A fin de mes vencen las declaraciones impositivas para los empleados en relación de dependencia.

CalendarioFecha: 21-jun-2016

Cita: MJ-MJN-93313-AR

Por José L. Ceteri (*)

El 30 de junio vence el plazo para que los empleados y jubilados presenten las declaraciones juradas informativas de Ganancias y Bienes Personales. La obligación alcanza a los que tuvieron ingresos brutos, durante todo el año pasado, iguales o mayores a $ 200.000 para la declaración del «impuesto a la riqueza», e iguales o mayores de $ 300.000 para tener que presentar la declaración jurada de Ganancias. Estos importes fueron establecidos recientemente por la AFIP a través de la Resolución General 3839 , pero sin dudas quedaron cortos, ya que para determinar el monto anual de ingresos se tienen que considerar todos los rubros que componen la remuneración, incluyendo el aguinaldo y los conceptos no remunerativos. Incluso, la tarea tiene que ser cumplida por todos los empleados y jubilados que superaron los ingresos topes, aunque no hayan sufrido retenciones del Impuesto a las Ganancias durante todo el año 2015.

A pesar de que el proyecto de blanqueo prevea eximir de Bienes Personales a los contribuyentes cumplidores y de eliminarlo en el 2019, para todos los demás, los trabajadores y los jubilados deben seguir cumpliendo con estas presentaciones. Qué contribuyentes más cumplidores existen que los empleados y los jubilados que tienen que pagar el Impuesto a las Ganancias al estar sujetos, de forma cautiva, a las retenciones que les efectúan los empleadores o la ANSES. Por este motivo la AFIP debería eximir de esta tarea a la gran masa de trabajadores y jubilados, limitándola solo a los que perciben altos ingresos.

Qué se informa:

Para Bienes Personales tiene que utilizarse el programa unificado que se encuentra en la página web de la AFIP. Pero esa información no significa cumplir con una estadística, sino que es una liquidación impositiva; por ese motivo se precisa la ayuda de un contador. Se tienen que informar los bienes en el país y en el exterior, que se poseían al 31 de diciembre de 2015. Si de la liquidación surge un saldo a pagar, en realidad había que haberlo abonado en el mes de abril. Por eso, ahora debería ingresarse el capital adeudado más los intereses resarcitorios, del 3% mensual. Se encuentran gravados los inmuebles, los automóviles, los saldos en cuenta corriente, la tenencia de efectivo (en pesos o moneda extranjera), los planes de ahorro, más el 5% de bienes del hogar que se calcula sobre el importe de los bienes gravados. Se abona cuando el valor de los activos gravados supera $ 305.000, y se paga sobre todos los bienes. Están exentos los depósitos a plazo fijo, los títulos públicos (incluidas las Lebacs), los saldos en caja de ahorro. No se abona sobre las inversiones en fideicomisos de construcción y sobre las participaciones societarias, porque son las entidades que pagan como responsables sustitutos. Cada cónyuge tiene que declarar sus bienes propios, el marido tiene que declarar los bienes gananciales salvo que la esposa haya participado en la adquisición con el producido de su oficio o profesión. Los bienes cedidos en usufructo gratuito tienen que ser declarados por el cedente.

Proyecto de eliminación:

En el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo al Congreso se propone para los contribuyentes cumplidores la exención en el impuesto sobre los Bienes Personales por los períodos fiscales 2016, 2017 y 2018. El requisito es que hayan cumplido con sus obligaciones tributarias correspondientes a los dos ejercicios fiscales inmediatos anteriores. En otro punto, que abarca a todos los contribuyentes de Bienes Personales, se propone derogar el mínimo exento de $ 305.000, cambiándolo por un mínimo no imponible, que como sucedía hasta el año 2008 solo hacía tributar por el monto excedente. Asimismo, se determina que no estarán alcanzados por Bienes Personales los bienes gravados cuyo valor en su conjunto resulten: 1) para el año 2016, iguales o inferiores de $ 800.000; 2) para el 2017, iguales o inferiores de $ 950.000 y para el año 2018, iguales o inferiores de $ 1.050.000.

Impuesto a las Ganancias:

En cuanto al Impuesto a las Ganancias, los empleados y jubilados que superaron los ingresos tope, deben presentar la declaración jurada informativa que se confecciona «on line» desde la página web de la AFIP. El programa simplificado funciona ingresando a la opción denominada «Mis Aplicaciones» y hay que completar el Formulario 711. La tarea consiste en transcribir, en ese lugar, el Formulario 649 que fue entregado por el empleador. El problema en estos casos es que al registrar los datos, referidos a la liquidación de Ganancias del año 2015, pueden aparecer errores de cálculo cometidos por los agentes de retención. El año pasado existían 12 tablas de deducciones personales, dependiendo de dónde trabajaba el empleado y los rangos de ingresos que habían percibido durante el año 2013 (Decreto 1242 ). Ante la complejidad del encuadre, es muy probable que se hayan efectuado retenciones en defecto y en ese caso la diferencia debería ingresarse ahora más los intereses resarcitorios. En este caso, además el empleado debería inscribirse formalmente en el Impuesto a las Ganancias y confeccionar la declaración jurada utilizando el programa unificado. Por otro lado, aquellos que quieran recuperar saldos de percepciones, por dólar ahorro y por viajes, que no han sido reintegrados por los empleadores porque excedían el impuesto determinado por el 2015, podrían recuperarlas informándolas en las declaraciones juradas y luego destrabarlas compensando el saldo a favor contra Bienes Personales, en la medida que haya que abonar ese impuesto. Si no fuera así podría solicitarse la devolución del saldo ante la AFIP, con la debida paciencia.

———

(*) Contador Público Nacional, UBA. Periodista Económico, UBA. Docente universitario, UBA y UNLP. Autor de obras relacionadas con temas tributarios.

A %d blogueros les gusta esto: