Uno de los recesos más extensos en el ranking internacional

Por receso judicial se entiende el período en el cual se suspende la actividad en los tribunales no sólo para el descanso del personal, sino también para el de los profesionales que actúan ante sus estrados. Puertas adentro se sigue trabajando, sea manteniendo guardias para la atención de asuntos que no admitan demora o actualizando expedientes.

“En el sistema español son inhábiles el mes de agosto, que es el previsto para las vacaciones anuales, los sábados, domingos, el 24 y el 31 de diciembre y los festivos nacionales y locales. En todas esas fechas hay juzgados de guardia para asuntos urgentes”, informó a LA NACION María Lilia de Díaz Cordero, presidenta de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional (Amfjn).

En el caso de Estados Unidos, los tribunales sólo cierran sus puertas durante los feriados nacionales. Es decir, no hay vacaciones estipuladas en determinados períodos para el Poder Judicial. Los magistrados deben programar sus descansos en forma escalonada.

A nivel regional, Uruguay tiene un régimen igual al de la Argentina, y Paraguay sólo suspende la actividad durante el mes de enero. En Chile se tomó la decisión de suprimir la feria judicial en el año 2014. Ahora los jueces tienen la posibilidad de programar su descanso en cualquier mes del año. En el caso de Colombia, el receso tiene una extensión de casi veinte días, del 20 de diciembre al 10 de enero.

“En Brasil, los jueces tenemos dos meses de vacaciones al año, uno por cada semestre, y tenemos también una semana de receso del 20 al 30 de diciembre. En Pernambuco tenemos otro receso del 20 a 30 de junio en las festividades de San Juan. Entonces, son 80 días de feria en el año”, informó el juez Rafael de Menezes, vicepresidente de la União Internacional dos Magistrados, en una comunicación a la Amfjn. “Pero en cualquier día del año hay siempre un juez disponible para causas urgentes en cada ciudad. La justicia jamás está cerrada”, aclaró.

“En Italia el receso judicial empieza la última semana de julio y termina la primera semana de septiembre. Son unas seis semanas. Los magistrados están obligados a tomar las vacaciones en ese período, salvo los que se quedan de guardia”, dijo Díaz Cordero a LA NACION.

La feria en los tribunales de Portugal consiste en la semana de Pascua, 45 días en el verano y una semana entre Navidad y Año Nuevo. Eso sí, los jueces sólo tienen 23 días hábiles de vacaciones, que obligatoriamente tienen que disfrutar en el período de receso, y siempre hay servicio de turnos para que los tribunales sigan atendiendo los asuntos judiciales urgentes.

fuente: lanacion.com