Por mayoría, la Corte calificó de arbitraria la sentencia que impuso las costas a la ANSeS, en un caso sobre jubilación ordinaria

Partes: González Carmen c/ Anses s/ prestaciones varias

Tribunal: Corte Suprema de Justicia de la Nación

Fecha: 10-jul-2018

Cita: MJ-JU-M-112639-AR | MJJ112639 | MJJ112639

Por mayoría, la Corte calificó de arbitraria la sentencia que impuso las costas a la ANSeS.

Sumario:

1.-Corresponde descalificar el fallo con invocación de la doctrina de la arbitrariedad, toda vez que sin que mediara declaración de inconstitucionalidad, prescindió de lo que establecía la norma aplicable, situación que importa una lesión a los derechos de defensa en juicio y propiedad (arts. 18 y 17 de la CN.).

2.-Corresponde hacer una excepción al principio del art. 14 de la Ley 48 pues el pronunciamiento ha omitido todo examen respecto a la aplicación del art. 21 de la Ley 24.463 de solidaridad previsional, en cuanto prevé que cuando se impugnen por la vía judicial los actos administrativos de la ANSeS, en todos los casos las costas serán por su orden.

3.-Si bien como regla, la vía del art. 14 de la Ley 48 es improcedente para revisar lo decidido por los jueces de la causa respecto de la distribución de costas, cabe hacer una excepción, pues el tribunal ha omitido expedirse acerca de la aplicación del art. 21 de la Ley 24.463 de solidaridad previsional.

4.-Se juzga que el recurso extraordinario es inadmisible conforme lo dispone el art. 280 del CPCCN. (del voto en disidencia de los Dres. Ricardo Luis Lorenzetti y Juan Carlos Maqueda).

Fallo:

Buenos Aires, 10 de julio de 2018

Vistos los autos: “González, Carmen c/ ANSeS s/ prestaciones varias”.

Considerando:

1°) Que la Sala III de la Cámara Federal de la Seguridad Social, por mayoría, revocó el fallo de la instancia anterior que había desestimado la solicitud de jubilación ordinaria, hizo lugar a la demanda y, con cita del art. 68 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación, impuso las costas de esa instancia al organismo previsional

2°) Que contra dicho pronunciamiento, la demandada interpuso recurso extraordinario. Afirma que el fallo de la cámara es arbitrario porque la condena al pago de los gastos causídicos no reparó en el régimen especifico que regula la Seguridad Social (art. 21 de la ley 24.463).

3°) Que el remedio federal fue concedido a fojas 103, con sustento en que el voto que conformó la mayoría, sin enunciación de circunstancias particulares del caso, impuso las costas en contradicción con el principio dispuesto por la ley citada.

4°) Que si bien es cierto que, como regla, la vía del art. 14 de la ley 48 no resulta procedente para revisar lo decidido por los jueces de la causa en lo referente a la distribución de las costas del pleito (Fallos: 307: 888; 311: 97, entre muchos otros), corresponde hacer excepción a ese principio cuando -como en el caso- el pronunciamiento ha omitido todo examen respecto a la aplicación del art. 21 de la ley 24.463, en cuanto prevé que cuando se impugnen por la vía judicial los actos administrativos de la ANSeS, “en todos los casos las costas serán por su orden”.

5°) Que, en tales condiciones, corresponde descalificar el fallo con invocación de la doctrina de la arbitrariedad, toda vez que sin que mediara declaración de inconstitucionalidad prescindió de lo que establecía la norma aplicable, situación que importa una lesión a los derechos de defensa en juicio y propiedad (arts. 18 y 17 de la Constitución Nacional).

Por ello, se hace lugar al recurso extraordinario y se deja sin efecto la sentencia en cuanto fue materia de agravio. Vuelvan los autos al tribunal de origen a efectos de que dicte nuevo pronunciamiento con arreglo a lo expresado. Notifíquese y devuélvase.

HORACIO ROSATTI – ELENA I. HIGHTON DE NOLASCO – CARLOS FERNANDO ROSENKRANTZ

DISIDENCIA DEL SEÑOR PRESIDENTE DOCTOR DON RICARDO LUIS LORENZETTI y DEL SEÑOR MINISTRO DOCTOR DON JUAN CARLOS MAQUEDA

Considerando:

Que el recurso extraordinario es inadmisible (art. 280 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación).

Por ello, se lo desestima. Notifíquese y devuélvase.

RICARDO LUIS LORENZETTI – JUAN CARLOS MAQUEDA