La condición de jubilado no altera la facultad de afiliado, si no existió manifestación que permita inferir que esa ha sido su voluntad.

Partes: T. G. O. c/ Obra Social de Choferes de Camiones s/ amparo ley 16.986

Tribunal: Cámara Federal de Apelaciones de Bahía Blanca

Fecha: 4-sep-2018

Cita: MJ-JU-M-113941-AR | MJJ113941 | MJJ113941

 

La condición de jubilado no altera la facultad de conservar la afiliación, cuando no ha existido manifestación alguna que permita inferir que esa ha sido la voluntad del beneficiario.

Sumario:

1.-Corresponde confirmar la sentencia que hizo lugar a la acción de amparo interpuesta y ordenó a la obra social demandada a afiliarlo nuevamente, bajo igual régimen prestacional que el que tuviera con anterioridad a la baja decidida por ésta última, tanto a su persona como a su grupo familiar a cargo, pues el distracto previsto en el art. 10 de la Ley 23.660 no es el que tiene lugar con motivo de la jubilación del trabajador como acontece en el caso, sino el que se verifica por otras circunstancias como son las previstas en los distintos incisos del artículo, puesto que de otro modo quedaría sin contenido el art. 8° de la norma referida, en cuanto establece en el inc. b, con carácter general, que quedan obligatoriamente incluidos en calidad de beneficiarios los jubilados.

Fallo:

Bahía Blanca, de septiembre de 2018.

VISTO:

El expediente nro. FBB 13969/2018/CA1, caratulado: “T., G. O. c/ OBRA SOCIAL DE CHOFERES DE CAMIONES s/Amparo ley 16.986″, originario del Juzgado Federal nro. 1 de la sede, puesto al acuerdo para resolver el recurso de apelación de fs. 61/63, contra la sentencia de fs. 55/58.

El señor Juez de Cámara, doctor Pablo Esteban Larriera, dijo:

1ro.) A fs. 55/58 el a quo hizo lugar a la acción de amparo interpuesta por G. O. T. y ordenó a la Obra Social de Choferes de Camiones (OSCHOCA) a afiliarlo nuevamente, bajo igual régimen prestacional que el que tuviera con anterioridad a la baja decidida por ésta última, tanto a su persona como a su grupo familiar a cargo, a la fecha su hijo G. T. Impuso las costas a la demandada vencida.

2do.) Contra lo así resuelto, a fs. 55/58 apeló la apoderada de la Obra Social de Choferes de Camiones, en base a los siguientes agravios: se obliga a afiliar al Sr. T. y a su grupo familiar, pese a que el amparista obtuvo su beneficio jubilatorio en diciembre de 2016, lo que produjo su incorporación automática al Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (INSSJP) direccionando sus cápitas hacia dicho instituto; se atenta contra el sostenimiento y financiamiento del sistema de seguro de salud en general, de esa obra social y en particular de sus beneficiarios, porque el aporte efectuado por el PAMI es escaso; se desvía la responsabilidad que corresponde al PAMI, en la prestación del servicio de cobertura de salud; se interpreta el régimen legal (Decreto 492/95, Resolución Conjunta 151/95; MS y AS 364/95 MTSS) fuera de toda razonabilidad, dando carácter de jubilado de origen o jubilado de la actividad a una persona que no reviste tal carácter, que ha realizado los mayores aportes a otro Agente de Seguro de Salud.

3ro.) A fs. 65/67vta. la parte actora contesta el traslado conferido y a fs.71/73 asume intervención el Fiscal de la Procuración General de la Nación, dictaminando por el rechazo del recurso interpuesto.

4to.) EL señor G. O. T. solicitó por la presente tanto su afiliación nuevamente a la Obra Social de Choferes de Camiones, bajo el mismo régimen prestacional que tuviera antes de la baja decidida por la OSCHOCA como la de su hijo G. T., quien está a su cargo.

Ello, ya que la OSCHOCA lo desafilió por haberse acogido al beneficio jubilatorio en el mes de diciembre de 2016, y por ende considerar su afiliación automática al Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados, direccionando sus cápitas hacia dicho instituto.

5to.) Entrando a decidir lo que fuera motivo de agravio señalo que las quejas vertidas por la Obra Social recurrente no alcanzan a modificar los argumentos vertidos por el a quo.

Es preciso recordar que el art. 8, inc. b, de la ley 23.660, y su Decreto reglamentario N° 576/93, establecen que quedan obligatoriamente incluidos en calidad de beneficiarios de las obras sociales, los jubilados y pensionados nacionales. Lo que demuestra que el hecho de que el accionante afiliado a la emplazada durante su etapa laboral activa haya obtenido la jubilación, no significa que el vínculo antedicho deba finalizar, pues subsiste el derecho a permanecer bajo la cobertura de la que gozaba.

Ello, se ve ratificado por el art. 20 de dicha norma, en tanto prevé que los aportes a cargo de los beneficiarios mencionados en el inc b del art. 8, en el caso, serán deducidos de los haberes jubilatorios por los organismos que tengan a su cargo la liquidación de estas prestaciones, debiendo transferirse a la orden de la respectiva obra social en la forma y plazos que establezca la reglamentación.

El art. 16 de la ley 19.032 dispone que:” A partir de la vigencia de esta ley, los jubilados y pensionados.aportarán únicamente al Instituto creado por la presente, manteniendo sin embargo su afiliación a aquellas, con los derechos y obligaciones que los respectivos estatutos orgánicos y reglamentaciones determinen.

En tal supuesto, se aplicarán los montos o porcentajes de aportes que rijan en esas obras sociales, si fueran mayores que los establecidos en el artículo 8. En los casos precedentemente aludidos, el Instituto deberá convenir con las respectivas obras sociales los reintegros que correspondan por los servicios que presten. Sin perjuicio de los dispuesto en los párrafos anteriores, los jubilados y pensionados podrán optar por incorporarse directamente al presente régimen, en cuyo caso cesarán las obligaciones recíprocas de aquéllos y de las obras sociales a las que se encontraban afiliados”.

Sumado a ello, la condición de jubilado (art. 8, inc. b, de la ley 23.660), no altera la facultad de conservar la afiliación, cuando no ha existido manifestación alguna que permita inferir que esa ha sido la voluntad del beneficiario.

En el caso concreto se observa que no solo T. no ha hecho uso de la opción, sino que ni siquiera fue notificado del eventual cambio de régimen de cobertura de salud.

Por otra parte, se ha interpretado que el distracto previsto en el art. 10 de la ley 23.660 no es el que tiene lugar con motivo de la jubilación del trabajador como acontece en el caso sino el que se verifica por otras circunstancias como son las previstas en los distintos incisos del artículo, puesto que de otro modo quedaría sin contenido el art. 8° de la Ley 23.660, en cuanto establece en el inc.b, con carácter general, que quedan obligatoriamente incluidos en calidad de beneficiarios los jubilados.

Asimismo que el régimen instaurado mediante los citados decretos 292/95 y 492/95, no modifica la cuestión pues el derecho del actor se funda en el vínculo de origen que lo une a la obra social, como trabajador primero y más tarde como jubilado, y no en el sistema de opción instaurado en dichas normas. Tales decretos han tenido por finalidad alentar la posibilidad de que los beneficiarios del Sistema Nacional del Seguro de Salud elijan al agente que les brindará la prestación, pero no impiden expresamente que quienes ya gozaban de una cobertura puedan continuar en ella, como pretende la obra social demandada.

Para finalizar la decisión de la obra social emplazada de privar de las prestaciones médico asistenciales al actor, fundada en que obtuvo la jubilación resulta manifiestamente ilegítima y arbitraria en los términos del art. 43, de la Constitución Nacional y el art. 1°, de la Ley N° 16.986, toda vez que conduce a la ruptura unilateral de la relación de afiliación existente, imponiéndole como obligatoria una afiliación que la normativa pertinente otorgó con carácter facultativo.

En consecuencia y con arreglo a la interpretación efectuada de tales decretos en cuanto entendió que no impiden que quienes gozaban de determinada cobertura puedan continuar con ella, corresponde confirmar el pronunciamiento.

En cuanto al perjuicio económico que aduce la obra social demandada, se señala que la apelante no acompaño constancia que acrediten tal afirmación.

Por todo lo expuesto, propongo al acuerdo: 1ro) Rechazar el recurso de apelación interpuesto a fs. 61/63 y en consecuencia confirmar la sentencia de fs. 55/58, con costas en esta instancia, por mediar oposición de la contraria (art. 68, CPCCN). 2do) Diferir la regulación de honorarios para la vez en que sean estimados los de la primera instancia (art. 30, ley 27.423).

El señor Juez de Cámara, doctor Leandro Sergio Picado, dijo:

Me adhiero al voto del doctor Pablo Esteban Larriera, por compartir sus fundamentos.

Por ello, SE RESUELVE:

1ro) Rechazar el recurso de apelación interpuesto a fs. 61/63 y en consecuencia confirmar la sentencia de fs. 55/58, con costas en esta instancia, por mediar oposición de la contraria (art. 68, CPCCN).

2do) Diferir la regulación de honorarios para la vez en que sean estimados los de la primera instancia (art. 30, ley 27.423).

Regístrese, notifíquese, publíquese (Acs. CSJN nros. 15/13 y 24/13) y devuélvase. No suscribe el señor Juez de Cámara, doctor Pablo A. Candisano Mera (art. 3°, ley 23.482).

Pablo Esteban Larriera

Leandro Sergio Picado

María Alejandra Santantonin