Una jueza de la Ciudad de Buenos Aires declaró nula la suba de los peajes

La Justicia porteña dio marcha atrás con el aumento en la tarifa de los peajes de la Ciudad de Buenos Aires que regía desde febrero último. La jueza en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires, Elena Liberatori, declaró la nulidad de los últimos incrementos al considerar que “no son justos ni razonables”. La magistrada dispuso que en el plazo de cinco días –durante los cuales seguirá vigente el aumento– la empresa concesionaria Autopistas Urbanas Sociedad Anónima (AUSA) entregue un nuevo cuadro tarifario. La decisión de Liberatori fue en respuesta a la acción de amparo promovida contra AUSA y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires por los legisladores de Nuevo Encuentro-FpV José Cruz Campagnoli y Andrea Conde. Fuentes del Gobierno de la Ciudad adelantan que apelarán el fallo. Los aumentos superan en algunos casos el 80 por ciento.

“Estamos conformes porque la jueza dio lugar al amparo que presentamos. El aumento de los peajes es claramente abusivo porque no tiene relación con la suba salarial que la propia Ciudad propone, por ejemplo, a los docentes, que fue del 19 por ciento. Tampoco se puede explicar a partir de la expectativa inflacionaria que maneja el Gobierno para este año, del 17 por ciento según la pauta que establece el Banco Central”, explicó a este diario José Cruz Campagnoli. “Una persona que vive en el Conurbano y trabaja en la Ciudad de Buenos Aires o viceversa gasta con las nuevas tarifas de peajes unos 2500 pesos por mes, un cuarto del salario mínimo. Esto no tiene racionalidad y de hecho el Gobierno porteño no pudo defenderlo cuando fue a la audiencia pública”, agregó el legislador.

En febrero, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, autorizó incrementos en el cuadro tarifario en los peajes de las autopistas 25 de Mayo, Illia y Perito Moreno que oscila entre el 36 y el 83 por ciento. Además, aplicó una tarifa diferenciada por el uso del sistema de telepeaje Aupass con un 15 por ciento de descuento; y amplió las horas pico de la mañana y la tarde. Con ese ajuste, en las autopistas 25 de Mayo y Perito Moreno los peajes pasaron a costar de 25 a 40 pesos en horario normal y hasta 55 pesos en horas pico; y en la Autopista Illia pasó de 10 a 17 pesos y a 25 pesos en hora pico. Cuando el aumento fue presentado en la audiencia pública, la empresa estatal AUSA justificó el incremento a partir de la suba de los costos. Sin embargo, las asociaciones de consumidores cuestionaron ese argumento al plantear que el principal costo de operación es el salarial, que registra una suba del 23 por ciento.

Ante la presentación del recurso de amparo, la jueza dictó una medida cautelar mediante la cual insta al Gobierno de la Ciudad a presentar una nueva propuesta tarifaria antes de los próximos cinco días hábiles. Durante ese plazo, seguirá vigente el cuadro tarifario actual. “El aumento es desproporcionado”, consideró Liberatori. “La empresa AUSA no aportó información sobre los costos específicos aperturados de los Gastos de Administración y Mantenimiento Ordinarios, pese a los numerosos requerimientos. Esto evidenció la falta de transparencia en el proceso de ajuste tarifario, al privar a los usuarios y a la comunidad de toda esa información pública y que debió haber sido de fácil acceso”, agregó la jueza. “El aumento no tiene que volver a foja cero. Lo que pedimos es que tenga una relación con los aumentos salariales y con la inflación esperada”, dijo Campagnoli. Fuentes del Gobierno porteño y de AUSA adelantaron que apelarán la medida de Liberatori.

Fuente: Página 12.