¿Cómo se crea un Parque Nacional en la Argentina?

Autor: Zaninetti, Silvana

Fecha: 31-may-2018

Cita: MJ-DOC-13564-AR | MJD13564

Doctrina:

Por Silvana Zaninetti (*)

En la Argentina, el procedimiento de creación de un Parque Nacional, tiene su base en la Ley nacional 22.351 que dispone, en su art. 3 que para «la creación de nuevos Parques Nacionales, Monumentos Naturales o Reservas Nacionales, en territorio de una provincia, solo podrá disponerse previa cesión a favor del Estado Nacional, del dominio y jurisdicción sobre el área respectiva». Es decir que la provincia en donde pretenda crearse un nuevo parque nacional, deberá por una ley provincial ceder la jurisdicción y el dominio de ese territorio a la nación, y esta, por medio de una ley nacional, deberá aceptar dicha cesión y crear en la misma norma el nuevo parque nacional.

Esto, que parece sencillo, no lo es, y cada proceso es diferente y se llega de una forma distinta.

La creación de un parque nacional no tiene una receta única ni conlleva pasos taxativos que se repiten de manera uniforme en cada uno de ellos, sino por el contrario, cada parque nacional ha tenido un proceso diferente y que le pertenece de acuerdo con su situación social, histórica, territorial y ambiental, y eso los hace únicos y les otorga una entidad especial a cada uno. Es uno de los procesos más complejos, pero hermosos, en los que se pueda formar parte, ya que es algo que nos pertenece a todos y queda para la posteridad.

Este proceso tiene la particularidad de ser llevado a cabo no solo por el Estado nacional y provincial interviniente, sino que también convoca a los pobladores locales, técnicos, científicos y a distintos representantes de los sectores sociales, como las ONG, instituciones educativas y distintas agrupaciones.

Los parques nacionales son extensos territorios naturales que están localizados generalmente en lugares con bajo desarrollo y que reciben protección del Estado.Son dueños de un ecosistema que contiene una vasta riqueza en flora y fauna autóctona, muchas veces con especies en peligro de extinción, y se les da esta categoría de conservación tan alta para evitar su desaparición, alteración o extinción a través del desarrollo humano desmedido.

En algunos casos también existe un contexto histórico y social donde lo que se protege también es el patrimonio cultural, como aquellas áreas en donde han sido refugios y hábitat de comunidades indígenas, conservando la historia del lugar, sus construcciones, pictografías, de donde surge la génesis de un territorio y de sus pueblos originarios.

Con la creación de estas áreas naturales protegidas, no solo se pretende refugiar a la vida salvaje, también se genera una gran atracción turística, creándose así un nuevo concepto: el ecoturismo. Este tipo de turismo se desarrolla de forma controlada y es la mayor fuente de ingreso para el mantenimiento de estos parques, permitiendo el desarrollo de la zona y de sus economías regionales.

La protección que se le ofrece al territorio conocido como Parque Nacional es de carácter legal. El Estado los gestiona y sostiene con recursos públicos y les otorga un nivel de protección muy alto para evitar infracciones, usos indebidos como la explotación de los mismos. Es por ello que en estas áreas están prohibidas determinadas actividades consideradas dañinas, como la caza de animales salvajes, la tala de árboles, la pesca, las fogatas, arrojar basura, entre tantas acciones de este estilo.A veces, el dominio de esa área que se pretende proteger se obtiene por la expropiación de las tierras, previa declaración de utilidad pública y su juicio respectivo que estará sujeto al proceso expropiatorio correspondiente, dependiendo de si lo hace la nación o la provincia en cuestión.

También puede adquirirse ese dominio por donación, sea del Estado o de particulares, como por ejemplo, las ONG internacionales que donan el dinero para la compra de esas tierras o donan las tierras mismas con la finalidad de que en ellas se cree un nuevo Parque Nacional.

De manera previa a la sanción de las leyes mencionadas, se trabaja en un expediente administrativo que lleva la Administración de Parques Nacionales (APN) y la provincia en cuestión, donde consta el fundamento técnico que avale la decisión de transformar ese territorio en parque nacional, el mapa de la zona geográfica definida, en donde se creará el mismo, los datos catastrales e informes de dominio entre otras cosas.

Actualmente, se está trabajando en nuestro país para duplicar las áreas protegidas, cumpliendo con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible a través de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que la Argentina en el año 2015 asumió en Naciones Unidas (UN) junto a otros países para reducir la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos. Para la Argentina, además, esta iniciativa representa la oportunidad de cumplir con otros compromisos internacionales, ya que el país ratificó en 1994 el Convenio sobre Diversidad Biológica, en el marco del cual se aprobó en 2010 el Plan Estratégico para la Diversidad Biológica 2011-2020.Ese plan fija entre sus objetivos, conocidos como «las Metas de Aichi» por la ciudad japonesa donde se adoptaron, que «el 10 por ciento de las zonas marinas y costeras» se destinen a la conservación por medio de sistemas de áreas marinas protegidas «administrados de manera eficaz y equitativa, ecológicamente representativos y bien conectados». También establece que, para 2020, se destine a la conservación un «17 por ciento de las zonas terrestres».

Así que este año, a los 33 parques nacionales existentes (1) que ocupan más de 4,4 millones de hectáreas protegidas, casi un 4 % del territorio argentino, se suma el «Parque Nacional Traslasierra», que es en una mítica estancia denominada «Pinas» en el noroeste de la provincia de Córdoba, Departamento Minas, y límite con la provincia de la Rioja de 105.386 hectáreas. Este parque permite conservar una porción del Chaco Seco, que es muy importante por la escasez de superficie protegida en esta ecorregión y la fragilidad de la misma. La zona se encuentra en un gran estado de conservación ya que, por más de 30 años, ha estado pasando por un proceso judicial de sucesión conflictivo y la explotación y alteración de la Estancia ha sido mínima. En ella se encuentran más de 220 especies de aves, 30 de reptiles y 35 mamíferos, con la novedad de que se ha descubierto una especie que no había sido encontrada en Córdoba y está en peligro de extinción global: el pecarí chaqueño o chancho quimilero.

La creación de este parque permite proteger no solo la biodiversidad, sino también su patrimonio histórico, ya que en el predio hay vestigios de la cultura de los comechingones y fue propiedad del político y periodista Lisandro de la Torre.El Parque Nacional Traslasierra tuvo una gran adhesión y participación conjunta de las ONG, principalmente Aves Argentinas, instituciones educativas como la Universidad Nacional de Córdoba y la Universidad Austral, el Estado Provincial a través de su Ministerio de Ambiente, Agua y Servicios Públicos, su Legislatura, los Municipios de la zona y el Estado nacional a través de la Administración de Parques Nacionales, el Honorable Congreso de la Nación (a través de los diputados Agustín Calleri y Adriana Nazario), en el cual se sancionó finalmente el 21 de marzo del corriente año la Ley 27.435, que acepta la cesión de jurisdicción ambiental y dominio hecha por la provincia de Córdoba a la Nación por la Ley 10.481 el 20 de septiembre de 2017 y crea el Parque Nacional Traslasierra.

Si bien la Argentina aún está muy lejos de las proporciones de áreas protegidas mencionadas, estamos en buen camino, ya que están en proceso de creación el Parque Nacional Aconquija en la provincia de Tucumán, Iberá en Corrientes y se está trabajando en la zona de la laguna Mar Chiquita y Bañados del Río Dulce en la Provincia de Córdoba para la creación del Parque Nacional Azenuza y Famatina en la Provincia de La Rioja.

———-

(1) Recordemos que los primeros parques de nuestro país fueron el Nahuel Huapi y el Iguazú, ambos creados en 1934, siendo la Argentina el primer país sudamericano y el tercero en el mundo en crear un Parque Nacional, gracias a Francisco P. Moreno.

(*) Abogada UNC. Es miembro del Comité Asesor que participó en la creación del Parque Nacional Traslasierra, y, además, se encuentra trabajando en la creación del futuro Parque Nacional Ansenuza, ambos en la provincia de Córdoba. 17.17 jueves.