La CSJN entendió que no corresponde la indemnización del derecho civil por la muerte en acto de servicio de un agente de la policía federal

Partes: Echeveste Lía Gabriela c/ Estado Nacional, Ministerio de Just. Seg. y Dchos. Humanos s/ accidente – acción civil

Tribunal: Corte Suprema de Justicia de la Nación

Fecha: 14-ago-2018

Cita: MJ-JU-M-113432-AR | MJJ113432 | MJJ113432

La Corte por mayoría, entendió que no corresponde la indemnización del derecho civil por la muerte en acto de servicio de un agente de la policía federal.

Sumario:

1.-Corresponde revocar la sentencia apelada, en cuanto hizo lugar a la demanda interpuesta por la actora a fin de obtener una indemnización por los daños y perjuicios sufridos por la muerte de su conviviente, cabo de la Policía Federal, tras ser abatido en un enfrentamiento armado con delincuentes, habida cuenta que, a diferencia de los casos en que la lesión reconoce un origen típicamente accidental, las normas del derecho común no resultan aplicables cuando la lesión es el resultado de una acción bélica, esto es, una mera consecuencia del cumplimiento de misiones específicas de las fuerzas armadas o de seguridad, características del servicio público de defensa (de lo dicho en el precedente ‘Leston’ , 18-dic-2007, al que la Corte remite)

2.-Tal como dijo la Corte en el precedente Azzetti , quien decide incorporarse a la Policía Federal asume en forma voluntaria los riesgos que caracterizan a la actividad policial y dado que existe un régimen legal específico que concede ciertos derechos pecuniarios para el caso en que los daños sufridos estén dentro de los riesgos asumidos, dicha persona acepta también que esos daños sean compensados por el Estado a través de los beneficios especiales previstos en la ley que regula el estado policial. Es por ello, que los perjuicios que pueda sufrir el personal policial en cumplimiento de la función estatal de seguridad deben quedar exceptuados de las normas generales sobre responsabilidad del Estado, tal como sucede con el personal de las fuerzas armadas lesionado en acciones bélicas (del voto del Dr. Rosenkrantz en el precedente ‘Goyenechea’ al que remite).

3.-A los efectos de evaluar la procedencia de reclamos indemnizatorios por parte de los integrantes de las fuerzas de seguridad fundados en normas de derecho común es preciso distinguir entre las lesiones que resultan de acciones típicamente accidentales y las que, por el contrario, provienen del cumplimiento de misiones específicas, estas últimas no son indemnizables en los términos de las reglas generales que rigen la responsabilidad del Estado pues están estrechamente relacionados con las funciones típicas de la fuerza policial (del voto del Dr. Rosenkrantz en el precedente ‘Goyenechea’ al que remite).

4.-Corresponde confirmar la sentencia apelada en cuanto hizo lugar al reclamo resarcitorio formulado contra el Estado Nacional, con sustento en las normas de Derecho común, puesto que el enfrentamiento armado que culminó con el fallecimiento del agente de la policía federal no puede considerarse una acción bélica, circunstancia que excluye, según la doctrina de la Corte Suprema de Justicia de la Nación -‘causa Azzetti’ -, el derecho a la reparación peticionada, puesto que esta categoría debe interpretarse en un sentido estricto, en tanto fue la Guerra del Atlántico Sur el marco que le ha dado fundamento (del voto en disidencia de la Dra. Highton de Nolasco que remite a la disidencia de los doctores Highton de Nolasco y Zaffaroni en el precedente ‘Aragón’ , 18-dic-2007).

5.-Resulta claro que no puede negarse la reparación reclamada en el caso, toda vez que la Ley 21.965 , que regula la actividad de la Policía Federal Argentina y sus misiones específicas, no prevé un régimen autónomo de resarcimiento o indemnización para los supuestos de lesiones sufridas por los integrantes de la fuerza que se hayan originado en casos como el de autos, es decir en un enfrentamiento armado entre el agente y delincuentes (del voto en disidencia del Dr. Rosatti en el precedente ‘Goyenechea’ al que remite)

6.-Ello no se modifica por la circunstancia de que la normativa citada establezca para esos supuestos el pago de un haber de naturaleza previsional o una pensión, puesto que ello es perfectamente compatible con la percepción de una indemnización por los perjuicios sufridos, ya que, en efecto, los vocablos retiro y pensión no se asocian con la idea de resarcimiento , reparación o indemnización , sino que poseen una notoria resonancia previsional, referente tanto a quienes -sea por su edad o su incapacidad- deban abandonar el servicio, como a aquellos a los que el ordenamiento confiere beneficios que nacen como secuela del fallecimiento de un pariente de los allí enumerados (del voto en disidencia del Dr. Rosatti en el precedente ‘Goyenechea’ al que remite).

Fallo:

Corte Suprema de Justicia de la Nación

Buenos Aires, 14 de agosto de 2018.

Vistos los autos: “Recurso de hecho deducido por la demandada en la causa Echeveste, Lía Gabriela c/ Estado Nacional, Min. de Just. Seg. y Dchos. Humanos s/ accidente acción civil”, para decidir sobre su procedencia.

Considerando:

Que las cuestiones traídas a conocimiento de esta Corte presentan sustancial analogía con las debatidas y resueltas en la causa CSJ 377/2005 (41-L)/CS1 “Leston, Juan Carlos c/ Estado Nacional – Ministerio del Interior – Policía Federal Argentina s/ daños y perjuicios” , sentencia del 18 de diciembre de 2007, a cuyos fundamentos corresponde remitir, en lo pertinente, en razón de brevedad.

Por ello, se hace lugar a la queja, .se declara procedente el recurso extraordinario y se revoca la sentencia apelada. Costas por su orden, habida cuenta: la índole de la cuestión debatida (art. 68, segundo párrafo, del Código Procesal civil y Comercial de la Nación). Exímese a la recurrente de integrar el depósito previsto en al art. 286 del citado código, ,cuyo pago se encuentra diferido de conformidad con lo prescripto en la acordada 47/91, Vuelvan los autos al tribunal de origen a fin de que, por quien corresponda, se dicte nuevo pronunciamiento con arreglo a lo expuesto. Agréguese la queja a los autos principales. Notifíquese, y oportunamente, remítase.

RICARDO LUIS LORENZETTI – ELENA I.HIGHTON DE NOLASCO – JUAN CARLOS MAQUEDA – HORACIO ROSATTI – CARLOS FERNANDO ROSENKRANTZ

Considerando:

La señora Lía Gabriela Echeveste demandó al Estado Nacional por el pago de los daños y perjuicios causados por la muerte de su conviviente, José Oscar Tevez, a la sazón cabo de la Policía Federal Argentina, ocurrida en un enfrentamiento armado con delincuentes.

Por ese mismo hecho, antes de interponer la demanda, mediante resolución 553/2009, el Ministerio de Justicia Seguridad y Derechos Humanos consideró que el fallecimiento se produjo “en y por acto del servicio” y otorgó los beneficios de las leyes 16.443 Y 20 .774, de modo tal que a los efectos del cálculo del haber de retiro el agente fue promovido al grado de Sargento Primero (conf. fs .277/278). No hay constancia de que los causahabientes del policía fallecido hayan requerido el pago del beneficio de carácter resarcitorio previsto en la ley 16.973, equivalente: a treinta veces el haber mensual que por todo concepto percibe el Comisario General en actividad con la máxima antigüedad de servicio.

En tales términos, las cuestiones planteadas en este – exp,ediente. son sustancialmente análogas a las examinadas en la causa “Goyenechea” (Fallos: 340:129), voto del juez Rosenkrantz, a cuyos fundamentos cabe remitir a fin de evitar reiteraciones.

Por ello, se hace lugar a la queja, se declara admisible el recurso extraordinario interpuesto y se revoca la sentencia apelada. Costas por su orden en atención a que la actora pudo creerse con derecho a litigar. Exímese a la recurrente de integrar el depósito previsto en el art. 286 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación, cuyo pago se encuentra diferido de conformidad con lo prescripto en la acordada 47/91. Vuelvan los autos al tribunal de origen a fin de que, por quien corresponda, se dicte nuevo pronunciamiento con arreglo a lo expuesto. Agréguese la queja a los autos principales. Notifíquese y, oportunamente, remítase.

CARLOS FERNANDO ROSENKRANTZ

DISIDENCIA DE LA SEÑORA VICEPRESIDENTA DOCTORA DOÑA ELENA I.HIGHTON DE NOLASCO

Considerando:

Que las cuestiones traídas a conocimiento de esta Corte encuentran adecuada respuesta en el pronunciamiento dictado en la causa “Aragón” (Fallos: 330: 5205) disidencia de los jueces Highton de Nolascb y Zaffaroni, a cuyos fundamentos, en lo pertinente, corresponde remitir.

Por ello, se hace lugar a la queja, se declara admisible el recurso extraordinario y se confirma la sentencia apelada. Costas por su orden habida cuenta la índole de la cuestión debatida (art. 68, segundo párrafo, del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación). Exímese a la recurrente de integrar el depósito previsto en el ;art,. 286 del citado código, cuyo pago se encuentra diferido de conformidad con lo prescripto en la acordada 47/91. Agréguese la queja a los autos principales. Notifíquese y, oportunamente, remítase.

ELENA I. HIGHTON DE NOLASCO

DISIDENCIA DEL SEÑOR MINISTRO DOCTOR DON HORACIO ROSATTI

Considerando:

Que las cuestiones traídas a conocimiento de esta Corte presentan sustancial analogía con las debatidas y resueltas en la causa “Goyenechea” (Fallos: 340: 1296), disidencia del juez Rosatti, a cuyos fundamentos. corresponde remitir, en lo pertinente, en razón de brevedad.

Por ello, se hace lugar a la queja, se declara admisible el recurso extraordinario y se confirma, por las razones indicadas en dicho precedente, la sentencia apelada. Costas por su orden en atención a las particularidades de las cuestiones debatidas (art. 68, segundo párrafo, del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación). Exímese a la recurrente de integrar el depósito previsto en el art. 286 del citado código, cuyo pago se encuentra diferido de conformidad con lo prescripto en la acordada 47/91. Agréguese la queja a los autos principales. Notifíquese y, oportunamente, remítase.

HORACIO ROSATTI