Serie recomendada: “The Good Wife”

A continuación, Microjuris ofrece una breve reseña de la serie seleccionada del fin de semana, “The Good Wife”.

“The Good Wife”, o “La esposa ejemplar” en español, es un drama legal-político estadounidense creado por Robert y Michelle King. La serie, que cuenta con 23 episodios en cada una de sus primeras dos temporadas y 22 episodios en la tercera, cuarta y quinta temporadas, fue estrenada en el año 2009. Todas se encuentran disponibles en Netflix. Muchas series cavaron su tumba con el paso de las temporadas, pero este no es el caso, ni mucho menos, de The Good Wife, que mejora fehacientemente con el paso de los capítulos.

Sinopsis: La historia se centra en el personaje de Alicia Florrick (interpretada por la actriz Julianna Margulies). Alicia es una abogada, madre y esposa que debe hacerse cargo de su familia después de que su esposo, Peter Florrick, (Chris Noth), un conocido político que tenía el cargo de fiscal general del Estado, es destituido y encarcelado por corrupción al mismo tiempo que se difunden videos en los que se lo ve manteniendo relaciones sexuales con prostitutas. Alicia, que ve peligrar su carrera profesional y su vida personal, tendrá que cargar con la etiqueta de haber sido la mujer de un corrupto, y aún peor, deberá enfrentar la publicación de las grabaciones que prueban que su marido le había sido infiel.

Es entonces cuando comienza a trabajar para uno de los despachos de abogados más prestigiosos de la ciudad de Chicago, en donde tendrá que lidiar con la envidia y la prepotencia de algunos de sus compañeros, aunque poco a poco encontrará un apoyo emocional y profesional en Kalinda.
Alicia intentará en todo momento que sus hijos estén al margen de la polémica, y aprovechará también para retomar su carrera como abogada defensora. Esa dicotomía entre lo familiar y lo laboral es el centro de la serie, así como su evolución, ya que con el paso de los capítulos deja de ser la esposa perfecta para convertirse en un personaje herido que busca redimirse.

En la serie hay de todo un poco. Desde política, amor, escándalos, corrupción, prostitución, capitalismo, luchas en la empresa y/o relaciones familiares. Todo está sabiamente dosificado.

La historia está basada en el caso real del ex Gobernador de Nueva York Eliot Spitzer, que perdió su cargo por un escándalo sexual. Al igual que en la vida real, la protagonista de la serie ve como su marido, un fiscal del estado, cae en desgracia por corrupción.