Si el apoderado de un profesional interviniente en un proceso solicitó el giro de los honorarios depositados a su nombre, no puede luego apelar la resolución que los reguló.

Partes: Farmacia del Panorámico SCS y otro c/ Obra Social del Personal de Dirección de Sanidad Luis Pasteur s/ incumplimiento de prestación de obra social/ medicina prepaga

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal

Sala/Juzgado: I

Fecha: 5-abr-2017

Cita: MJ-JU-M-106395-AR | MJJ106395 | MJJ106395

Si el apoderado de un profesional interviniente en un proceso solicitó el giro de los honorarios depositados a su nombre, no puede luego apelar la resolución que los reguló.

Sumario:

1 -Corresponde confirmar la resolución que reguló los honorarios de los profesionales intervinientes atendiendo a la liquidación aprobada, ya que si bien los apelantes sostienen que la base regulatoria no se encuentra firme en tanto la liquidación que no era la definitiva, resulta de aplicación la teoría de los actos propios, pues previo a practicar la mencionada regulación se les requirió que manifiesten si con el pago efectuado por el demandado daban por finalizada la ejecución del capital y sus intereses y aquellos solicitaron que se libre giro a su nombre.

2.-La regulación de los honorarios del mediador y del perito contable son inapelables, dado que tal decisión es consecuencia de otra resolución anterior que se encuentra firme.

Fallo:

Buenos Aires, 5 de abril de 2017.

Y VISTOS:

Los recursos de apelaciones interpuestos: a) por las coactoras -en subsidio- a fs. 485, contra la resolución de fs. 474; y b) por la demandada a fs. 491 -fundado a fs. 494/495 y contestado por su contraria a fs. 498- contra la decisión de fs. 490; y

CONSIDERANDO:

I. A fs. 474 el señor juez de grado reguló los honorarios de los profesionales intervinientes en autos atendiendo -en lo que aquí concierne- a la liquidación aprobada a fs. 466.

Las coactoras cuestionaron la resolución mediante reposición y apelación subsidiaria. Sostienen que la base regulatoria no se encuentra firme ya que los montos de los honorarios fueron establecidos sobre una liquidación que no era la definitiva.

Argumentan en este sentido que el auto de fs. 470, mediante el cual se le solicitaba que manifiesten si con el pago recibido daba por finalizada la ejecución del capital y sus intereses, nunca le fue notificado.

II. Al respecto, resulta pertinente recordar que cuando la propia parte se coloca en una situación libre, voluntaria, cabe aplicarle la teoría de los actos propios que indica que “nadie puede colocarse en contradicción con sus propios actos, ejerciendo una conducta incompatible con otra anterior deliberada, jurídicamente relevante y plenamente eficaz”, doctrina aceptada desde antiguo por la Corte Suprema de Justicia de la Nación y recordada en numerosas oportunidades recientes (Fallos: 300:909, 305:402, 307:469 y 307:1602).

Sentado lo expuesto, es necesario puntualizar que la Sra. Secretaria -previo a practicar regulación de honorarios- requirió a la actora que manifieste si con el pago efectuado por el demandado daba por finalizada la ejecución del capital y sus intereses (conf. fs. 470). Pues bien, acto seguido, el Dr. Marcelo Ponzano -en su carácter de letrado apoderado de las accionantes- solicitó expresamente que, en atención al depósito efectuado y la dación en pago formulada, se libre giro a su nombre por la suma de $ 17.437,50 en concepto de capital e intereses (conf. fs.471).

En tales condiciones, teniendo en cuenta el tenor de las manifestaciones vertidas por las accionantes en la presentación aludida precedentemente, los argumentos esgrimidos no resultan suficientes a los fines de acceder a su planteo.

III. Por otra parte, mediante resolución de fs. 490, el magistrado hizo saber que los honorarios regulados a fs. 474 al perito contador Omar S. Caporale y al mediador Rogelio E. Gurevicz debían ser soportadas por la coactora Farmacia La Nueva Colonial SCS y por la demandada Obra Social del Personal de Dirección de Sanidad Luis Pasteur en partes iguales, conforme la distribución de costas dispuesta en la sentencia de fs. 449/451 y aclaratoria de fs. 454.

Se queja la accionada señalando que no se ha ponderado en autos la circunstancia de que sólo tuvo favorable acogida la demanda interpuesta por una de las coactoras (Farmacia del Panorámico), la cual representa un 13% del total reclamado y que la demandada resultó vencedora en el 87% restante. Considera, asimismo, injusto y apartado de lo dispuesto por el art. 71 del CPCCN que ella deba afrontar el pago del 50% de las costas.

Critica además, que el éxito obtenido por la coactora Farmacia del Panorámico se debió exclusivamente a que la sentencia no pudo ser revisada por el superior en virtud de haberse declarado inapelable la cuestión por un tema formal (monto).

Por último, sostiene que la resolución apelada no se encuentra debidamente fundada en los términos del art. 34 inc. 4 y concordantes del CPCCN y el art. 3 del Código Civil y Comercial de la Nación.

IV. Ante todo, es preciso señalar que como juez del recurso, el Tribunal de Alzada tiene la facultad de revisarlo, aun de oficio, tanto en cuanto a su procedencia, como a su trámite y formas, a los fines de verificar, entre otros aspectos, la validez y regularidad de los actos cumplidos en la anterior instancia (confr.esta Sala, causas 9.888/93 del 16.4.96, 16.651/95 del 30.10.97, 950/92 del 5.3.98, 23.688/99 del 30.6.98, 11.356/95 del 15.12.98, 13.829/96 del 23.9.99, y 8.288/99 del 9.2.00, entre otras), para lo cual no se encuentra vinculado por la voluntad de las partes ni por la resolución del juez, por más que se encuentre consentida (ver esta Sala, causas 6.362/94 del 19.3.98, 4.744/94 del 30.4.98, 3.610/97 del 22.10.98, 1.181/98 del 29.10.98, 1.170/92 del 8.10.99, 11.436/94 del 13.6.00, y 6.591/99 del 17.4.01; Loutayf Ranea, “El recurso ordinario de apelación en el proceso civil”, t. 2, pág. 6).

Sentado lo expuesto y desde esta perspectiva, cabe precisar que la resolución que ahora intenta impugnar la demandada – atinente a la distribución de costas (conf. fs. 490)- es consecuencia de otra resolución anterior que se encuentra firme (confr. fs. 425, fs. 449/451 y aclaratoria fs. 454).

De la lectura de los actos procesales cumplidos en éste trámite se debe rescatar que en la decisión de fs. 408/411 el señor juez a quo hizo lugar a la demanda promovida por las coactoras Farmacia del Panorámico SCS y Farmacia La Nueva Colonial SCS, imponiendo

las costas a la demandada vencida. Esta decisión quedó firme respecto de Farmacia del Panorámico SCS (confr. fs. 425) y fue revocada por este Tribunal respecto de la coactora Farmacia la Nueva Colonial SCS, a quien le rechazó su demanda y le impuso las costas (confr. fs. 449/451 y aclaratoria fs. 454).

De esta manera, resulta claro que la resolución de fs. 490 no es sino consecuencia de aquellas otras -que ya se encuentran firmes-, aspecto que la torna inapelable, careciendo la alzada de facultades revisoras al efecto (cfr. esta Sala, causa 3730/05, Sala 3, causas 15.848/96 del 30/3/00, n° 8182 del 20/2/97 entre otras).

Se difiere el tratamiento de los recursos interpuestos contra los honorarios determinados a fs. 474 de esta causa y los presentados en la causa 3326/11 “Farmacia del Panorámico SCS y otro c/ Obra Social del Pers. de Sanidad Luis Pasteur s/ Beneficio de Litigar sin Gastos”; para el momento en que se encuentre firme el presente pronunciamiento.

Por ello, se RESUELVE: confirmar las resoluciones de fs. 474 y 490 en cuanto fueron materia de agravio.

Las costas se distribuyen por su orden en atención a la índole de la cuestión debatida (arts. 70, segundo parte, del Código Procesal – DJA-).

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

María Susana Najurieta

Ricardo V. Guarinoni

Francisco de las Carreras