperante, que es la que hoy nos manda, y en definitiva es en base a ella que debemos actuar, pero siempre anticipándonos a los posibles cambios futuros, a fin de afrontarlos, en su caso, con la mayor anticipación posible y de la mejor forma, para poder adaptarse satisfactoriamente en medio de esta «lucha por la supervivencia» de la especie argentina.

II. POSIBLES NUEVAS CONSECUENCIAS

Se ha dicho que la tan buscada reforma tributaria de fondo llegará finalmente con el próximo presidente electo, y en particular uno de los candidatos ha dicho (o se le atribuye haber dicho) que revisará los efectos de la Ley 27.260, más concretamente los del blanqueo de bienes (y capitales).

En sentido, se dice que las modificaciones impositivas al respecto, entre otras, podrían ser las siguientes:

Impuesto especial sobre los bienes / capitales declarados en el blanqueo que se ubiquen en el exterior.

Aumento de Impuesto a los Bienes Personales respecto los bienes ubicados en el país, declarados en el blanqueo.

Determinación de impuestos y/o multas respecto de los bienes / capitales declarados en el blanqueo.

Impuesto a la riqueza para quienes tengan más de un inmueble, declarado, vía blanqueo o no.

III. DEFENSAS DE LOS CONTRIBUYENTES

Si bien resulta un poco aventurado sacar verdaderas conclusiones sobre las eventuales modificaciones, sí podemos llevar cierta tranquilidad a los contribuyentes, en tanto y cuanto hayan accedido al blanqueo en forma correcta, esto es: (a) dentro del plazo de la ley, (b) declarando el 100% de los bienes y/o capitales que antes de la Ley no tenían declarados; y (c) hayan ingresado el impuesto especial que fijó la norma (salvo los sujetos exceptuados por los arts. 41 , 42 , 43 y ss.de la Ley).

El cumplir con estos requisitos (y los restantes requisitos secundarios previstos en la Ley y sus reglamentaciones) deberían llevar al contribuyente cierta tranquilidad, en tanto y cuanto:

Serían titulares de un derecho adquirido respecto de los bienes y/o capitales declarados en el blanqueo;

Existe el denominado «tapón fiscal», respecto de los períodos y bienes declarados, que consiste en:

Ausencia de incremento patrimonial no justificado: el/los declarantes no estarán sujetos a una determinación de oficio por incremento patrimonial no justificado como consecuencia de los bienes antes ocultos y ahora declarados ante el Fisco Nacional (Ley 11.683: art. 18 – inc. f ) ).

Liberación de acciones: el/los declarantes quedan liberados de las acciones civiles, penal tributaria, aduanera e infracciones administrativas en que pudieran haber incurrido como consecuencia de la no declaración antes efectuada.

Esta liberación de responsabilidad incluye a los administradores y gerentes, directores, síndicos y miembros del consejo de vigilancia de las sociedades comprendidas en las Ley General de Sociedades (Ley 19.550 ), pero no libera al/los declarantes de la acción de particulares afectados (terceros perjudicados).

Liberación de pago de impuestos no ingresados: el/los declarantes no deben tributar aquellos impuestos que hubieren omitido ingresar como consecuencia de la no declaración de los bienes declarados (salidas no documentadas, impuesto transferencia de inmuebles, impuesto sobre los réditos y créditos, impuestos internos, impuesto al valor agregado, impuesto a la ganancia mínima presunta y sobre los bienes personales, entre algunos otros), sino solamente el impuesto especial que fija la norma.

Sujetos con declaración anterior a la vigencia de la norma:se prevé además que aquellos sujetos que declaren voluntariamente bienes y/o tenencias de moneda que poseyeron al 31 de diciembre de 2.015, sumados a los que hubieren declarado con anterioridad a la vigencia de la norma que comentamos, también gozarán de los beneficios de la misma, por la totalidad de los bienes declarados, que poseían antes del 31 de diciembre de 2.015 (o sea, el beneficio alcanza a los bienes declarados con anterioridad a la vigencia de la norma).

Declaración parcial o no declaración de algunos bienes: Si A.F.I.P. detectara por cualquier medio que habilita la Ley 11.683 , que un sujeto realiza una declaración parcial de los bienes ocultos (incluida la tenencia de moneda), o sea, no declara la totalidad de sus bienes o tenencias no registradas, se privará al declarante de la totalidad de los beneficios que confiere la Ley.

Liberación del Impuesto a las Ganancias de los socios en sociedades, y de las personas físicas en empresas y/o explotaciones unipersonales (art. 47 y 48 ): los socios de las sociedades gravadas con el I.G., no deberán tributar el impuesto que corresponda al período fiscal al cual se impute la renta declarada de la sociedad, en proporción a su participación social.

Las personas físicas y/o sucesiones indivisas que realicen la declaración voluntaria que propone la norma, liberan de toda obligación fiscal a las empresas o explotaciones unipersonales de las que sean o hayan sido parte.

Finalmente, y para llevar tranquilidad a los contribuyentes que exterioricen bienes no declarados, la norma estableció (art. 50 ) «que aquellos sujetos que adhieran a la misma, no estarían obligados a brindar a la A.F.I.P.información adicional a la brindada en su exteriorización voluntaria y excepcional, sin perjuicio de responder siempre a lo dispuesto por la Ley de Encubrimiento y Lavado de Activos (Ley N° 25.246 ), cuyo órgano de control es la Unidad Información Financiera (U.I.F.)»

De manera que aun cuando se pretendan introducir modificaciones disvaliosas, que afecten los derechos adquiridos por los contribuyentes a través del uso y sometimiento debido a la Ley de blanqueo N° 27.260, en claro perjuicio de la seguridad jurídica que debe reinar, existen fuertes defensas, basadas en los principios constitucionales tributarios y tributarios constitucionales que rigen la materia, los que llegado el caso, deberán ser ejercidos en tiempo y forma por el titular de los bienes declarados, o bien, por quien resultaba titular al momento de la declaración (blanqueo).

———-

(1) Frase atribuida a Charles Darwin en «El Origen de las Especies».

(*) Magister y Especialista en derecho Tributario por la Universidad Austral, y abogado egresado de la Universidad de Mendoza

N. de la R.: Informe impositivo N° 4/19 del Estudio Bustelo, Cardoso y Asociados. http://analisistributarioargentino.blogspot.com.ar/

A %d blogueros les gusta esto: