Obligación de la obra social de brindar la cobertura de realización de una cirugía de artroscopia compleja de cadera izquierda con injerto de Labrum

Partes: B. M. c/ Obra Social del Poder Judicial de la Nación y otro s/ amparo Ley 16.986

Tribunal: Cámara Federal de Apelaciones de La Plata

Sala/Juzgado: II

Fecha: 1-sep-2017

Cita: MJ-JU-M-107196-AR | MJJ107196 | MJJ107196

 

Obligación de la obra social de brindar la cobertura de realización de una cirugía de artroscopia compleja de cadera izquierda con injerto de Labrum en el establecimiento médico elegido por el amparista.

Sumario:

1.- Corresponde confirmar la sentencia que condenó a la obra social apelante a cubrir de manera integral los gastos de la cirugía de artroscopia compleja de cadera izquierda con injerto de Labrum, conforme las prescripciones y el presupuesto del médico tratante en el establecimiento médico por él elegido, toda vez que la petición no se encuentra fundada sólo en la relación de confianza médico paciente, sino que al efectuarse la cirugía en el lugar donde se domicilia el actor facilita su evaluación de manera previa y de modo posterior a su realización, lo cual implica una menor exigencia de traslado para éste y sus familiares y, por supuesto, un menor gasto personal económico y de tiempo.

Fallo:

La Plata, uno de septiembre de 2017.

Y VISTOS: Este expte. N 12843/2015 caratulado “B., M. c/ Obra Social del Poder Judicial de la Nación y otro s/ amparo ley 16986”, proveniente del Juzgado Federal de Primera Instancia n 4 de esta ciudad.

Y CONSIDERANDO QUE:

EL JUEZ LEMOS ARIAS DIJO:

I. Llega este expediente a la alzada en virtud del recurso de apelación de fs.122/126, interpuesto por la demandada, contra la sentencia de fs.114/120 y 127 que hizo lugar a la defensa de falta de legitimación pasiva del Estado NacionalMinisterio de Salud de la Nación, con costas por su orden, e hizo lugar a la acción promovida por M. B. contra la Obra Social del Poder Judicial de la Nación. En tal sentido, condenó a la demandada a cubrir de manera integral los gastos de la cirugía de artroscopia compleja de cadera izquierda con injerto de Labrum, conforme las prescripciones y el presupuesto del médico tratante.

Asimismo, impuso las costas a la vencida y reguló los honorarios de la Defensora Oficial, representante del actor.

II. Cabe señalar que M.B., interpuso acción de amparo contra la Obra Social del Poder Judicial de la Nación y el Ministerio de Salud de la Nación con el objeto de que se le provea y se instrumente con carácter urgente la cobertura integral de la cirugía señalada, en el Sanatorio Argentino de La Plata, con más todo lo que corresponda por honorarios médicos, insumos y todo tipo de gastos que genere su internación para la mencionada intervención y, asimismo, las eventuales prácticas post operatorias.

Para ello solicitó de la demandada que provea 4 arpones biodegradables largos para cadera importados.

En su demanda, el actor indica que la práctica respecto de la cual pide la cobertura es de suma relevancia porque es una persona joven y resulta la única alternativa viable y de mayor eficacia para retrasar el reemplazo protésico total articular de la cadera.

Expresa que padece una lesión labral con déficit de sustancia asociado a micro inestabilidad que requiere la realización de la astroscopia solicitada.

Precisa que esta cirugía es un método mínimamente invasivo desarrollado en los últimos años con resultados muy satisfactorios puesto que la recuperación es rápida, eficaz, insume menos tiempo de recuperación y reincorporación a las tareas cotidianas.

Manifiesta también, que debe efectuarse la intervención con urgencia, por el dolor que padece, además de la progresión del desgaste articular, y que la Obra social demandada sólo tiene nomenclada esta práctica para que se realice en la ciudad de Bs. As. y no así en las ciudades del interior. Esta circunstancia particularmente lo perjudica por cuanto se domicilia en La Plata.Afirma que efectuar la cirugía en la ciudad donde vive le evitaría perturbaciones y aflicciones físicas, psíquicas y emocionales, producto de los innumerables traslados, gastos económicos y tendría acompañamiento familiar.

Asimismo expone que la demandada, por excepción, le respondió que cubriría $15.000 en concepto de gastos por la intervención a realizarse en La Plata, respecto de un presupuesto de $20.000. Y que, por los $5.000 no cubiertos, si no pudiera hacer frente a ese gasto de modo particular, podía solicitarle un préstamo, a devolver en 6 cuotas y con un cargo administrativo del 1% mensual. Considera que ello es inapropiado por cuanto la demandada no es una entidad bancaria sino que su rol es asistencial.

Exige pues, que se le reconozca en la ciudad donde se domicilia la cobertura integral de la cirugía indicada por su médico, que es prestador de la demandada.

También solicitó una medida cautelar, que fue concedida a fs.36/38 y fs.44 y vta., que permitió que fuera intervenido, según fs.67, conforme certificado de fs.63.

III. Sentado lo expuesto, ante la sentencia del amparo que acogió la pretensión de la parte actora, el Estado Nacional, en representación de la Obra Social, interpuso recurso de apelación con expresión de agravios.

En síntesis, señala que la demandada cumplió la medida cautelar dispuesta en autos y, en consecuencia, autorizó la internación del actor en el Sanatorio Argentino de La Plata y el presupuesto de $20.000 para la intervención prescripta. Sin perjuicio de ello, expresa que a su parte no le resulta de aplicación el Programa Médico Obligatorio, sino que se rige exclusivamente por las Acordadas y resoluciones que dicta la Corte Suprema y las normas que dictan sus propias autoridades.

Expresa, además, que para tratar la patología del actor, su representada tiene prevista la cirugía convencional de cadera y no la artroscopia pretendida por el actor.Empero, sin perjuicio de ello, autorizó tal práctica por excepción.

Afirma que la Obra Social no le negó la cobertura solicitada sino que la condicionó con dos variables, que se efectúe con un prestador con el cual estuviera convenida dicha práctica, o bien, con el profesional por el actor escogido, pero hasta un valor similar al que la Obra Social tiene convenido.

Ante ello, dice que con respecto al presupuesto de $20.000, éste se refiere al rubro “uso de instrumental y descartables”, que autorizó previo al inicio de esta acción hasta $15.000, cuando reglamentariamente sólo prevé un monto de $7.000.

Por ello, considera que su parte demostró voluntad de otorgar la cobertura sanitaria y entiende que la vía elegida por el amparista no es apropiada, porque no hubo actuar ilegítimo ni arbitrario. En tal sentido, dice que el tema en debate se refiere al lugar donde se llevaría la práctica o al tope dinerario ofrecido.

Por último, se agravia de la condena en costas, porque entiende que deberían ser distribuidas en el orden causado y solicita la reducción de los honorarios fijados a favor de la representación letrada de la actora, por considerarlos altos.

IV. Pues bien, conviene indicar, en primer lugar, algunas consideraciones acerca de la vía elegida por el accionante.

Si bien la acción de amparo no está destinada a reemplazar medios ordinarios instituidos para la solución de las controversias (Fallos: 300:1033), su exclusión por la existencia de otros recursos no puede resultar en una apreciación meramente ritual, toda vez que la institución tiene por objeto una efectiva protección de derechos, más que una ordenación o resguardo de competencias (Fallos: 299: 358, 417; 305: 307; 307:444; 327:

2920).

En tal sentido, las particulares circunstancias que rodean el caso, por encontrarse comprometidas prerrogativas constitucionales que hacen al derecho a la salud indican que no resultaba razonable ni fundado impedir la continuidad de un procedimiento cuyo objeto es lograr soluciones que se avengan con la urgencia que conlleva este tipo de pretensiones, para lo cual cabe encauzarlas por vías expeditivas -entre las cuales se encuentra, lógicamente, el juicio de amparo contemplado en el art. 43 de la Constitución Nacional, y evitar que el rigor de las formas pueda conducir a la frustración de derechos que cuentan con especial resguardo constitucional (conf. Fallos: 329:2179). Sobremanera cuando el nuevo art. 43 de la Constitución Nacional reformada en 1994 establece que toda persona puede interponer acción expedita y rápida de amparo, siempre que no exista otro medio judicial más idóneo (conf. Fallos: 330:4647).

El amparo es el procedimiento judicial más simple y breve para tutelar real y verdaderamente los derechos consagrados en la Constitución Nacional; tiene por objeto una efectiva protección de derechos y resulta imprescindible ejercer esa vía excepcional para la salvaguarda del derecho fundamental de la salud (conf. Fallos: 329:255; 326: 4931).

Considero que en atención a los daños invocados, que involucran la violación del derecho a la salud, sólo podrían alcanzar una protección ilusoria por las vías ordinarias (Fallos 330:520; 329:4741).

Con este marco, entiendo que no resulta antojadiza la pretensión del accionante de requerir de su Obra Social la cobertura de los gastos que demanden las prescripciones médicas necesarias para tratar su patología, con los profesionales y/o establecimientos médicos por él elegidos.Esta consideración, en el caso concreto no se encuentra fundada sólo en la relación de confianza médicopaciente, sino que al efectuarse la cirugía en el lugar donde se domicilia el actor facilita su evaluación de manera previa y de modo posterior a su realización, lo cual implica una menor exigencia de traslado para éste y sus familiares y, por supuesto, un menor gasto personal económico y de tiempo.

Las respuestas de la demandada, referidas a conceder la cobertura con condicionantes (esto es, otro lugar de intervención, lejano al domicilio del actor y por un monto inferior al presupuesto indicado), son respuestas que no ofrecen una solución adecuada en orden al derecho a la salud del actor que debe protegerse.

Desde esta perspectiva, esta Sala II ya ha expresado que el derecho a la salud “implica el deber de la judicatura de procurar que la declaración de derechos efectuada en nuestra Constitución no quede en mera retórica, sino que a través de su función se permita la efectiva y eficaz realización del derecho”.

Por estas consideraciones, entiendo que la Obra Social se encuentra obligada a cubrir integralmente la prestación requerida por el actor, en el lugar solicitado por éste y por la suma total de gastos que insuma la intervención prescripta por el médico tratante para su problema de salud.

V. Con relación a las costas, es del caso señalar que no encuentro motivos para apartarme del principio objetivo de la derrota del art.70, 1º parte del CPCC. La carga de las costas no importa una pena para la parte vencida, sino que tiene por objeto resarcir a la contraria de los gastos en que su conducta la obligó a incurrir.Es decir, encuentra su razón de ser en que el litigante al cual se le imponen, sostuvo un proceso sin éxito, a través de dos instancias, en las cuales reiteró su negativa al derecho del actor.

Respecto de la queja por altos de los honorarios de la señora defensora o ficial María Inés Spinetta, representante del actor, he de precisar que la demanda de este amparo no posee contenido patrimonial expresable numéricamente. Así, a fin de considerar el recurso interpuesto habrá de tenerse en cuenta las pautas de ponderación de la tarea en función de las prescripciones de los incisos b) a f) del art. 6 de la ley 21.839.

Sentado ello, teniendo en cuenta el mérito, extensión y eficacia de la labor desarrollada, la naturaleza de la acción, y el resultado obtenido, estimo que resultan apropiados los honorarios fijados en primera instancia, por lo que considero que deben confirmarse.

VI. En función de todo lo expuesto, propongo al Acuerdo rechazar el recurso de apelación de la demandada y, en consecuencia, confirmar en todas sus partes la sentencia apelada. Sin costas de alzada.

LA JUEZA CALITRI Y EL JUEZ ÁLVAREZ DIJERON:

Que adhieren al voto que antecede.

Por ello, SE RESUELVE: Rechazar el recurso de apelación de la demandada y, en consecuencia, confirmar en todas sus partes la sentencia apelada. Sin costas de alzada.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Fdo: Dres César Álvarez – Olga Ángela Calitri – Roberto Agustín Lemos Arias – Jueces de Cámara.-