Revocación de la multa impuesta por infracción a las normas sobre seguridad e higiene en el trabajo

Partes: Expediente Administrativo N° 01603-0088481-3 y agregado Dictamen N° 314/15 s/ apelación Art. 52 – Ley 10468/89 – Resoluc. N° 46

Tribunal: Cámara de Apelación en lo Civil, Comercial y Laboral de Rafaela

Fecha: 28-dic-2016

Cita: MJ-JU-M-103139-AR | MJJ103139 | MJJ103139Sumario:
1.-Corresponde revocar la multa impuesta a la recurrente por infracción a la Ley 19.587 , ya que más allá de las diferencias técnicas existentes entre el órgano de fiscalización y la empresa controlada en relación a las mediciones de las cargas térmicas existentes en el establecimiento, lo cierto es que en el acta de intimación se hizo constar que el operario no se encuentra en forma permanente en el puesto, que circula y efectúa tareas de distinta índole en diversos sectores y que existe rotación entre los operadores de los hornos, lo cual no fue considerado en la resolución sancionatoria, ni se ha demostrado transgresión a lo referido sobre el tema en la ley citada y su Dec. Reg. 351/1979

Fallo:

En la ciudad de Rafaela, a los 28 días del mes de diciembre del año dos mil dieciséis, se reúnen en Acuerdo Ordinario los Señores Jueces de la Cámara de Apelación en lo Civil, Comercial y Laboral de la Quinta Circunscripción Judicial, Dres. Alejandro A. Román, Lorenzo J. M. Macagno y Beatriz A. Abele, para resolver el recurso de apelación interpuesto, contra la sentencia dictada por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la Provincia de Santa Fe, en los autos caratulados: “Expte. N° 86 -Año 2015- Expediente Administrativo N° 01603-0088481-3 y agregado Dictamen N° 314/15 s/ Apelación Art. 52 – Ley 10468/89 – Resoluc. N° 46”.

Dispuesto el orden de votación, en coincidencia con el estudio de la causa resulta: primero, Dr. Alejandro A. Román; segundo, Dr. Lorenzo J. M. Macagno; tercera, Dra. Beatriz A. Abele.

Acto seguido el Tribunal se plantea las siguientes cuestiones:

1era.: ¿Es justa la sentencia apelada?

2da.: ¿Qué pronunciamiento corresponde emitir?

A la primera cuestión, el Dr. Alejandro A. Román dijo:

1. Que, vienen estas actuaciones a raíz del recurso de apelación interpuesto por la empresa “ETMA – Establecimiento Técnico Metalúrgico Argentina S.A.C.I.F.e I.” a fs. 167/169 contra la Resolución N° 46 dictada por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (fs. 140/144).

En esa decisión, obrante en el Expte. N° 01603-0088481-3 (Dictamen 3031) se sancionó a la firma apelante y, en forma solidaria, a sus directores, gerentes, síndicos, miembros del consejo de vigilancia, administradores, mandatarios o representantes que hubiesen intervenido en el hecho sancionado, al pago de una multa de $13.050,00 por violación a lo dispuesto en: 1) Resol. 037/2010 (personal afectado: 10 trabajadores); 2) Arts. 208, 209 y 310 del Dec. 31/79 y Art. 9°, inc. k), Ley 19.587 (personal afectado: 10 trabajadores); y 3) Anexo II Resol. M.T.y S.S. 295/03, Art. 10 Dec. 1338/96 y Art. 8°, inc. d), Ley 19.587 (personal afectado:9 trabajadores); con un personal ocupado de 10 trabajadores en producción al momento de las inspecciones llevadas a cabo el 13/12/2012 (fs. 3 y sgtes.) y 23/05/2013 (fs. 47 y sgtes.).

2. Que, contra la resolución de la Dirección Regional Santa Fe del Ministerio de Trabajo y de la Seguridad Social de la Provincia, la representante legal de la empresa interpone recurso de apelación (fs. 149/151), solicitando se revoque la misma y se deje sin efecto la multa aplicada, disponiendo la restitución de lo depositado por ese concepto.

Los fundamentos de su presentación se sustentan en que considera prescripta a la infracción al haber transcurrido holgadamente el plazo de dos años que exige el Art. 54 de la Ley 10.468, contabilizado desde el Acta de Intimación datada el 13/12/2012 y hasta el dictado de la resolución el 02/02/2015, a lo que agrega que no se ha comprobado una nueva infracción que interrumpa el curso de la prescripción.

Asimismo, discrepa respecto de las mediciones referidas a la carga térmica dado que se le achaca haber efectuado -en su descargo- las mediciones en época invernal mientras que los del órgano administrador fueron recolectados en la estación estival. Agrega que, al momento de determinar la carga térmica no se consideró la permanente rotación de los puestos de trabajo que sí fue expresada en el Acta de Intimación por el inspector.

Continúa, alegando que los límites permitidos por la Ley 19.587 y su Decreto Reglamentario N° 351/1979 (art. 60) para el tipo de trabajo moderado, con un régimen de 25% de trabajo y 75% de descanso y con una exposición a la carga térmica que no supera los veinte minutos en toda la jornada laboral, resulta permisible entonces una carga de hasta 31,1° TGBH contra la medida de 27° TGBH, tomada por el órgano administrador en el horno de temple marca Liendberg N° 111; y que, teniendo en cuenta la adición del factor ropa (v. fs.4), resulta ser un valor inferior al permitido al momento de la inspección en el establecimiento.

Es aquella medición la que ataca el apelante al considerar que, la carga térmica nunca se ha dado y que no existe el factor riesgo atribuido, la infracción no se ha producido y en consecuencia, nos sería factible mantener la pena aplicada a la empresa.

También se queja del monto aplicado en concepto de multa al decir que, la autoridad administrativa no ha contemplado las pautas que gradúan la sanción y que, en tal sentido, resulta abusivo y desproporcionado el importe e infundada la calificación de la infracción como falta grave.

3. Que, radicada la causa ante este Tribunal de Alzada (fs. 175), se sustancia el planteo (fs. 175) pero la respuesta que presenta el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social resulta extemporánea (vide fs. 188 y 179, respectivamente).

Por lo tanto, quedan estas actuaciones en condiciones de ser resueltas.

4. Que, analizado su planteo relativo a la prescripción debo indicar que dicha excepción no puede prosperar, ya que la norma citada (Art. 52, Ley 10.468) dispone que los plazos correrán -en lo que refiere a la infracción comprobada- desde la medianoche del día en que se compruebe la falta; y -en lo relativo a la resolución dictada- desde la medianoche del día en que se notifique la decisión que imponga la sanción.

Ninguno de los dos supuestos contemplados en la norma se configuran en el caso, ya que el acta de infracción registra la fecha 13/12/2012 y la apertura del sumario la fecha 06/05/2014, lapso de tiempo inferior al plazo de dos años referido en la disposición legal.La segunda situación tampoco se configura pues aquí no se está ante la ejecución de una resolución dictada excediendo dicho plazo.

Así, entonces, propongo que este reproche no sea aceptado.

En lo tocante al agravio relativo a las mediciones de las cargas térmicas existentes en el puesto de trabajo, advierto que más allá de las diferencias técnicas existentes entre el órgano de fiscalización y la empresa controlada lo cierto es que en el acta de intimación obrante a fs. 3/4, se señala que “es importante mencionar que el operario no se encuentra en forma permanente en los puestos de trabajo antes mencionados sobre los cuales se han efectuado las mediciones, circula y efectúa tareas de distinta índole en diversos sectores de la planta, asimismo existe rotación entre los operadores de los hornos”. A ello agrego que no surge de autos que se hubiese considerado esa rotación permanente en los puestos de trabajo; ni se ha demostrado transgresión a lo referido sobre el tema en la Ley 19.587 y su Decreto Reglamentario 351/1979 donde se dispone, entre otras cuestiones, que para el tipo de trabajo moderado, con un régimen de 25% de trabajo y 75% de descanso y con una exposición a la carga térmica que no supere los veinte minutos en toda la jornada laboral, resulta permisible una carga de hasta 31,1° TGBH (art. 60, Dec. Reglamentario).

En razón de ello, y de que los valores detectados no superan la graduación fijada en esas disposiciones, entiendo, que cabe dejar sin efecto la resolución administrativa impugnada.

5. Que, por lo tanto, conforme a lo que he manifestado, para concluir y ante la pregunta formulada al comienzo y que motiva el desarrollo de mi voto, mi respuesta es negativa.

Así voto.

A esta primera cuestión, los Dres. Lorenzo J. M. Macagno y Beatriz A. Abele dijeron que hacia suyos los conceptos y conclusiones a que arribara el Juez de Cámara preopinante y por lo tanto, votaron en el mismo sentido.

A la segunda cuestión, el Dr.Alejandro A. Román dijo:

Como consecuencia del estudio realizado, propongo a mis colegas dictar la siguiente resolución: Admitir el recurso de apelación interpuesto por la empresa “ETMA

– Establecimiento Técnico Metalúrgico Argentina S.A.C.I.F. e I.” a fs. 167/169 contra la Resolución N° 46 dictada por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (fs. 140/144) y dejar sin efecto la referida decisión administrativa. Con costas. Los honorarios de la Alzada serán el cincuenta por ciento (50 %) de los que se regulen en Primera Instancia.

A la misma cuestión, los Dres. Lorenzo J. M. Macagno y Beatriz A. Abele dijeron que la resolución que corresponde adoptar era la propuesta por el Juez de Cámara Dr. Alejandro A. Román, y en ese sentido emitieron sus votos.

Por las consideraciones del Acuerdo que antecede la CAMARA DE

APELACION CIVIL, COMERCIAL Y LABORAL, RESUELVE: Admitir el recurso de apelación interpuesto por la empresa “ETMA – Establecimiento Técnico Metalúrgico Argentina S.A.C.I.F. e I.” a fs. 167/169 contra la Resolución N° 46 dictada por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (fs. 140/144) y dejar sin efecto la referida decisión administrativa. Con costas. Los honorarios de la Alzada serán el cincuenta por ciento (50 %) de los que se regulen en Primera Instancia.

Insértese el original, agréguese el duplicado, hágase saber y bajen. Concluido el Acuerdo, firmaron los Jueces de Cámara por ante mí, doy fe.

Alejandro A. Román

Juez de Cámara

Lorenzo J. M. Macagno

Juez de Cámara

Beatriz A. Abele

Juez de Cámara

Héctor R. Albrecht

Secretario