fbpx

El Gobierno va ahora por la ley del mercado de capitales: eliminará los veedores en las empresas privadas.

jurisprudenciaLa Comisión Nacional de Valores (CNV) y la Secretaría de Finanzas están trabajando en un proyecto para reformar la ley de mercado de capitales que había sido sancionada durante el kirchnerismo.

La iniciativa apunta a revisar algunos artículos polémicos, como el que permitía al Estado intervenir en las empresas nombrando a un veedor en el directorio, y además incorpora figuras como la del asesor financiero global de inversiones, con la intención de transparentar, en pleno blanqueo, la actividad de los agente de banca privada.

Uno de los grandes cambios que prevé el proyecto es la eliminación del artículo 20 de la ley 26.831, sancionada en 2012, que facultaba a la CNV para intervenir en las empresas.

El artículo, que en su momento generó gran revuelo en el mercado, había sido interpretado por muchos analistas como una embestida más en contra del Grupo Clarín. El texto plantea la posibilidad de que la CNV designe veedores en empresas cotizantes en Bolsa en las que «resulten vulnerados los intereses de los accionistas minoritarios», y además permite la intervención por hasta 180 días en los órganos de decisión de las firmas, indicó el diario La Nación.

Otro de los cambios que figuran en el borrador es que los litigios relacionados con el mercado de capitales vuelvan al fuero comercial, en lugar del contencioso administrativo.

El nuevo proyecto, que el Ejecutivo espera poder enviar al Congreso el próximo mes, tendría cuatro grandes apartados. Aborda en uno de ellos la situación de los fondos comunes de inversión cerrados, que casi no existen porque tienen un problema de doble imposición, agregó el matutino.

Los fondos cerrados son uno de los vehículos que contempla la ley de blanqueo, que acaba de entrar en vigencia, para poder exteriorizar capitales invirtiendo en la economía real y sin necesidad de pagar el impuesto especial de hasta el 15%.

El blanqueo de la banca privada
También el proyecto hace una nueva definición de los agentes del mercado, y deja en cabeza de la CNV la facultad de delinearlos en detalle.

La mayoría de las oficinas de banca privada de los grandes bancos y brokers internacionales se fueron del país en la última década. Muchas cruzaron a Montevideo, otras a Chile y algunas a Miami.

El Gobierno cree que, con tasas de interés internacionales históricamente bajas, hay incentivos para que los argentinos que participen del blanqueo o que tengan dinero declarado en el exterior lo inviertan en activos del mercado local, que ofrecen tasas de rendimiento mucho más atractivas.

Para apuntalar esas inversiones, la CNV liberará las trabas para que los inversores puedan mover activos fácilmente entre sus cuentas en el extranjero y en el país.

Y habría, a su vez, incentivos para que el dinero financiero se vuelque tanto a la economía real como a activos financieros que estén relacionados con el desarrollo de proyectos productivos.

Aunque no formará parte de la ley, la CNV ya anticipó a los agentes del mercado que en la reglamentación se establecerán nuevos requisitos de capitales para todos los actores del mercado con la intención de ir adecuándolos poco a poco con los mejores estándares internacionales.

Fuente: Iprofesional

A %d blogueros les gusta esto: