Por primera vez en la ciudad, llegó a mediación judicial un caso de acoso callejero

Por primera vez en la Ciudad, una joven logró llevar a un acosador callejero a una mediación judicial y hacer cumplir la ley, sancionada en diciembre pasado, para prevenir y sancionar el acoso sexual en espacios públicos. En la audiencia, se acordó que el hombre, un taxista cuya identidad no fue difundida, deberá realizar un curso de doce horas sobre convivencia, diversidad y derechos humanos. Aunque la mediación representó un paso importante, la aplicación de la ley mostró las falencias que aún complican su implementación: ni el policía que intervino al labrar el acta conocía la norma, ni la fiscalía tenía entre sus opciones un curso específico sobre violencia de género para el acosador callejero, como pretendía la joven acosada.

Lucía Cabrera, la joven de 25 años perseguida varias cuadras por el taxista, explicó a PáginaI12 que “el acoso que sufrimos las mujeres es una forma de violencia de las más invisibilizadas”. “Es necesario erradicar este tipo de violencia, que no sabemos hasta dónde puede llegar. Y no hay que perder de vista que hay un femicidio cada 24 horas por la violencia machista”, sostuvo la joven, que prefirió que su acosador realizara un curso contra la violencia de género antes que recibiera otro tipo de sanciones punitivas.

Ell 20 de marzo de este año, recordó Cabrera, ella “iba caminando por la avenida Federico Lacroze (en el barrio de Chacarita). Eran las tres menos diez de la tarde y el taxista me siguió durante dos cuadras diciéndome cosas”.

Como la persecución continuaba, la joven contó que, venciendo su miedo, se estaba por acercar al taxista para explicarle lo mal que la estaba pasando con su acoso “cuando vi a un policía y le dije lo que estaba sucediendo”.

Fuente: Página 12.