Trabajo enviará cartas a 100.000 hogares para que regularicen el servicio doméstico

Spring Time Chores

Presume que en esos hogares con ingresos por encima de $35.000, existe un trabajador en negro. La comunicación tendrá carácter informativo, no fiscalizador.

El Ministerio de Trabajo enviará en las próximas semanas cartas a 100 mil hogares en el área metropolitana en los que, por el nivel socioeconómico, presume que tienen un empleado doméstico en negro, uno de los sectores que muestra mayor cantidad de trabajo no registrado.

Tras un cruzamiento de datos que realizó junto con AFIP, la cartera enviará este “alerta” a aquellos hogares pueden ser unipersonales que cuenten ingresos por encima de los $35 mil mensuales.

La campaña no tendrá carácter fiscalizador, sino informativo, indicaron fuentes del Ministerio. Avisará a los dueños de casa que, “dado algunos indicadores, existe la posibilidad de que emplea un trabajador de casas particulares y debe registrarlo”.

Con la nota, llegará un instructivo del modo de registrar al empleado. En tanto, explicaron que la persona que recibe la carta y registra a ese trabajador no será sancionada.

Trabajo cree que existen un millón de trabajadores de servicio doméstico, por lo que faltarían registrarse unos 600 mil. Hoy existen 470 mil CUIL registradas, un avance de 25 mil personas desde los 445 mil que aportaban en enero de 2016. En tanto, en 2010 se contabilizaban 300 mil personas en blanco.

Y busca replicar un cruce de datos similar que se hizo en Uruguay, con la que se logró aumentar la registración.

Se trata de uno de los rubros que tiene más trabajo en negro que en blanco. Según el Indec, al primer trimestre de este año existían 1611 puestos de trabajo de servicio doméstico, pero sólo 471 estaban registrados: 1140 estaban en negro, casi un 71%.

La campaña es parte del plan del Gobierno por ir en busca de los 4,5 millones de trabajadores no registrados para aumentar la recaudación de recursos de seguridad social y mejorar la sustentabilidad del sistema previsional.

Hacia el verano, Trabajo planea apretar el acelerador y multiplicar las inspecciones en empresas con una “fuerte campaña de fiscalización y formalización” laboral, señala El Cronista. Será después de que implemente la reforma laboral, con la que pretende blanquear a los trabajadores que hoy están en la informalidad, y que negocia con la CGT.

Para el servicio doméstico, las normas impiden al Estado inspeccionar los hogares particulares para buscar empleados en negro, sólo puede confiar en que el empleador los declare.

“A las casas particulares no se puede entrar a fiscalizar. No hay un establecimiento laboral, en el cual las normas laborales y tributarias prevén que se pueda entrar a fiscalizar porque es un domicilio de tipo comercial”, dijo Mónica Ramón, presidente de la comisión de Seguridad Social del Consejo Profesional de Ciencias Económicas.

En tanto, el sistema en la web de AFIP no permite regularizar hacia atrás a un trabajador del servicio doméstico en negro, según indicó Ramón. Los empleados que se pueden registrar son los que prestan tareas sin retiro y en el mismo domicilio donde residen (el sueldo para la categoría más baja asciende a $69 por hora y $8875,5 mensuales); los que prestan tareas con retiro para un empleador, y los que trabajan con retiro para diferentes empleadores (los salarios ascienden a $64,5 por hora y $7982 mensual).

Los pagos a la AFIP incluyen los aportes, contribuciones y ART: por los empleados que trabajan 16 horas o más semanales, suman $684; para los que trabajan de 12 a 16, se debe aportar $252, y los que están activos menos de 12 horas, $ 176.

 

Fuente: http://www.iprofesional.com/notas/254381-empleados-empleador-contribuciones-Trabajo-enviara-cartas-a-100000-hogares-para-que-regularicen-el-servicio-domestico