El «Corredor Costero Canal Beagle», un proyecto que encierra irregularidades e incumplimiento legales

Autor: Romero, Claudia

Fecha: 11-jun-2019

Cita: MJ-DOC-14920-AR | MJD14920

Doctrina:

Se trata de un proyecto de obra vial que inicia en Baliza Escarpado a 4 kilómetros de Ushuaia y finaliza en Cabo San Pío; con un recorrido de más de 130 km, de bosques nativos de 5 especies árboles que llegan al mar y ecosistemas únicos. Este proyecto quiere arrasar con hallazgos arqueológicos de los Indios Yámanas que datan de 7800 años; sitios paleontológicos y especies endémicas en peligro de extinción. Así también la expropiación de tierras para un camino turístico innecesario; son sólo algunos de los puntos para destacar y que parecen no importarle al gobierno Fueguino.

 

Una vez más las leyes ambientales son letra muerta en nuestro país (Ley del Ambiente N° 55 , Tierra del Fuego) (1). Los presupuestos mínimos establecidos en la Ley General del Ambiente (Ley 25.675 ) (2), son los mínimos indispensables ordenados para todo el Territorio Nacional y sobre los cuales, las provincias deben adecuar sus leyes ambientales. Sin embargo, el pliego de licitación no contó con un anteproyecto o estudio de factibilidad, evitando la opinión de expertos en la materia, como es el caso, de los científicos y profesionales en diferentes áreas de estudio del Centro Austral de Investigaciones Científicas (CADIC) perteneciente al CONICET y de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego (UNTDF).

 

A lo largo y ancho del país podemos ver que, con diferentes objetivos, quienes nos gobiernan, sin importar el partido político, la ideología o la responsabilidad ambiental que enarbolan, fácilmente dan lugar a obras públicas convenientes para privados, (desarrollos turísticos, comerciales, actividades productivas); como siempre, proyectos que dejan al ambiente, a su biodiversidad, sus yacimientos arqueológicos, sus bosques nativos etc, en el último lugar de las prioridades. ¿Por qué sucede esto?¿Se trata de la idiosincrasia nacional o de desoír las leyes?, ¿hacemos leyes para incumplirlas porque carecemos de conciencia ambiental?

 

La balanza se inclina al desarrollo, pero al desarrollo que no es sustentable, sobre todo, al que deja a la preservación y cuidado del ambiente bajo la tutela de funcionarios públicos locales que deponen, casi como inadvertido, lo establecido en las normas ambientales locales y nacionales y, aún más grosero, en las reglas estipuladas dentro de las licitaciones públicas que ellos mismos proponen desde los distintos órganos de gobierno.

 

El Gobierno Fueguino ha dado lugar al proyecto llamado «Corredor Costero Canal Beagle», obra que avanza más allá de los reclamos de particulares, ONGs zonales (3), comunidad científica y académica de la Isla. Muchas son las irregularidades e incumplimiento respecto a lo ordenado en la Ley Provincial N°55 (4), Ley General del Ambiente (5) y Ley de Presupuestos Mínimo de Protección Ambiental de Bosques Nativos (6), entre otras. Su cuerpo normativo establece herramientas fundamentales que hacen a los presupuestos mínimos (7), una de ellas, la evaluación de impacto ambiental (EIA), acceso a la información, y la posterior a ello, la audiencia pública. Cada una de estas etapas fueron burladas, la empresa adjudicataria Juan Felipe Gancedo llevó a cabo el EIA a través de un Consultor ambiental. Dicho documento fue presentado en la Secretaría de Ambiente antes de la audiencia, pero incompleto, insuficiente, sumando, tiempo después, informes parciales, no cumpliendo con los plazos de consulta establecidos respecto al Informe de Impacto Arqueológico, Paleontológico y de Actividad Minera con el objetivo de no incluirlos en la Audiencia Pública.

 

Todos sabemos que la Audiencia Pública tiene carácter de no vinculantes, pero es requisito legal que, para dejar sin efecto las objeciones y/o impugnaciones allí planteadas, la Autoridad de Aplicación, en este caso el Secretario de Ambiente Provincial, deberá justificar tal desistimiento.Quiero decir que esto no ocurrió, no sólo no fueron presentado las evaluaciones mencionadas, sino que recurrieron a otras disposiciones legales locales, como es el caso, de la Ley N° 370 (8) Régimen del Patrimonio Cultural y Paleontológico Provincial, a los efectos de dividir la licitación, diferenciar las Autoridades de Aplicación para cada una de las Evaluaciones, pero principalmente, para eliminar la instancia de participación pública para el caso del EIA para los sitios arqueológicos, paleontológicos y para actividad minera; desoyendo totalmente la Ley General del Ambiente, que incorpora a los bienes culturales a su cuerpo normativo (9). Con lo cual, estos puntos fundamentales en el desarrollo de la obra no tuvieron lugar en la audiencia pública del 11 de diciembre.

 

El Proyecto no cuenta con una «evaluación interdisciplinaria seria», realizada por profesionales y científicos destacados en cada materia para atender el impacto real que va a recibir el ambiente a partir de la intervención antrópica, no hay medidas de mitigación del daño, planificación de rescate y preservación de los bienes culturales. Sin embargo, la Secretaria de Ambiente Provincial, otorgo al contratista parte de la partida presupuestaria y el permiso ambiental (10) para avanzar con el tramo 1 sección A y el 2 en su totalidad. Además, anuncio la readecuación del precio inicial de la obra Adjudicada, que pasaría de 1.700.000 millones a 3.200.000 millones de pesos.

 

A la fecha el panorama es desolador, arrasaron con bosques nativos que, según la provincia tiene categoría I de conservación «rojo», en el marco normativo de la Ley N°869, complementaria a Ley Nacional N° 26.331 de presupuestos mínimos para el ordenamiento y preservación de los bosques nativos en todo el Territorio Nacional. Avanzaron de todos modos, justificados por una ley que ubica a este proyecto vial, como de interés público.Muchos han alzado las voces, como es el caso de los dueños de la Estancia más antigua de la Isla, Harberton quienes hicieron tres propuestas diferentes a la Gobernadora, una de ellas era mover la traza (informada inicialmente) en 10 kilómetros de los 30 que pasarían por la Estancia Histórica, con este cambio la familia de Abby Goodall y su esposo Ricardo Lynch pretendían que el Corredor se desvíe del sitio arqueológico y así preservarlo, esta propuesta fue dejada de lado y continuaron con la expropiación para construir el segundo tramo del Corredor Beagle. Los Yacimientos que existen son tesoros arqueológicos, patrimonio cultural de una zona única en la Argentina, de bosques que se unen al mar y la montaña llega a la costa para acoplarse con el océano.

 

La legislatura provincial votó (ambos bloques) por la expropiación de estas tierras, y, casi sin alternativas legales y como última medida, la familia planteó un amparo, pero la justicia local volvió a reafirmar la decisión del ejecutivo. Todavía, y luego de los avances indiscriminados de la obra, Abby Goodall y su familia desconocen cuál será la traza definitiva. Entonces, podemos afirmar que la intención de realizar esta ruta era sabiendo, desde un principio, que se iba a avasallar con todas las disposiciones ambientales sin importar las consecuencias.

 

Diferentes asociaciones como, Mane´kenk (11), Profesionales del Turismo y Bahía Encerrada (ABE) (12) impulsaron una acción por protección de intereses difusos en los términos del Art. 43 de la Constitución Nacional, 2 de los 7 puntos planteados allí, correspondían a medidas cautelares (13) para la suspensión de la audiencia pública y el avance de la obra, pero el Juez Alejandro Fernández rechazo las cautelares y se declaró incompetente en casi la totalidad de la demanda. De este modo, el fallo colaboró con el Gobierno una vez más, dando lugar a la Audiencia Pública que se llevó a cabo el pasado 11 de diciembre.En la audiencia hubieron presentaciones destacadas, uno de ellos, el Centro Austral de Investigaciones Científicas, Ushuaia (CADIC) (14) a través la Dra. Andrea Coronato quien ocupa el cargo de Vicedirectora y otros miembros del CONICET y la comunidad académica de la Universidad de Tierra del Fuego, todos abocados al estudio y a la preservación del ambiente, relatan la paupérrima elaboración del EIA, con datos citados parcialmente, alguno de ellos producto de estudios científicos de biólogos fueguinos, utilizados casi fuera de contexto a favor de la obra, como quien cercena la realidad para que se ajuste a la necesidad puntual y así moderar la discusión.

 

Para llevar a cabo esta ruta, será necesario destruir turberas (15) de una importancia única para el desarrollo científico, principalmente por la información que contienen respecto al clima y al ambiente de nuestro pasado, de irremplazable utilidad para entender el cambio climático.

 

Quiero decir que, esto no me asombra, en absoluto, si existen gobernadores que cambian el color adjudicado a sus bosques nativos de rojo a verde para el desmonte indiscriminado con el único objetivo de continuar sembrando soja, Bertone no es diferente a estos ejemplos.

 

Nuestro País espero mucho tiempo para contar con un instrumento adecuado que imposibilite a las provincias y sus gobernantes de turno, continuar con el desacertado procedimiento de deforestación nacional, así y todo, con un instrumento legal vigente, continuamos viendo como le dan vuelta a una ley de presupuestos mínimos. La Gobernadora Fueguina dice que quiere ampliar la matriz productiva de la provincia con un corredor turístico, con gran potencial cinematográfico, emprendimientos productivos vinculados a la pesca, la explotación turbera y la producción de alimentos, entre otras actividades que desconocemos, pero que algunos se animan a comentar extraoficialmente.Llegar hasta el lugar más austral del Canal, es poder establecer el mejor sitio para las «salmoneras», desarrollo económico fuertemente criticado por las ONGs ambientalistas, producto del daño ambiental recientemente vivido en Chile (16). Otros opinan que se trata de desarrollos inmobiliarios, cualquier sea el objetivo, queda claro, después de todo el análisis realizado, que al Gobierno Provincial no le importa la preservación del ambiente y su patrimonio cultural.

 

¿Cómo puede ser que, en el Estudio de Impacto Ambiental no se establecieron los posibles daños al ambiente, a sus ecosistemas, no fueron planteadas las acciones de mitigación y remediación ambiental?, ¿acaso no va a tener impacto el ambiente y los hallazgos culturales ubicados en esas tierras?

 

En los últimos 25 años la Argentina ha desmontado y deforestado a lo largo y ancho del territorio, más de 300.000 hectáreas de bosques nativos cada año, sin importar cuáles son las consecuencias drásticas en el ambiente, el cambio climático, inundaciones y sequías. ¿Cuánto tiempo necesitamos para terminar de destruir los bosques? Es una pregunta fácil de responder.

 

Es fundamental perseguir el dictado de una ley que sancione específicamente estos delitos de deforestación ilegal, inclusive, cuando están autorizadas por las Secretarías de Ambiente Provinciales. Aún más, denunciar a los funcionarios públicos que aprueban desmontes de categoría I o, realicen el cambio de color de estos, en forma intempestiva para llevar adelante obras públicas.

 

El EIA, la información pública, la audiencia pública, constituyen las herramientas para proteger el ambiente. Por tal motivo, la audiencia pública debe integrarse de forma ineludible al procedimiento de evaluación de impacto ambiental, y toda la información puesta a disposición con el tiempo legal establecido, para que la comunidad pueda tener acceso.

 

¿Qué pasa cuando el EIA no es suficiente y no se realiza bajo los requisitos establecidos en las normas ambientales locales y nacionales, estamos frente a una Audiencia Pública impugnable?Pues este es el requerimiento de las ONGs, dueños de las estancias con hectáreas expropiadas, de la comunidad científica, y de los distintos actores sociales opositores a este proyecto.

 

(1) http://www.legistdf.gov.ar/lp/leyes/Provinciales/LEYP055.pdf/

 

(2) http://www.opds.gba.gov.ar/sites/default/files/LEY%2025675.pdf/

 

(3) http://www.manekenk.org.ar/acerca/

 

(4) http://www.legistdf.gov.ar/lp/leyes/Provinciales/LEYP055.pdf/

 

(5) http://www.icaa.gov.ar/Documentos/Ges_Ambiental/LEY-25675-GENERAL-AMBIENTE.pdf

 

(6) La Ley de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos N° 26.331 y su Decreto Reglamentario N° 91/2009;

 

(7) http://www.opds.gba.gov.ar/sites/default/files/LEY%2025675.pdf (art 1)/

 

(8) http://www.legistdf.gov.ar/lp/leyes/Provinciales/LEYP370.pdf

 

(9) Art 2, inc a) LGA N°25.675

 

(10) Resolución 700/18

 

(11) http://www.manekenk.org.ar/acerca/

 

(12) https://www.facebook.com/abe.asociacionbahiaencerrada / https://www.avesargentinas.org.ar/reserva-urbana/reserva-natural-urbana-bah%C3%ADa-encerrada/

 

(13) Asociación Mane´Kenk y Otros c/ Gobierno de la Provincia de Tierra del Fuego A.I.A.S s/ Protección de Intereses Difusos» Expte. N° 21962/2018

 

(14) https://cadic.conicet.gov.ar//

 

(15) http://cienciahoy.org.ar/2014/04/las-turberas-de-tierra-del-fuego-y-el-clima-del-pasado//

 

(16) https://radio.uchile.cl/2018/07/10/fuga-de-salmones-un-desastre-ambiental-de-graves-consecuencias//

 

(*) Abogada, UBA. Diplomatura en Derecho y Políticas Ambientales, Universidad Austral y CPACF. Actualmente trabaja para las Empresas Clienting – Live Motion – Nano Thinking como HR Senior Manager.

 

  1. del A.: Las ideas y opiniones vertidas son solo del autor a exclusivo título personal y no representan, necesariamente, las opiniones de la revista.