Se impone una sanción de llamado de atención a un abogado debido a la falta de información acerca del estado procesal de las causas judiciales que llevaba a pesar de que su cliente se lo había reclamado mediante carta documento

Partes: A. J. P. c/ Colegio Público de Abogados de Capital Federal s/ ejercicio de la abogacía-Ley 23.187-art. 47

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal

Sala/Juzgado: I

Fecha: 13-jul-2017

Cita: MJ-JU-M-106569-AR | MJJ106569 | MJJ106569

Se impone una sanción de llamado de atención a un abogado debido a la falta de información acerca del estado procesal de las causas judiciales que llevaba a pesar de que su cliente se lo había reclamado mediante carta documento.

Sumario:

1.-Corresponde confirmar la sentencia dictada por el Tribunal de Disciplina del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal que le impuso una sanción de llamado de atención , por haber infringido el art. 19, incs. a) y f) del Código de Ética, debido a la falta de información acerca del estado procesal de las causas judiciales que llevaba, a pesar de que su cliente se lo había reclamado mediante carta documento.

2.-En virtud de lo establecido en el art. 48, primer párr. , de la Ley 23.187, la prescripción de dos años corre a partir de la producción del hecho que autoriza el ejercicio de las acciones disciplinarias a un abogado siempre que quienes tuvieren interés en promoverlas hubieran podido razonablemente conocer el hecho.

Fallo:

Buenos Aires, 13 de julio de 2017.- NRC

VISTOS; CONSIDERANDO:

I. Que el abogado J. P. A. interpone recurso (fs. 128/129, cuyo traslado fue contestado a fs. 143/147) contra la sentencia nº 61 del 30 de mayo de 2016 (fs. 120/123) dictada por la sala I del Tribunal de Disciplina (TD) del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal (CPACF) que le impuso una sanción de “llamado de atención”, por haber infringido el artículo 19, incisos a) y f) del Código de Ética.

II. Que la presente causa fue iniciada con motivo de la denuncia formulada el 10 de septiembre de 2014 por el señor Arturo Cortese, quien manifestó que el abogado J. P. A. había incurrido en negligencia profesional.

Contó que le había enviado dos cartas documento a dicho profesional, quien no le proporcionó información acerca del estado procesal de las siguientes causas civiles: -“Cortese Arturo c/ Marcantonio Ricardo Vicente y otros s/ daños y perjuicios”; -“Calabró Concepción y otros s/ sucesión abintestato”; -“Granato Julia c/ Salvatore Hernán Mariano y otros s/ daños y perjuicios”.

III. Que para decidir, el TD consideró que:

(i) Las constancias de la causa eran suficientes para resolver la cuestión ética planteada. Dicha circunstancia imponía declararla como de puro derecho.

(ii) La prescripción opuesta debía ser rechazada.El día que el denunciante ratificó la denuncia efectuada manifestó que había dejado de tener contacto con el profesional en el mes de enero de 2014, máxime que envió dos cartas documentos el 1º y del 20 de agosto de 2014 antes de presentar la denuncia en septiembre de 2014, que interrumpió el curso de la prescripción planteada.

La fecha en la que debía tenerse por configurada a la falta de información denunciada era enero de 2014.

(iii) En cuanto a la cuestión de fondo discutida, después de que fue iniciada ésta causa disciplinaria, en la causa “Granato Julia c/ Di Salvatore Hernán Mariano y otros s/ daños y perjuicios” fueron presentados diversos escritos con el patrocinio del denunciado. Así, debían tenerse por válidas las explicaciones brindadas en el escrito de descargo.

En la causa “Cortese, Arturo c/ Marcantonio, Ricardo Vicente y otros s/ daños y perjuicios”, no hubo movimiento alguno desde el mes de diciembre de 2007. En dicha causa el denunciado no era abogado patrocinante, sino apoderado del denunciante.

En la causa “Calabró, Concepción y Marcantonio Vicente s/ sucesión ab intestato” el denunciado actuó como apoderado y no efectuó trámite alguno después de haber retirado el testimonio el 25 de noviembre de 2008.

(iv) El vínculo de cuñados, y el deseo de ser representado por otro colega que según el abogado A. tenía el denunciante, no eran suficientes para exculparlo por la conducta cuestionada.

Por otra parte, el abogado denunciado no ha dado explicaciones acerca de las constancias de aviso dejadas por el correo, que nunca retiró.

IV. Que en sustento de su recurso, el abogado sancionado manifiesta que:

-El planteo de la prescripción de la acción no debió ser rechazado.La última actuación útil en la causa “Cortese Arturo c/ Marcantonio, Ricardo Vicente y otros s/ daños y perjuicios” sucedió en el mes de diciembre de 2007, y en la causa “Calabró Concepción y Marcantonio, Vicente s/ sucesión ab-intestato”, ocurrió en el mes de noviembre de 2008.

-En el momento en que la denuncia fue formulada, el plazo de dos años previsto en el artículo 48 de la ley 23.187 estaba vencido.

V. Que los agravios del apelante giran en torno a la prescripción rechazada.

En primer lugar, se debe tener en cuenta que el denunciante se sintió agraviado por la conducta del abogado A., a quien en enero de 2014 le había solicitado información acerca del estado procesal de las causas judiciales según refirió con posterioridad, cuando ratificó la denuncia efectuada.

Además, el 1º y el 20 de agosto de 2014 envió dos cartas documentos al abogado denunciado, y 10 de septiembre de 2014 formuló la denuncia en el CPACF.

En el caso, el plazo de prescripción aplicable se encuentra previsto en el artículo 48, primer párrafo, de la ley 23.187, que establece que “[l]as acciones disciplinarias prescribirán a los dos (2) años de producidos los hechos que autoricen su ejercicio y siempre que quienes tuvieren interés en promoverlas hubieran podido -razonablemente- tener conocimiento de los mismos (.)”.

Cabe destacar que la norma expresa con claridad que la prescripción de dos años corre a partir de la producción del hecho que autoriza el ejercicio de las acciones disciplinarias “siempre” que quienes tuvieren interés en promoverlas hubieran podido “razonablemente” conocer el hecho (esta sala, causa “González Rossi, Alejandro Jorge”, pronunciamiento del 25 de abril de 2017).

Ahora bien, se advierte que el reproche aquí formulado, esto es, la falta de información acerca del estado procesal de las causas judiciales, responde, por su naturaleza, a una omisión profesional cuyo conocimiento por parte del cliente no podría razonablemente tenerse por ocurrido en una fecha cierta y precisa, más allá de las manifestaciones formuladaspor el denunciante.

Sobre la base de lo expuesto, y si se tomasen como punto de partida para el cómputo de la prescripción las fechas de las dos cartas documento del 1º y del 20 de agosto de 2014 (fs. 2 y 3) que prueban la intimación efectuada, el plazo bienal establecido en la ley no habría operado, debido a que los cargos fueron formulados el 16 de septiembre de 2015 (fs. 100), y con posterioridad, esto es, el 30 de mayo de 2016, fue dictada la sentencia nº 61.

Por tanto, el planteo debe ser desestimado.

VI. Que atento al modo en que se resuelve no puede ser admitida la aplicación al caso del principio “in dubio pro matriculado”.

Por ello, a mérito de lo expuesto, el tribunal RESUELVE: desestimar los agravios y confirmar la sentencia nº 61 del 30 de mayo de 2016 de la sala I del Tribunal de Disciplina en cuanto fue motivo de agravios. Costas a la vencida (artículo 68, primer párrafo del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación).

En función de la naturaleza del proceso, la inexistencia de un monto concretamente discutido, ponderando el mérito, la calidad y la extensión de la labor profesional desarrollada a la luz del resultado obtenido, SE ESTABLECE en la suma de ($.) los honorarios a favor de la Dra. Nancy Griselda Blasi, por su intervención ejerciendo la representación procesal y dirección legal de la demandada durante la sustanciación del presente recurso directo ante este tribunal (artículos 6, 7, 8, 9l, 10 y demás cc. Del arancel de abogados y procuradores).

ASÍ TAMBIÉN SE RESUELVE.

Se hace constar que el Dr. Carlos Manuel Grecco interviene en la presente en función de lo dispuesto en la acordada 16/11 de esta cámara.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Clara María do Pico

Rodolfo Eduardo Facio

Carlos Manuel Grecco