A continuación, Microjuris ofrece una breve reseña de la serie seleccionada del fin de semana, “Suits”.

Suits, o La ley de los Audaces en español, es un drama legal estadounidense creado por Aaron Korsh. Fue estrenada en 2011 y consta de 7 temporadas, todas disponibles en la plataforma audiovisual Netflix.

El tiempo que tienen las series para captar una audiencia, es cada vez menor y la primera impresión es muy importante, pero ésta serie de abogados, que empezó con modestos números de audiencia, ha ido evolucionando y mejorando hasta convertirse en una de las principales del género legal.

Sinopsis: Una prestigiosa firma de abogados de Nueva York cuenta con su abogado estrella el Dr. Harvey Specter, que se encuentra en la búsqueda de un ayudante. Al momento de realizar las entrevistas, aparece un joven que estaba escapando de la policía tras un hecho delictivo que le sale mal, el cual se gana la vida haciendo exámenes de ingreso a las facultades de Derecho para otras personas. Mike no es abogado ni está buscando trabajo, pero al momento de escapar se encuentra con la reunión de los entrevistados y decide hacerse pasar por uno de ellos con la elegancia de un abogado.

Harvey, queda deslumbrado por los conocimientos jurídicos del joven y su memoria fotográfica, por lo que, Mike Ross es contratado en el acto. Pero lo que Mike nunca había comentado era que no se había graduado en Derecho en Harvard como se pretendía, y más aún, ni siquiera había terminado la facultad. Sin embargo, cuando Harvey se entera del engaño del joven, decide mantenerlo en la firma trabajando con él, no sólo por sus conocimientos sino por su picardía y audacia. Por política de empresa solo se puede contratar licenciados de Harvard, por lo que tendrán que ocultar este secreto al resto de los miembros del bufete. Mike, deberá adaptarse al ritmo de trabajo agresivo y a la presión constante del bufete, pues los enemigos ya no son sólo externos en los tribunales.

Las personalidades de Mike y Harvey a menudo entran en conflicto, ya que la ingenuidad y moralidad del aprendiz contrastan con la insensibilidad de su superior. Sin embargo, ambos se complementan a la perfección, y Harvey redescubrirá su pasión por la justicia.

Suits es un caso especial a recomendar, ya que muchas personas la abandonaron en la primer temporada sin pensar la gran remontada que iba a tener en la segunda, por lo que se aconseja verla por completo para poder apreciarla.

Verás abogados corporativistas que no aburren, ya que la serie esquiva muy bien el obstáculo explicando a la perfección todo lo que ocurre sin utilizar en demasía la jerga empresarial, algo que consigue que te enganches a las tramas al entenderlas completamente.