Los cambios en el Régimen Simplificado para pequeños contribuyentes

monotributoAutor: Ceteri, Jose L. – Ver más Artículos del autor

Fecha: 19-01-2017

Cita: MJ-DOC-10608-AR | MJD10608

Sumario:

I. Introducción. II. Las nuevas categorías según los parámetros. III. Las nuevas cuotas mensuales.Doctrina:

I. INTRODUCCIÓN

Con la Ley 27.346 , se incrementaron los parámetros de ingresos del Régimen Simplificado en un 75%. De esta manera, el límite anual de facturación para los servicios será de $ 700.000, y para la venta de bienes será de $ 1.050.000. Los que fueron excluidos durante el último año podrán regresar al régimen; la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) deberá determinar los trámites que tendrán que hacer.

También, aumenta un 75% el tope de los alquileres anuales que funcionaban como topes. Sin embargo, no se modifica el precio unitario de venta de bienes, que permite mantenerse en el Régimen Simplificado, que seguirá en $ 2.500, motivo por el que muchos pequeños contribuyentes, a pesar de la reforma, quedarán afuera del Monotributo. Asimismo aumentan las mensualidades del impuesto, pasando la mínima a $ 787 (hoy de $ 615) y la máxima a $ 5.922,03 (actual: $ 3.276).

El aporte previsional mensual de $ 300 pasa a ser de $ 778,03 dependiendo de la categoría (en lugar de $ 157). En este punto, ya no habrá un único valor para cada categoría de encuadre, como había hasta ahora. Luego que salió la ley del Congreso, la AFIP modificó el criterio e incrementó los valores para cada una de las categorías, de la siguiente forma: Categoría A: $ 300 – Categoría B: $ 330 – Categoría C: $ 363 – Categoría D: $ 399,30 – Categoría E: $ 439,23 – Categoría F: $ 483,15 – Categoría G: $ 531,46 – Categoría H: $ 584,60 – Categoría I: $ 643 – Categoría J: $ 707,30 – Categoría K: 778,03. Los jubilados que estén inscriptos como monotributistas tendrán que pagar $ 300 de componente previsional de la cuota, independientemente de la categoría en que se encuentren inscriptos.

El aporte correspondiente a la obra social, para el titular y para los adherentes que se incorporan, por ahora, sigue en $ 419 para cada uno de ellos.Se crea -a pesar de que ya antes existía y no se aplicaba- un régimen de actualización automático de los parámetros y de las mensualidades (impositivas y previsionales), que se realizará todos los años en el mes de septiembre teniendo en cuenta el índice de movilidad de las prestaciones previsionales, que se utiliza para el ajuste de los haberes jubilatorios. Igualmente, en la actualidad, el art. 52 de la Ley 26.565 (Régimen Simplificado) faculta a la Administración Federal de Ingresos Públicos a realizar modificaciones de los parámetros de ingresos y alquileres y de las mensualidades emitiendo -simplemente- una resolución general; circunstancia que únicamente se produjo en el año 2013 cuando -en esa oportunidad- se elevaron los parámetros un 100%.

II. LAS NUEVAS CATEGORÍAS SEGÚN LOS PARÁMETROS

doctrina-1

doctrina-2

III. LAS NUEVAS CUOTAS MENSUALES

doctrina-3

La Ley 27.346, que efectuó las modificaciones en el Impuesto a las Ganancias, también modificó el Anexo de la Ley 24.977 del Monotributo. Posteriormente, la AFIP emitió la Res. Gral. 3982 reglamentando las modificaciones. Era un tema muy esperado, ya que la última modificación de los parámetros se había realizado en 2013, cuando los valores se incrementaron desde 2010 solo un 100%, mientras que por la inflación los precios de la economía que debían facturarse por venta de bienes y por servicios aumentaron en mayor medida. Otro tema importante que se esperaba era la reglamentación por parte de la AFIP sobre las modificaciones que se realizaron en el Régimen Simplificado que permiten a los pequeños contribuyentes que habían sido excluidos del Régimen poder regresar a esta modalidad de pago simplificado. El agregado que se hizo en la ley que modifica el Impuesto a las Ganancias, referido al Régimen Simplificado, no era necesario porque la AFIP ya tenía facultades para hacer los cambios emitiendo una simple “resolución general”, tema que está previsto en el art.52 de la Ley 26.565. En cambio, lo que sí era necesario modificar por ley, porque la AFIP no tenía facultades para hacerlo, era elevar el precio unitario de los bienes que venden los comercios adheridos al Régimen Simplificado. Sin embargo, esto no se hizo, y se siguió manteniendo el valor de $ 2.500. Por ese motivo, a pesar de los cambios, muchos contribuyentes igualmente quedarán excluidos del Régimen Simplificado.

La AFIP realizará la categorización de oficio de los contribuyentes que se encuentran inscriptos en el Régimen Simplificado al 31 de diciembre del 2016. Cada pequeño contribuyente pasará a estar inscripto en la categoría inferior; por ejemplo los que actualmente están en la “B” pasarán a estar -directamente y sin hacer ningún trámite- en la “A” y, así, lo mismo ocurrirá con las demás categorías. Las nuevas categorías en las que fueron incorporados por la AFIP tendrán los niveles de ingresos que fueron aprobados por la Ley 27.346. De esta forma, los que ahora pasan a estar en la “A”, podrán facturar anualmente de ingresos brutos $ 84.000, para seguir en ese mismo escalón.

Las sociedades que, en la actualidad, están adheridas al Monotributo no serán categorizadas de oficio por la AFIP ni tampoco sus integrantes (excepto las inscriptas como I y L). Los integrantes de estas sociedades, a los efectos de verificar la categoría que les corresponde, tendrán que dividir el importe de los parámetros anuales de ingresos por la cantidad de integrantes que tiene la empresa.

Los nuevos contribuyentes que se inscriban a partir de ahora en el Régimen Simplificado tendrán que considerar los nuevos valores que fueron recientemente aprobados por la ley.

Ya a partir de ahora (enero de 2017), tendrán que abonarse las nuevas mensualidades. Para eso se podrá usar la credencial de pago anterior.A partir del 10 de enero, se podrá consultar, desde la página web de la AFIP (opción constancia de inscripción), la categoría que a cada contribuyente lo incluyó de oficio la AFIP. Si es necesario realizar alguna modificación, porque no corresponde con los niveles de ingresos y alquileres devengados, por todo el año 2016, y por los demás parámetros de encuadre (metros, consumo de energía, etc.), habrá que hacer hasta el día 31 de enero el trámite de la recategorización. Luego de realizada la modificación de la categoría, habrá tiempo hasta fin de mes para abonar la nueva cuota que surge del trámite realizado. Si las entidades bancarias no tienen habilitados en las cajas los nuevos valores de las mensualidades, se podrá abonar el importe anterior que tengan registrado y luego se podrán pagar las diferencias, por los meses de enero y febrero, sin intereses, hasta el día 31 de mayo de este año.

Los pequeños contribuyentes que fueron excluidos de pleno derecho del Régimen Simplificado, durante los doce meses anteriores, por las causales que prevé la ley, podrán excepcionalmente regresar al Monotributo. La opción de reinscripción estará hasta el día 31 de mayo de 2017. Mientras tanto, hasta la fecha de reincorporación tendrán que cumplirse con todas las obligaciones impositivas determinadas en el Régimen General, en cuanto al pago del IVA, de la cuota de autónomos y del Impuesto a las Ganancias.

El Régimen de información cuatrimestral, informando las operaciones realizadas, ahora deberá cumplirse a partir de la categoría de inscripción “E” (antes “F”) y -como siempre- por todos los que sean empleadores, independientemente la categoría de encuadre.La obligación por el tercer cuatrimestre del año 2016 vencerá en la última semana del mes de enero de 2017, del 24 al 30, dependiendo de la terminación de la CUIT (Clave Única de Identificación Tributaria). En cuanto a la obligación de hacer el pago únicamente de manera electrónica, será a partir de la categoría “E”, los que ya estaban obligados y bajen de categoría tendrán que continuar con esta modalidad de pago. Continúa vigente el reintegro de un mes del componente impositivo para todos los que realizan el pago de la mensualidad con débito automático.

En cuanto a la factura electrónica, seguirá siendo obligatoria para los que están inscriptos a partir de la categoría “H”. Independientemente, los que, al 31 de diciembre de 2016, ya estaban incluidos en esa modalidad de facturación tendrán que continuar, incluso si bajasen de categoría de inscripción. Desde el 10 de enero, se encuentra habilitada la opción del “Sistema Registral” que funciona desde la página web de la AFIP, para realizar los trámites de adhesión, recategorización y para obtener el formulario 960 N/M “Data Fiscal” para exhibir en los locales como constancia de inscripción.

.

(*)Contador Público Nacional, UBA. Periodista Económico, UBA. Docente universitario, UBA y UNLP. Autor de obras relacionadas con temas tributarios.