fbpx

No induce a confusión rotular un producto comparando sus atributos con otro de menos calorías

caloriasPartes: Bagley Argentina S.A. c/ DNCI s/ lealtad comercial – Ley 22.802 – art. 22

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal

Sala/Juzgado: V

Fecha: 11-oct-2016

Cita: MJ-JU-M-101538-AR | MJJ101538 | MJJ101538Sumario:

1.-Corresponde dejar sin efecto una multa aplicada a una empresa que comercializa productos alimenticios, toda vez no induce ningún tipo de confusión al consumidor al rotular un producto comparando sus atributos con otro – menos calorías – y en la parte posterior del mismo consignar debidamente el atributo objeto de la comparación – menos calorías y grasas totales que la barra de cereal original.

Fallo:

Buenos Aires, 11 de octubre de 2016.

VISTO Y CONSIDERANDO:

I.- Que mediante la Disposición D.N.C.I Nº 571/2015, el Director Nacional de Comercio Interior impuso a la razón social BAGLEY ARGENTINA S.A una multa de $ 150.000 (pesos ciento cincuenta mil), por infracción al artículo 5º de la Ley Nº 22.802 (v. fs. 45/54).

En dicha decisión, el organismo interviniente indicó que «.en las presentes se reprochó a la firma BAGLEY ARGENTINA S.A infringir el Artículo 5º de la Ley Nº 22.802 de Lealtad Comercial en virtud de haberse detectado que el producto descripto como ‘barra de cereal mix Light’ de sabor manzana, que comercializa la firma, no consigna en su rótulo la diferencia en el atributo objeto de la comparación, en tanto que en el mismo se lee, al frente del envase ‘barra de cereal con manzana reducida 33 % en calorías y 79 % en grasas totales'». Aclaró que no era cierto que los funcionarios en el acta de inspección efectuaran la imputación con base en lo establecido en el Código Alimentario Argentino, ya que no se había reprochado cómo se consignaba el atributo «Light» sino con qué otro lo estaba comparando para afirmar que era un 33 % menor en calorías y 79 % en grasas totales.

En tal contexto fáctico, consideró que la conducta de la sumariada inducía a error, engaño o confusión respecto a las propiedades y características del producto, conducta prohibida expresamente por el artículo 5º de la Ley Nº 22.802. Por lo tanto, concluyó que se tenía por probado el incumplimiento detectado y se encontraba acredita la infracción a la normativa imputada, haciéndose la firma BAGLEY ARGENTINA S.A pasible de la sanción de multa prevista en el artículo 18 de la Ley Nº 22.802.

Por último, graduó el monto de la multa.Al respecto, consideró la actividad desarrollada por la infractora, el grado de responsabilidad de la firma en la infracción imputada, el interés protegido, el carácter ejemplificador o intimidatorio de las multas del derecho penal económico y el informe de antecedentes agregado en autos.

II.- Que a fojas 58/63 la sancionada interpuso recurso de apelación contra la mentada disposición.

En su memorial, se agravió acerca de la modificación de la plataforma fáctica objeto de imputación ya que el órgano administrativo había aplicado una sanción distinta a la reprochada en el Acta Nº 001434. En particular, alegó que «.la Dirección interpretó que el Inspector no había cuestionado la forma en que fue consignado el atributo ‘light’ sino la ausencia de referencia del alimento objeto de comparación (.), cambió la redacción del Acta y pasó por alto todo lo expresado respecto del tipo de letra y del porcentaje de color contrario al fondo del rótulo, que el inspector consideró que estaba consignado en infracción al art. 235 5º del Código Alimentario y el art. 5 de la ley 22.802» (fs.59). Citó jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en apoyo de su postura.

Por otro lado, sostuvo que el rótulo del producto no infringía el artículo 235 quinto del Código Alimentario Argentino y por ende, tampoco violaba las disposiciones del artículo 5º de la Ley Nº 22.802.

Afirmó que este extremo y la circunstancia señalada en el párrafo precedente eran suficientes para dejar sin efecto la sanción y archivar las actuaciones.

No obstante ello, afirmó que en el reverso del envase cuestionado se indicaba con qué producto se comparaba la barra de cereal «light», esto es, que tenía un 33 % menos calorías y 79 % menos grasas totales que la barra «Cereal Mix Original». Alegó que «.el CAA, a diferencia de los atributos de comparación (porcentaje en grasas y calorías) no exige que el producto objeto de comparación deba ponerse junto con la información nutricional complementaria, menos aún en el frente del envase, tampoco que deba tener ciertos caracteres o tipología o tamaño. Solo establece que la identidad de los alimentos que se comparan debe ser definida. Los alimentos deben ser descriptos de manera tal que puedan ser claramente identificados por el consumidor (art. 235, 5º 3.10.2.2)» (fs.61).

Por último, para el hipotético caso de que se considerara que la conducta infraccional se había configurado, solicitó que se morigerara el monto de la multa ya que no ostentaba una gravedad que pudiera dar lugar a la magnitud de la sanción aplicada.

En consecuencia, peticionó que se hiciera lugar a la apelación interpuesta y se revocara la disposición recurrida, con costas.

III.- Que a fojas 89/97 el Estado Nacional (Ministerio de Economía y Finanzas Públicas) contestó el recurso de su contraria.

En su presentación, luego de reseñar los hechos del caso, sostuvo que la materialidad de la infracción se encontraba acreditada ya que «.del acta de inicio se advierte que el producto Cereal Mix Light Manzana por VEINTITRES GRAMOS no consigna en su envase de forma visible y junto a la información nutricional complementaria ‘Light’ la diferencia en el atributo objeto de la comparación (porcentaje en grasas) del alimento de referencia». Asimismo, alegó que «.la sumariada consigna en el envase del producto cuestionado descripciones que indudablemente, tienen la suficiente entidad para inducir a error, engaño o confusión, respecto de la naturaleza, calidad, pureza y mezcla del mismo; ello es así por cuanto el producto que comercializa la firma NO CONSIGNA EN EL ROTULO LA DIFERENCIA EN EL ATRIBUTO OBJETO DE LA COMPARACION, en tanto que en el mismo se lee, al frente del envase ‘barra de cereal con manzana reducida 33 % en calorías y 79 % en grasas totales'» (fs. 82/82 vta.).

En lo relativo a la graduación de la multa, conforme las circunstancias comprobadas en las actuaciones administrativas, afirmó que el monto de la sanción se ajustaba a derecho, de modo que no se advertía la supuesta irrazonabilidad que manifestara la recurrente. Citó jurisprudencia en defensa de sus argumentos.

Por consiguiente, solicitó que se confirma la Disposición D.N.C.I Nº 571/15, con expresa imposición de costas.

IV.- Que en este estado de la causa, habiendo dictaminado el Sr. Fiscal General en sentido favorable a la admisibilidad del recurso (v. fs.109), corresponde examinar los agravios vertidos por la parte actora. Cabe destacar que los jueces no están obligados a tratar todos y cada uno de los argumentos de las partes, sino sólo aquellos que estimen pertinentes para la correcta resolución del tema (Fallos: 300:522; 310:1835; 317:1500; 318:2678; entre muchos otros).

IV.1- En primer lugar, cabe poner de resalto que -de acuerdo con el acta de inspección Nº 001434 de fojas 1/2- el día 22 de abril de 2015 un agente de la Secretaria de Comercio realizó «.una verificación en el depósito de la firma constatándose que el producto cereal mix light manzana 23 gs. cuya denominación es barra de cereales no consiga en su envase de forma visible y junto a la información nutricional complementaria, ‘Light’, la diferencia en su atributo objeto de la comparación (porcentaje en grasas) del alimento de referencia con los mismos caracteres en cuanto al tipo de letra de la información nutricional, de, por lo menos, el 80 % del color contrario al fondo del rótulo y que garantice la visibilidad y legibilidad de la información».

Consideró que «[l]o expuesto se encontraría en oposición a lo normado por el artículo 235 quinto del Código Alimentario Argentino e induciría a error, engaño o confusión respecto a las propiedades y características del producto, conducta prohibida expresamente en el artículo 5º de la ley 22.802 de lealtad comercial».

IV.2.- Conviene recordar que la Ley Nº 22.802 «.regula materias cuya protección interesa al Estado Nacional en beneficio de todos los habitantes, esto es, la defensa de la buena fe en el ejercicio del comercio y la protección de los consumidores para que puedan acceder a una información fidedigna sobre los elementos que han de adquirir. Esta garantía está prevista expresamente en el art.42 de la Constitución Nacional y la ley -que regula la referida garantía- constituye uno de los métodos idóneos para el cumplimiento de los deberes constitucionales impuestos al Estado para una mejor protección de sus ciudadanos» (conf. Fallos 324:1276, dictamen del Sr. Procurador Fiscal al que se remitió la Corte Suprema).

En sentido concordante, esta Sala ha expresado que dicha ley y su reglamentación tienen como objetivo evitar que los consumidores, mediante indicaciones poco claras y engañosas, sean inducidos a error o falsedad en la adquisición de productos, mercaderías, o en la contratación de servicios protegiéndose, de este modo, el derecho de aquéllos a una información adecuada, completa y veraz, con relación al consumo (in rebus «Chacras Urbanas La Magdalena SA c/ DNCI- Disp. 441/10», del 22/12/2010 y «Ferrero Argentina SA c/DNCI- Disp. 206/09», del 25/11/2010).

Específicamente, el Código Alimentario Argentino en el artículo 235 quinto dispone que «[e]n los rótulos o anuncios de los alimentos y en todo mensaje (incluyendo marcas comerciales), que bajo cualquier forma de transmisión (oral o escrita, radial, televisiva, entre otras) sugiera o implique propiedades relacionadas con el contenido de nutrientes y/o valor energético, y/o proceso de elaboración, se permitirá la información nutricional complementaria (Declaración de propiedades nutricionales «CLAIMS») relacionada al contenido de nutrientes y/o valor energético de acuerdo a las condiciones establecidas en el presente artículo. Estas condiciones se aplicarán sin perjuicio de lo establecido en las normas generales para la rotulación de alimentos y en las disposiciones especiales que figuran en el Capítulo XVII de este Código». Asimismo, prescribe: «3.10. La utilización de la Información Nutricional Complementaria Comparativa debe obedecer a las siguientes premisas: 3.10.1. Los alimentos a ser comparados deben ser diferentes versiones de un mismo alimento o alimento similar. Los alimentos a ser comparados deben ser claramente identificados. 3.10.2.La diferencia en el atr ibuto objeto de la comparación (valor energético y/o contenido de nutrientes), debe estar expresada cuantitativamente en el rótulo. Esta información podrá estar contenida en la Información Nutricional Complementaria o en un lugar próximo a ella o en la denominación de venta. 3.10.2.1. Esta diferencia puede ser expresada en porcentajes, fracción o cantidad absoluta. 3.10.2.2.

La identidad del/de los alimento/s que se comparan debe ser definida. Los alimentos deben ser descriptos de manera tal que puedan ser claramente identificados por el consumidor. La comparación se establecerá tomando como referencia: un producto similar del mismo o de una base de ellos».

Por otra parte, la Ley Nº 22.802 establece que «[q]ueda prohibido consignar en la presentación, folletos, envases, etiquetas y envoltorios, palabras, frases, descripciones, marcas o cualquier otro signo que pueda inducir a error, engaño o confusión, respecto de la naturaleza, origen, calidad, pureza, mezcla o cantidad de los frutos o productos, de sus propiedades, características, usos, condiciones de comercialización o técnicas de producción» (art. 5º).

IV.3.- Sentado ello, es menester analizar en primer término el agravio relativo a la modificación de la plataforma fáctica objeto de imputación.

El reproche formulado por la autoridad de aplicación radicó, tanto en el acta de inspección de fojas 1/2 como en el acto administrativo sancionador, en la falta de indicación del atributo objeto de la comparación, esto es, con qué otro objeto se ponderaba a la barra de cereales «Light» para concluir que era un 33 % menor en calorías y un 79 % menor en grasas totales. Esta exigencia aparece definida en el artículo 235 quinto del Código Alimentario Argentino.Por su parte, su incumplimiento puede derivar en violaciones a la Ley Nº 22.802 que protege, entre otros derechos, el acceso a la información adecuada por parte de los consumidores.

Así las cosas, no se advierte una diferencia entre la imputación realizada en el acta de fojas 1/2 y el reproche formulado en la disposición recurrida ya que en ambas oportunidades se endilgó la falta de indicación del atributo objeto de la comparación. Por lo tanto, este agravio resulta inatendible.

IV.4.- Despejada dicha cuestión, corresponde analizar la materialidad de la infracción imputada.

Al respecto, cabe señalar que en la muestra del producto que se encuentra en el sobre de fojas 8, esto es, la barra de cereales de marca «Cereal Mix», light, sabor manzana, se indicó en la parte frontal superior que se encontraba reducida 33 % en calorías y 79 % en grasas totales. A su vez, en la parte posterior del producto se consignó que «LA BARRA CEREAL MIX MANZANA LIGHT TIENE 33 % MENOS CALORÍAS Y 79 % MENOS GRASAS TOTALES QUE LA BARRA CEREAL MIX ORIGINAL».

En tales condiciones, se advierte que el producto en análisis indica debidamente el atributo objeto de la comparación en cuanto que en la parte posterior consigna que posee menos calorías y grasas totales que la barra «Cereal Mix Original».

Por lo tanto, la conducta de la sumariada no induce a error, engaño o confusión respecto a las propiedades y características del producto, en los términos del artículo 5º de la Ley Nº 22.802, resultando de este modo atípica. Máxime considerando que la diferencia en el atributo objeto de la comparación podrá estar contenida en el rótulo, en la información nutricional complementaria o en un lugar próximo a ella o en la denominación de venta (conf. art.235 quinto, punto 3.10.2 del CAA), exigencia que fue cumplida por la recurrente.

En consecuencia, corresponde dejar sin efecto la multa aplicada.

V.- Que por los fundamentos vertidos, corresponde hacer lugar al recurso de apelación interpuesto por la recurrente BAGLEY ARGENTINA S.A y revocar la Disposición Nº 571/2015 de la Dirección Nacional de Comercio Interior. Las costas se imponen a la demandada vencida, por aplicación del principio objetivo de la derrota (art. 68 del CPCCN).

Teniendo en cuenta el monto del proceso, el resultado obtenido y la extensión, calidad y eficacia del trabajo profesional cumplido por el letrado de la actora, corresponde fijar los honorarios profesionales de la Dra. María Silvina Salduna en la suma de ($.), de acuerdo a lo establecido en los artículos 6, 7, 9, 37 y 38 de la Ley N° 21.839, modificada por la Ley N° 24.432.

Se aclara que dicho importe no incluye suma alguna en concepto de impuesto al valor agregado, el cual deberá adicionarse en caso de que la profesional acredite su condición de responsable inscripta.

En virtud del resultado que informa el Acuerdo que antecede, SE RESUELVE: 1) Hacer lugar al recurso de apelación interpuesto por la recurrente BAGLEY ARGENTINA S.A y revocar la Disposición Nº 571/2015 de la Dirección Nacional de Comercio Interior; 2) Imponer las costas a la demandada vencida (art. 68 del CPCCN); 3) Fijar los honorarios profesionales de la Dra. María Silvina Salduna en la suma de ($.), en los términos de los artículos 6, 7, 9, 37 y 38 de la Ley N° 21.839, modificada por la Ley N° 24.432.

Se deja constancia de que no suscribe la presente el Dr. Jorge F. Alemany por encontrarse en uso de licencia (conf. art. 109 del RJN).

Regístrese, notifíquese a las partes y al Sr.

Fiscal General en su despacho, y oportunamente, devuélvanse.

Guillermo F. TREACY

Pablo GALLEGOS FEDRIANI

A %d blogueros les gusta esto: