Dejar de pensar en delito y comenzar a pensar en conflicto

Autor: Virgilio, Iván A.

Fecha: 17-nov-2017

Cita: MJ-DOC-12286-AR | MJD12286
Doctrina:

Por Iván Alberto Virgilio (*)

La mediación ha arribado a nuestro país a mediados de la década de los noventa como método alternativo de solución de conflictos: «Básicamente consiste en un sistema voluntario de resolución de conflictos en el cual una parte se presenta ante un tercero imparcial, impartial e independiente, que no tiene el coertio -o sea que no puede imponer su voluntad por la fuerza- y que tras convocar a la otra parte, que voluntariamente puede concurrir, intenta mediante técnicas especiales académicamente elaboradas, que ambas partes por sí mismas solucionen sus conflictos» (1).

En la mediación todas las partes resultan ganadoras puesto que se arriba a una solución consensuada y no existe el resentimiento de sentirse «perdedor» al tener que acatar lo decidido por un juez y sin reparos puede decirse que realmente la mejor justicia es aquella a la que arriban las partes por sí mismas.

Si bien en un primer momento existió una negación por parte de los abogados en general de a poco se fue utilizando para cuestiones de familia y rápidamente se expandió a ámbitos comerciales, laborales e incluso en los últimos tiempos también se está utilizando para conflictos penales, a pesar de la marginación dogmática que tuvo en este último aspecto.

Esta institución innovadora contribuye a la política criminal de un Estado el cual debe promover el desarrollo de un sistema de control social que elabore la conducta desviada antes y fuera de la órbita del poder punitivo y asimismo, establecer instancias socializadoras que reciban a victimarios salvaguardando el derecho de las víctimas.Ayuda a construir nuevos paradigmas relacionales en los que las conductas violentas son susceptibles de ser diluidas para que en cada caso el abordaje del conflicto se traduzca en aportes para transitar hacia una cultura que viabilice en las relaciones lo mejor de nosotros mismos contribuyendo a los movimientos de paz y concordancia social.

A su vez la mediación suele ser utilizada como política criminal en la prevención del delito ya que una mediación exitosa en una falta de ruidos molestos, puede evitar un delito de lesiones y también un delito de homicidio. Con base en todas estas razones es dable afirmar que la antigua idea según la cual la mera amenaza de una pena elevada ejerce en los ciudadanos una coacción psicológica que determina que se abstenga de delinquir, se encuentra en la actualidad absolutamente desmentida en el paradigma de la ciencia penal moderna.

Asimismo debemos reconocer que el Estado debe brindar todos los medios necesarios para que el acceso a un eficiente proceso de mediación sea garantizado a toda la población, ya que una persona puede dejar pasar esta oportunidad porque no tiene conocimiento de este sistema, sea por la falta de información o porque el Estado no garantizó su educación para que comprenda la importancia de la misma; también porque no tiene recursos para movilizarse, porque por su situación económica debe trabajar en exceso y no dispone de ese tiempo o quizá no está adaptada para personas con discapacidades, etc.

La misión de los mediadores es generar condiciones para que los participantes expresen lo que sienten y piensan y que a través de una comunicación fluida, asertiva, empática, creativa y flexible, construyan ellos mismos una o varias soluciones mutuamente aceptables, experimentando además, a través de la orientación del mediador, el desarrollo de habilidades cognitivas que facilitarán su relación en el futuro y les permitirán generar consensos por sí mismos.

Opina Calamandrei que «(…) el Estado, cuyo fin fundamental es el mantenimiento del orden en la sociedad, regula a tal objeto la convivencia delos coasociados estableciendo el derecho objetivo, esto es, las normas a las cuales los particulares deben, en sus relaciones sociales, ajustar su conducta (…)». No obstante para los tiempos modernos y sus necesidades sociales como lo es la paz social, lo justo para las partes en conflicto es poder crear sus propias «normas», quienes son conscientes de su posibilidad de cumplimiento y partícipes de la solución asistidos por un tercero imparcial, impartial e independiente pero en este caso sin la facultad de coerción.

En la provincia de Santa Fe, a raíz de la entrada en vigencia del nuevo Código Procesal Penal, se permiten salidas alternativas al juicio durante la Investigación Penal Preparatoria (I.P.P.), en su cuerpo normativo prevé la posibilidad del sistema de mediación para agilizar la solución del conflicto y salvaguardar la reparación del daño, lo que no siempre debe ser en dinero, sino también puede ser un pedido de disculpas, una obligación de hacer, la devolución de determinados bienes, entre otras.

También es utilizada por los jueces en lo Penal y de Faltas, que frente a pequeños delitos como lo son ruidos molestos, omisión de custodia de animales, agresiones sin lesión, etc., son remitidos a los jueces comunitarios de las pequeñas causas a fin de solucionar el conflicto de fondo y evitar la imposición de una sanción que por más mínima que sea no soluciona y además repotencia el conflicto.

Frente a esta situación la mediación penal, más allá de lo jurídico, nos permite la posibilidad de poner en situación de igualdad a la víctima y al victimario, donde son ellos los que resuelven su propio conflicto, asistidos por un experto en la materia; siendo las partes partícipes de la solución aumenta las posibilidades de cumplimiento de acuerdo lo cual contribuye a morigerar el índice de violencia y contribuir a la paz social.De esta manera avanzamos como sociedad a pensar en «conflicto» y dejar de pensar en «delito».

———-

(1) JAEF, Victor, «La mediación, un nuevo horizonte». Revista Juris t. 94, p. 6.

(*) Abogado. Estudios de Posgrado: Mediador (UNR. Facultad de Derecho). Otros estudios de Grado: Escribanía (UE Siglo21, Córdoba). Estudios en trámite: a) Profesorado Universitario: (UCEL ROSARIO). b) Especialización para la Magistratura (U.C.A – Rosario). Disertaciones: «Jornada de Capacitación para Jueces Comunitarios y Tribunales Colegiados de Familia» INFOJUD – Sindicato de Trabajadores Judiciales de la Provincia de Santa Fe. (31/10/2015). Publicaciones: a) «Competencia contravencional y penal de la Justicia Comunitaria de las Pequeñas Causas en Santa Fe», publicado en http://www.editorialjuris.com, sección doctrina, bajo el número de referencia DJuris271 disponible en: http://www.editorialjuris.com/docLeer.php?idDoctrina=271&texto= b) «Competencia contravencional y penal de la Justicia Comunitaria de las Pequeñas Causas en Santa Fe», publicado en http://www.microjuris.com, bajo la cita MJD9925. c) «Mediación Penal. Una alternativa para la paz social», publicado en http://www.editorialjuris.com, sección doctrina, cita: DJURIS 309, disponible en http://www.editorialjuris.com/docLeer.php?idDoctrina=309

Abogado desde 14/08/2013. Sumariante Juzgado en lo penal de Instrucción Melincué – Poder Judicial Santa Fe (21/02/14). Mail: dr.ivanvirgilio@outlook.com

N. de la R.: Artículo publicado en PDI Cúantico. Derecho para innovar (https://dpicuantico.com/)