La Corte Suprema avaló el tope del Gobierno a las tarifas del gas.

corte suprema (2)El tribunal evitó un fallo que frene la suba de hasta 400% en las facturas y le reconoció al Poder Ejecutivo la facultad de modificar cuadros tarifarios; igualmente le pidió un informe de impacto de la suba decidida.

Tan importante es lo que la Corte Suprema hace como lo que deja de hacer: ayer, el máximo tribunal pidió informes al Gobierno sobre la evolución de las tarifas, si evaluó su impacto en el ingreso de los trabajadores, cómo fijó el tope y cómo quedará fijado el cuadro tarifario final. Pero el alto tribunal también esquivó dictar un fallo que frenara el incremento del gas.

La resolución llevó tranquilidad tanto a la Casa Rosada como a la Corte. Por la tarde, Mauricio Macri recibió al titular del máximo tribunal, Ricardo Lorenzetti.

La resolución de la Corte se limitó a hacerle al Gobierno un pedido de informes, cuya respuesta demandará semanas. Reconoció, de paso, que pertenece al Gobierno -y no al Congreso- la facultad de modificar tarifas. También pasarán varios meses antes de que llegue a la Corte el recurso extraordinario que presentó la Procuración del Tesoro contra el fallo de la Cámara Federal de La Plata.

Así, la Corte esquivó ayer toda definición sobre algún per saltum y sobre las otras demandas que impulsa el Gobierno. Se equivocaron quienes pensaron que la Corte iba a frenar el aumento tarifario: cualquier fallo sobre tarifas nunca llegará antes de octubre, momento en el cual el Gobierno ya habrá convocado a audiencias públicas para volver a discutir una nueva escala tarifaria y la realidad habrá cambiado.

La decisión de avanzar por este carril intermedio comenzó a tejerse entre el Gobierno y la Corte la semana pasada y, tal como anticipó LA NACION en su edición del sábado, hubo numerosas conversaciones entre Lorenzetti, Macri y varios ministros del gabinete. Por eso terminó primando la idea de limitar la intervención de la Corte a formular un pedido de informes, idea que se impuso a la propuesta de aceptar un per saltum. El nuevo juez, Horacio Rosatti, jugó con flexibilidad un rol importante.

Fuente: La nación – http://bit.ly/29RknuC

A %d blogueros les gusta esto: